Sábado, 12 de Mayo de 2018

El objetivo de la vida espiritual no son los estados alterados [estos son producidos por las conexiones mentales], sino los rasgos [estructuras mentales. Las estructuras producen conexiones y éstas estados] alterados. Huston Smith.

Si las puertas de la percepción se depurasen, todo aparecería a los hombres como realmente es: infinito. Pues el hombre se ha encerrado en sí mismo hasta ver todas las cosas a través de las estrechas rendijas de su caverna. W. Blake.

Bendito sea el hombre en cuya tumba se pueda escribir aquí no yace nadie. Coomaraswamy.

La mente ordinaria suspira por lo extraordinario, y eso es parte de lo ordinario; la mente común desea ser alguien en particular, eso es parte de lo ordinario. Puedes convertirte en un Alejandro, pero permanecerás ordinario- y entonces quién es alguien extraordinario?  Lo extraordinario comienza solo cuando tú dejas de suspirar por ello. Entonces el viaje ha empezado, una nueva semilla ha germinado. Chuang Tse.

En convites [celebraciones] no hay plática [diálogo] que llegue al cabo [que finalice. Hay muchas distracciones].  L. A. Séneca.

Al infeliz sóbranle y fáltanle pensamientos [tiene pensamientos de más negativos y de menos positivos].  L. A. Séneca.

Paciencia muchas veces ofendida trastorna el juicio [se pierde la paciencia].  L. A. Séneca.

Mejor sufre el mal quien siempre le teme.  L. A. Séneca.

El fin de un trabajo es principio de otro.  L. A. Séneca.

El máximo de poder es la iniciación de la decadencia. Lin Yutang.

Los destinos conducen al que los consiente, y obligan al que los rehúsa. Rabelais.

Avanza todo hacia su fin. Rabelais.

El que desee vencer, prepárese para la guerra de mucho tiempo.  L A. Séneca.

El bien hace bien a quien lo hace. Y nunca sabemos el bien que nos hacemos cuando hacemos el bien. Alejandro Ortega Gaisán.

Bob Marley:

  • Todos te harán sufrir, solo tienes que encontrar por quien vale la pena sufrir.

  • Si te hizo feliz, no cuenta como error.

  • No prometas cuando estés feliz, no respondas cuando estés enfadado y tampoco decidas cuando estés triste.

  • La curva más linda en una mujer es su sonrisa.

  • No guardes nada para una ocasión especial. Estar vivo es una ocasión especial.

Proverbios:

  • La dificultad de los tiempos es ley de la naturaleza.

  • Parte de inocencia es la ceguedad.

  • Pierde su gracia lo que muchas veces se mira.

  • Al que va de prisa se le hace grande un pequeño estorbo.

  • Toda arte es imitación de la naturaleza.

 ARISTÓTELES:

  • La esperanza es el sueño del hombre despierto.

  • De todas las variedades de virtud la generosidad es la más estimada.

  • El hombre tiene mil planes para sí mismo. El azar, sólo uno para cada uno.

  • Todo acto forzoso se vuelve desagradable.

  • La recompensa del mentiroso es no ser creído aun cuando diga la verdad.

  • Un amigo fiel es un alma en dos cuerpos.

  • El avaro es el que no gasta en lo que debe, ni lo que debe, ni cuando debe.

  • Decir uno de sí mismo menos bien de lo que puede y debe es necedad y no modestia; contentarse uno con menos de lo que vale es cobardía y pusilanimidad.

  • Los grandes conocimientos engendran las grandes dudas.

  • La belleza vale más que cualquier carta de recomendación.

  • Nuestro carácter es el resultado de nuestra conducta.

  • Las revoluciones no se hacen por menudencias, pero nacen por menudencias.

  • La única situación estable es aquella en que todos los hombres son iguales ante la ley.

  • En las democracias, las revoluciones son casi siempre obra de los demagogos.

  • Cometer una injusticia es peor que sufrirla.

  • Como la vista es al cuerpo, la razón es al espíritu.

