Miércoles, 5 de Septiembre de 2018

Deseos, apego, anhelos y expectativas; he aquí las raíces de nuestro sufrimiento.  Jorge Bucay.

Debemos renunciar a lo que ya no está, y que eso es madurar.  Jorge Bucay.

Soledad y sacrificio sin fin, esa es la vida del mago. Él sabe mucho de lacrimas mundi [lágrimas del mundo]. Película Excalibur.

Desconfío de los hombres callados. Aprovechan el peor momento para hablar y siempre dicen lo que no deben. Película El Halcón Maltés.

Las dos palabras más bonitas que te pueden decir no son Te quiero, sino Es benigno. Película Desmontando a Harry.

Una familia es como un archipiélago. Todos formamos parte del mismo grupo, pero estamos separados, solos y nos vamos alejando unos de otros lentamente. Película Los descendientes.

Piedad para los desgraciados e indulgencia para los afortunados. Película Los miserables.

El humano sometido a la necesidad extrema es conducido hasta el límite de sus recursos, y al infortunio para todos los que transitan por este camino. Victor Hugo.

No creo que haya una única persona; que tengamos una llama en el interior que nos defina; esto es lo que nos queda de la religión, del alma. Yo creo que somos una colección de actitudes, prejuicios, planes, deseos… y pretendemos aceptar que somos una unidad. John Banville.

A mis hijas, que tienen 19 y 26 años, les digo que no se preocupen de la muerte; porque es cierto que cuando eres joven temes a la muerte, pero ese miedo va desapareciendo a medida que vas creciendo. Tienes que vivir lo mejor que puedas, para así no tener miedo a la muerte. John Banville.

El amor agudiza nuestros sentidos y adormece nuestra percepción. Película Oneguin.

Los mejores momentos de la historia son cuando todo se colapsa, ya que significa que algo nuevo está a punto de suceder. Julian Barnes.

Todas las tragedias terminan con una muerte, todas las comedias con una boda. Lord Byron.

El secreto más profundo del hombree es su pasión por matar. Película Alta sociedad.

El sexo es el juego, el matrimonio la penalización. Repetimos la rutina cada fútil aniversario y todo sigue igual. Quedan 200 argumentos, 200 silencios, 200 cicatrices en lo más profundo. Película La huella.

El camino más corto para llegar al corazón de un hombre es la humillación, enseguida descubre su auténtico valor. Película La huella.

Sólo los ignorantes se ponen bien humillando a los demás; los seres de conocimiento se ponen bien ayudando a todos sus hermanos, respetando a toda la creación. Luis Espinoza –Chamalú.

Tenemos la obligación de hacer el milagro de descubrir el supremo arte de vivir. Luis Espinoza –Chamalú.

Si miras a tu alrededor y donde sea que mires encuentras belleza y enseñanza, has descubierto el sentido de la vida. Luis Espinoza –Chamalú.

La mejor manera de hacerlo mal es intentar obsesivamente hacerlo bien; es importante no aferrarse a los resultados pues ellos actúan de manera paralizante impidiendo que puedas disfrutar del trayecto.  Luis Espinoza –Chamalú.

La meta no está al final de tu camino, sino diluida en cada paso. Luis Espinoza –Chamalú.

Frank Kafka:

  • En tu lucha contra el resto del mundo, te aconsejo que te pongas del lado del resto del mundo.

  • La literatura es siempre una expedición a la verdad.

  • Toda revolución se evapora y deja atrás sólo el limo [sedimento] de una nueva burocracia.

  • A partir de cierto punto no hay retorno. Ese es el punto que hay que alcanzar.

  • Si el libro que leemos no nos despierta de un puñetazo en el cráneo, ¿para qué leerlo?… Un libro tiene que ser el hacha que rompa nuestra mar congelada.

  • Lo cotidiano en sí mismo es ya maravilloso. Yo no hago más que consignarlo.

  • La desgracia de Don Quijote no fue su fantasía, sino Sancho Panza.

