Sábado, 18 de Agosto de 2018

Bienes en tres tipos: bienes del alma, bienes del cuerpo, bienes externos. Estilpón de Mégara.

Personas inteligentísimas consagraron su vida a la cuestión del sexo de los ángeles. Anónimo.

La verdad es difícil de tragar cuando te estás ahogando en tu orgullo. Anónimo.

Una de las partes más difíciles de la vida es decidir si alejarte o intentarlo un poco más. Anónimo.

Si te sientes solo cuando estás solo, entonces estás en mala compañía. Anónimo.

No es posible respetar a una persona sin conocerla. Erik Fromm.

Corremos el riesgo de que por no querer pisotear a los demás, demos la impresión de que se nos puede pisotear a nosotros. L. A. Séneca.

El significado original de respetar es mirar una cosa. John O. Stevens.

Ser profundamente querido por alguien te da fortaleza, y querer profundamente a alguien te da valor. Lao Tsé.

No llores, no te exaltes de indignación. Comprende. B. Spinoza.

Los primeros sentimientos y los segundos pensamientos es lo que hay de mejor en ambos géneros. Vizconde de Bonald.

A los hombres de pensamientos profundos, se les considera siempre en sus relaciones con los demás hombres como comediantes por verse obligados, para ser comprendidos, a simular superficialidad. Friedrich Nietzsche.

La razón puede advertirnos sobre lo que conviene evitar; solamente el corazón nos dice lo que es preciso hacer. Joseph Joubert.

Nuestros pensamientos más importantes son los que contradicen nuestros sentimientos. Puel Valery.

El momento de la muerte, como el final de una historia, cambia el significado de todo cuanto le antecede. Mary Catherine Bateson.

Problemas son aquellas circunstancias que ves cuando no tienes definido tu objetivo. Anónimo.

Todos los cambios, incluso los más deseados, acarrean cierta melancolía, porque lo que dejamos atrás es parte de nosotros mismos; Hay que morir en una vida antes de poder entrar en otra. Anatole France.

El hombre débil duda antes de tomar una decisión, el hombre fuerte duda una vez que la ha tomado. Karl Krauss.

Viajar de verdad es desparramarse, hacerse otro, cambiar de piel, en suma, una operación mental. Salvador Pániker.

Cuanto más se viaja, menos se sabe. Lao Tsé. 

El pasado ya ha pasado y el futuro aún no ha llegado. Sólo en el momento presente podemos disponer de nuestra vida. Dejemos atrás nuestros lamentos por el ayer; despojémonos de nuestra preocupación por el futuro y regresemos a nosotros mismos para acariciar el momento presente. Thich Nhat Hanh.

BUDA:

De ningún laberinto propio se sale con llave ajena.

Un sabio es aquel cuyo intestino funciona bien.

No hay incendio como la pasión: no hay ningún mal como el odio.

El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional.

Para enseñar a los demás, primero has de hacer tú algo muy duro: has de enderezarte a ti mismo.

 

Con mi cuerpo, mi palabra y mi espíritu en perfecta unidad, mi corazón acompaña el tañido de la campana. Que quienes la oigan despierten de su olvido y trasciendan toda angustia y todo pesar.

El que despierta debe hacerlo con la mente del principiante: nueva, vacía, curiosa e interesada.

No creas en algo simplemente porque ha sido transmitido por muchas generaciones. No creas en nada simplemente porque ha sido dicho y rumoreado por muchos. No creas en nada simplemente porque está escrito en las Sagradas Escrituras. No creas en nada meramente por la autoridad de maestros, mayores u hombres sabios. Cree solamente después de cuidadosa observación y análisis, cuando encuentres que concuerda con la razón y que conduce a lo bueno y al beneficio de uno y todos. Entonces acéptalo y vive según ello.

Pocos son entre los hombres los que llegan a la otra orilla; la mayor parte corren de arriba abajo en estas playas.

En verdad que vivimos felices si no odiamos a aquellos que nos odian, si entre hombres que nos odian habitamos libres de rencor

Como una bella flor, llena de colorido pero sin perfume, así es estéril la palabra hermosa del que no actúa conforme a ello. Como una bella flor, llena de colorido y con perfume, así es fecunda la palabra hermosa del que actúa conforme a ella.

Sabios son aquellos que dominan el cuerpo, la palabra y la mente. Ellos son los verdaderos Maestros.

El hombre que tiene miedo, busca refugio en los montes, en los bosques sagrados o en los templos. Sin embargo tales refugios no sirven, pues allí donde vaya, sus pasiones y sus sufrimientos lo acompañarán.

CARÁCTER:

El carácter es aquello que revela la finalidad moral, poniendo de manifiesto la clase de cosas que un hombre prefiere o evita. Aristóteles.

Un buen carácter favorece en el más alto grado que una cosa sea creída. Aristóteles.

El carácter de cada hombre es el árbitro de su fortuna. Publio Siro.

El carácter más elevado es aquel que está dispuesto a perdonar los errores morales de los demás como si él mismo fuera culpable de ellos cada día, y que tiene tanto cuidado de no cometer una falta como si nunca las perdonara. Plinio el Joven.

El hombre revela su carácter hasta en las cosas más simples. El necio no entra en una habitación ni la deja, ni se sienta, ni se levanta, ni guarda silencio, ni permanece de pie lo mismo que un hombre de buen sentido. La Bruyére.

No debemos quejarnos de los hombres por su rudeza, su ingratitud, su injusticia, su arrogancia, su amor a sí mismos o su olvido de los demás: están hechos así. Tal es su naturaleza. Irritarse contra ellos es como censurar a la piedra porque cae o al fuego porque quema. La Bruyére.

Hay algo en el carácter de cada hombre que no puede ser modificado: es el esqueleto de su carácter. Tratar de modificarlo es cómo tratar de enseñar a una oveja a tirar de un carro. C.C.Lichtenberg.

El hombre no revela mejor su propio carácter que cuando describe el carácter de otro. Juan Pablo Richter.

Lo que llamamos carácter es una fuerza reservada que actúa directamente por presencia y sin medios. Puede concebirse como una fuerza indemostrable cuyos impulsos guían al hombre, pero cuyos consejos no puede comunicar a otro. Emerson.

En las bagatelas y cuando está desprevenido es cuando el hombre pone mejor de manifiesto su carácter. Arthur Schopenhauer.

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.