  • El árbitro considera la equidad, el juez la ley.

  • En la poesía hay más verdad que en la historia.

  • ¡Todo lo que existe que no necesito!

  • El objeto de la guerra es la paz.

  • El hombre nada puede aprender, sino en virtud de lo que ya sabe.

  • No conviene hablar del pudor como de una virtud. Se parece más bien a una emoción que a una disposición adquirida. Se define, pues, como un miedo de dar de sí una mala opinión.

  • No todo término merece el nombre de fin, sino tan sólo el que es óptimo.

  • El rubor es un ornamento para las jóvenes y una desgracia para las viejas.

  • El olvido es señal de menosprecio, y por tanto causa enojo.

  • La historia cuenta lo que sucedió; la poesía lo que debió suceder.

  • La riqueza consiste mucho más en el disfrute que en la posesión.

  • La Naturaleza establece una transición tan gradual entre lo inanimado y lo animado que las fronteras que separan ambos reinos son indistintas y ambiguas.

  • El verdadero discípulo es el que supera al maestro.

  • Saber es recordar.

  • Lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama.

  • Lo mejor es salir de la vida como de una fiesta, ni sediento ni bebido.

  • Los avaros atesoran como si hubieran de vivir eternamente, y los pródigos disipan lo mismo que si fuesen a morirse.

  • El sabio no busca el placer, sólo busca la ausencia del dolor.

  • La ventaja que sacarás de la filosofía será hacer sin que te lo manden lo que otros harán por temor a las leyes.

  • La sabiduría es un adorno en la prosperidad y un refugio en la adversidad.

  • El ingenio es la insolencia educada.

  • Las ciencias tienen las raíces amargas, pero muy dulces los frutos.

  • El género humano tiene, para saber conducirse, el arte y el razonamiento.

  • En parte, el arte completa lo que la naturaleza no puede elaborar y, en parte, imita a la naturaleza.

  • La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas.

  • La amistad perfecta es la de los buenos y de aquellos que se asemejan por la virtud. Ellos se desean mutuamente el bien en el mismo sentido.

  • Si los ciudadanos practicasen entre sí la amistad, no tendrían necesidad de la justicia.

  • Se piensa que lo justo es lo igual, y así es; pero no para todos, sino para los iguales. Se piensa por el contrario que lo justo es lo desigual, y así es, pero no para todos, sino para los desiguales.

  • Sólo hay felicidad donde hay virtud y esfuerzo serio, pues la vida no es un juego.

  • Es ignorancia no saber distinguir entre lo que necesita demostración y lo que no la necesita.

  • El que posee las nociones más exactas sobre las causas de las cosas y es capaz de dar perfecta cuenta de ellas en su enseñanza, es más sabio que todos los demás en cualquier otra ciencia.

  • Fuera de la sociedad, el hombre es una bestia o un dios.

  • La virtud es una disposición voluntaria adquirida, que consiste en un término medio entre dos extremos malos, el uno por exceso y el otro por defecto.

  • La virtud resplandece en las desgracias.

  • Adquirir desde jóvenes tales o cuales hábitos no tiene poca importancia: tiene una importancia absoluta.

  • El instante es la continuidad del tiempo, pues une el tiempo pasado con el tiempo futuro.

  • Tiempo es la medida del movimiento entre dos instantes.

  • Es preciso preferir la soberanía de la ley a la de uno de los ciudadanos.

  • Nunca se alcanza la verdad total, ni nunca se está totalmente alejado de ella.

  • Platón es mi amigo, pero más amigo es la verdad.

  • Gracias a la memoria se da en los hombres lo que se llama experiencia.

  • Tres categorías del saber: A) Teoría: este saber está constituido por las ciencias cuyo conocimiento está basado en el saber por el saber: Matemáticas, Física y Metafísica. B) Praxis: esta categoría del saber, también llamado Saber Práctico, encaminado al logro de un saber para guiar la conducta hacia una acción propiamente humana en cuanto racional: lo forman la Ética, la Política, la Económica y la Retórica. C) Poiesis o saber creador, saber poético, basado en la transformación técnica [lo que hoy día se englobaría en la creación artística, artesanía y la producción de bienes materiales].