  • No desesperes, ni siquiera por el hecho de que no desesperas. Cuando todo parece terminado, surgen nuevas fuerzas. Esto significa que vives.

  • Todo el conocimiento, la totalidad de preguntas y respuestas se encuentran en el perro.

  • El gesto de amargura del hombre es, con frecuencia, sólo el petrificado azoramiento de un niño.

  • Quien conserva la facultad de ver la belleza no envejece.

  • Simplemente, no sobrestimar lo que he escrito; de otro modo se me volvería inalcanzable lo que aún espero escribir.

  • El hueco que la obra genial ha producido a nuestro alrededor es un buen lugar para encender nuestra pequeña luz. De allí la inspiración que irradian los genios, la inspiración universal que no sólo nos impulsa a la imitación.

  • Una de las formas de seducción del mal más efectivas es la incitación a la lucha.

  • Como un camino en otoño: tan pronto como se barre, vuelve a cubrirse de hojas secas.

  • No dejes que el mal te confunda y creas que puedes tener secretos para él.

  • El verdadero enemigo te transmite un valor sin límites.

  • El dolor es el elemento positivo de este mundo, más bien el único vínculo entre este mundo y lo positivo en sí.

  • Los puntos de vista del arte y de la vida son distintos aún en el mismo artista.

  • El mal conoce el bien, pero el bien no conoce el mal.

  • Quien busca no halla, pero quien no busca es hallado.

Juan Benet:

  • Porque eso es la muerte: vivir ese instante dominado tan sólo por ese instante.

  • El tiempo sólo asoma en la desdicha y así la memoria sólo es el registro del dolor.

  • Me pregunto cómo es posible que persistamos en mantener tal abuso: en habilitar al tiempo como depositario de nuestra esperanza cuando es él quien se encarga de defraudarla.

  • El hundimiento de una creencia crea una nueva dimensión del sujeto, al obligarle a conducir su personalidad a lo largo de un eje situado fuera del plano de aquella.

  • El presente como punto de contacto entre la cosa y su imagen.

  • La calidad literaria es inversamente proporcional al número de lectores.

  • El error obliga a rehacer el camino y eso enseña muchas cosas. La duda, no.

  • Entre el error y la duda, opto siempre por el primero.

  • Vivir satisfecho de uno mismo ha de ser muy aburrido, por eso no hay mejor cosa que meterse en aventuras.

  • La filosofía es la ciencia que complica las cosas que todo el mundo sabe.

  • En la vida, como en ajedrez, las piezas mayores pueden volverse sobre sus pasos, pero los peones sólo tienen un sentido de avance.

Edmund Burke:

  • Las malas leyes son la peor especie de tiranía.

  • Agradar cuando se recaudan impuestos y ser sabio cuando se ama son virtudes que no han sido concedidas a los hombres.

  • Nunca puedes planear el futuro a través del pasado.

  • El que lucha contra nosotros nos refuerza los nervios y perfecciona nuestra habilidad.

  • El hombre según su condición no es más que un animal religioso

  • Las leyes, como las casas, se apoyan unas en otras.

  • Las gentes que nunca se preocupan por sus antepasados jamás mirarán hacia la posteridad.

  • La superstición es la religión de los espíritus débiles.

  • Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud.

  • Antes de felicitarnos por dar libertad a las gentes debemos preguntarnos qué harán con ella.

  • El miedo atento y previsor es madre de la seguridad.

  • De la misma forma que la riqueza es poder, todo poder atrae infaliblemente hacia sí la riqueza por uno u otro medio.

  • El pueblo no renuncia nunca a sus libertades sino bajo el engaño de una ilusión.

  • La libertad abstracta, al igual que otras simples abstracciones, no puede ser encontrada.

  • Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada.

  • La tiranía de una multitud es una tiranía multiplicada.

Charles Baudelaire:

  • Todo hombre que no acepta las condiciones de la vida, vende su alma.

  • El más irreprochable de los vicios es hacer el mal por necedad.