 LUCRECIO:

  • ¿Por qué no salir de esta vida como sale de un banquete el convidado harto?

  • Si los sentidos no son veraces [sienten de forma errática], toda nuestra razón [pensamiento] es falsa.

  • Lo que para unos es comida, para otros es amargo veneno.

  • El fin de la vida es la vida tranquila. La meta última es la serenidad.

  • El sabio debe subordinar los placeres de los sentidos al bienestar físico y mental.

  • Abandonados de los dioses, el hombre busca la salvación en sí mismo a través del amor, pero el amor siempre espera que el objeto que enciende la llama ardiente sea capaz al mismo tiempo de apagarla.

  • Nada que penetre en nosotros lo podemos disfrutar, son simulacros, vanas esperanzas…que se las lleva el viento.

  • En este mundo sin Dios, en el que el hombre está condenado a morir, no hay sitio para un soplo de esperanza.

  • La naturaleza consiste en dos substancias: átomo (cuerpo) y vacío.

  • No por ver a uno sufrir nos da placer y contento, sino porque es dulce considerar de qué males te eximes.

  • Ninguna noche siguió al día, ninguna aurora a la noche, que no oyera, mezclado con lloros de niños, el amargo llanto que escolta a la muerte y al negro funeral.

  • En momentos de crisis y peligro es cuando hay que juzgar a un hombre, y la adversidad nos da a conocer su carácter; pues entonces son sinceras las voces que brotan del fondo de su pecho; se arranca la máscara y queda la realidad. Cuando la necesidad nos arranca palabras sinceras, cae la máscara y aparece el hombre.

  • La codicia y la ciega ambición de honores…tales llagas de la vida en no pequeña parte son alimentadas por el temor a la muerte.

  • El desprecio infamante y la amarga pobreza… parecen como una demora ante el umbral de la muerte.

  • Si la vida te fue grata porque no te acoges de buen grado a un seguro reposo. Y si no  ¿por qué quieres añadirle todavía algo que ha de perecer a su vez malamente y marchitarse en vano?

  • El principio pensante está compuesto por átomos más sutiles que el cuerpo.

  • Angustiosa interrogación sobre el destino del hombre y el universo.

  • Cada uno busca huir de sí mismo, pero la mayoría de las veces es incapaz de escapar, se queda uno atado a pesar suyo a este yo al que se detesta.

  • Dios ha muerto o si existe se burla del hombre. No puede cambiar el curso de nuestra condición.

  • Estamos abandonados…sin que jamás haya una propuesta para el espíritu torturado, de consuelo divino.

  • ¿La muerte no es liberación de un mal infinito que es vivir?

  • Es dulce reconocer de qué males estás tú mismo libre.

  • Nada es más dulce que ocupar los seguros templos serenos, erigidos por la doctrina de los sabios, desde donde puedas hacer descender tu mirada y ver a los otros que vagan por todas partes y buscan errantes el camino de la vida, rivalizar en ingenio, contender en nobleza, trabajar noches y días con notable esfuerzo, elevarse a lo más alto del poder y adueñarse del gobierno.

  • ¿Es que no pueden ver que la naturaleza no pide a gritos otra cosa que el dolor se mantenga separado del cuerpo, y que apartada de preocupación y miedo pueda gozar en la mente de una grata sensación?

  • Ya que en nuestro cuerpo para nada son útiles los tesoros, ni la nobleza ni la gloria del poder, hemos de pensar que por lo demás, tampoco aprovechan en nada al alma.

  • Nada es para nosotros la muerte y nada en absoluto nos importa, puesto que la naturaleza del alma la tenemos por mortal.

  • El terror a las tinieblas del espíritu es necesario que lo disipe la contemplación de la naturaleza y la ciencia.

  • Principio fundamental: nada procede de la nada. Nada retorna a la nada.

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.