  • La vida es un hospital donde cada enfermo está poseído por el deseo de cambiar de cama.

  • La fatalidad posee una cierta elasticidad que se suele llamar libertad humana.

  • El amor es un crimen que no puede realizarse sin cómplice.

  • Para conocer la dicha hay que tener el valor de tragársela.

  • El amor puro es un sol cuya intensidad absorbe todas las demás tareas.

  • No hay más que dos medios para librarse de la pesadilla del paso implacable del tiempo: el placer y el trabajo. El placer agota y el trabajo fortifica.

  • Espantoso juego del amor, en el cual es preciso que uno de ambos jugadores pierda el gobierno de sí mismo.

  • La música excava el cielo.

  • No despreciéis la sensibilidad de nadie. La sensibilidad de cada cual es su genio.

  • La irregularidad, es decir, lo inesperado, la sorpresa o el estupor son elementos esenciales y característicos de la belleza.

  • Para no ser los esclavos martirizados del Tiempo, embriagaos, ¡embriagaos sin cesar! Con vino, poesía o virtud, a vuestra guisa.

  • Las naciones son como ciertas familias; sólo a pesar suyo tienen grandes hombres.

  • Para trabajar basta estar convencido de una cosa: de que trabajar es menos aburrido que divertirse.

  • En un acto social, cada uno disfruta de los demás.

  • Jamás es excusable ser malvado, pero hay cierto mérito en saber que uno lo es.

  • Habría que añadir dos derechos a la lista de derechos del hombre: el derecho al desorden y el derecho a marcharse.

  • ¿En qué puede perjudicarle a una mujer su necedad?

  • Todo el universo visible es un vivero de imágenes y símbolos a los que la imaginación da un puesto y un valor relativos.

  • La inspiración es el trabajo.

  • El odio es un borracho al fondo de una taberna, que constantemente renueva su sed con la bebida.

  • Dios es el único ser que para reinar no tuvo ni siquiera necesidad de existir.

  • Una gran sonrisa es un bello rostro de gigante.

  • Lo que hay de embriagador en el mal gusto es el placer aristocrático de desagradar.

  • Consentir que nos condecoren es reconocer al Estado o al príncipe el derecho de juzgarnos, ilustrarnos, etc.

  • El gusto de la concentración productora debe reemplazar, en un hombre ya maduro, al gusto de la desperdigación.

Honoré de Balzac:

  • La pasión constituye todo lo humano. Sin ella, la religión, la historia, la novela, el arte serían inútiles.

  • En estas grandes crisis, el corazón se rompe o se curte.

  • A todos los auténticos grandes hombres les gusta dejarse tiranizar por un ser débil.

  • Lo que hace indisoluble a las amistades y dobla su encanto, es un sentimiento que le falta al amor, la certeza.

  • El amor verdadero, como es sabido, es implacable.

  • En todos sitios, antes de juzgar a un hombre, la gente escucha lo que de él piensa su mujer.

  • Los hombres superiores son los únicos que saben amar.

  • El amor no es sólo un sentimiento. Es también un arte.

  • El amor es la poesía de los sentidos.

  • La mujer se burla de los hombres como quiere, cuando quiere y mientras quiere.

  • Si el amor es la primera entre las pasiones es porque halaga a todas las demás.

  • El que puede gobernar a una mujer, puede gobernar una nación.

  • El matrimonio debe combatir sin tregua un monstruo que todo lo devora: la costumbre.

  • El matrimonio es un combate a ultranza, antes del cual los esposos piden la bendición de Dios, porque amarse para siempre es la más temeraria de las empresas.

  • El matrimonio une de por vida a dos seres que no se conocen.

  • El amor es un poema enteramente personal.

  • El instinto de la mujer equivale a la sagacidad de los grandes hombres.

  • El amor es la eterna historia del juguete que los hombres creen recibir y del tesoro que las mujeres creen dar.

  • El amor crea en la mujer, una mujer nueva; la de la víspera ya no existe al día siguiente.

  • No se es amigo de una mujer cuando se puede ser su amante.

  • Es necesario ser casi un genio para ser un buen marido.

  • Una mujer virtuosa tiene en el corazón una fibra de menos o una de más que las otras mujeres: o es estúpida o es sublime.

  • Estar celoso es el súmmum del egoísmo, es el amor propio en defecto, es la irritación de una falsa vanidad.

  • La mujer es la reina del mundo y la esclava de un deseo.

  • Todo poder es una conspiración permanente.

  • No existe el hombre que haya podido descubrir el medio de dar un consejo de amigo a una mujer, ni siquiera a la suya.

  • Los que no tienen hijos ignoran muchos placeres, pero también se evitan muchos dolores.

Décimo Junio Juvenal:

  • Toda ganancia gusta y complace, sea cual sea su origen.

  • Es locura manifiesta vivir precariamente para poder morir rico.

  • Las bromas son como la sal: se deben usar con gran precaución.

  • El hombre feliz es más raro que un cuervo blanco.

  • Nunca la naturaleza dice una cosa y la sabiduría otra.

  • Todos quieren poseer conocimientos; pero pocos están dispuestos a pagar su precio.

  • La censura perdona a los cuervos y se ensaña con las palomas.

  • Nadie se hizo perverso súbitamente.

  • El niño es acreedor al máximo respeto.

  • El primer castigo del culpable es que jamás será absuelto por su conciencia.

  • Los hombres con los mismos vicios se sostienen mutuamente.

  • ¿Quién guardará a los guardianes?

  • Este es el castigo más importante del culpable; nunca ser absuelto en el tribunal de su propia conciencia.

  • Haz de manera que seas tú admirado y no lo que te pertenece.

  • Confiar en todos es insensato; pero no confiar en nadie es neurótica torpeza.

  • El dinero se llora con un pesar más profundo que a los amigos o a los parientes.

Pío Baroja: 

  • La historia es una rama de la literatura.

  • Dejemos las conclusiones para los imbéciles.

  • Al oírle se sospechaba si se trataría de un hombre de genio. Al ver su obra se comprendía que no era más que un descontento sencillo.

  • A una colectividad se le engaña siempre mejor que a un hombre.

  • El escritor que con menos palabras pueda dar una sensación exacta es el mejor.

  • Lo que se llama erudición y lo que se llama estilo, generalmente no es más que pedantería y amaneramiento.

  • El hombre poetiza todo lo lejano.

  • Las mujeres parecen primero ángeles, luego supone uno si serán demonios, y poco a poco empieza uno a comprender, que son hembras, como las yeguas, como las vacas….

  • Siempre es simpático el que triunfa.

  • Somos grandes constructores de ilusiones, hasta que hacemos lo posible para derruirlas.

  • Las acciones más trascendentales de nuestra vida las ejecutamos en plena inconsciencia, casi como sonámbulos.

  • Sólo los tontos tienen muchas amistades. El mayor número de amigos marca el grado máximo en el dinamómetro de la estupidez.

  • España no ha tenido esas minorías selectas de cultura media de los países centroeuropeos. España nunca ha sido foco sino periferia. Algunos hombres extraordinarios, y luego, plebe.

  • Triste país en donde todos los hombres son graves y todas las mujeres displicentes, en donde en la mirada de un hombre que pasa vemos la mirada de un enemigo.

  • Cuando se hace uno viejo le gusta más releer que leer.

  • Es que la verdad no se puede exagerar. En la verdad no puede haber matices. En la semi-verdad o en la mentira, muchos.

  • Son los inocentes y no los sabios los que resuelven las cuestiones difíciles.

  • Así como la desgracia hace discurrir más, la felicidad quita todo deseo de análisis; por eso es doblemente deseable.

  • El hombre: un milímetro por encima del mono cuando no un centímetro por debajo del cerdo.

  • La burocracia en los países latinos parece que se ha establecido para vejar al público.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.