Miércoles, 31 de Enero de 2018

Al hombre justo y tenaz de propósitos, no conseguirán hacerle desistir de su firme pensamiento ni el ciego furor de ciudadanos violentos, ni el fiero rostro del amenazador tirano.  Horacio.

Tu mejor profesor es tu último error. Ralph Nader.

Cuando pierdes, no pierdes la lección. Anónimo.

Si no es bueno, déjalo morir; si no muere, haz que sea bueno. Ajahn Chah.

Virtud, concentración y sabiduría, juntos forman el corazón de la práctica budista. Ajahn Chah.

Los 3 enemigos del guerrero interior: la autocompasión, la desatención y la impaciencia. José María Doria.

Jamás busco el agradar con mis palabras, siempre tengo presente lo bueno y no lo grato. Platón.

El sentimiento más profundo se revela siempre en el silencio.  Marianne Moore.

La palabra (…) es una lámina que alarga siempre los sentimientos. Gustave Flaubert.

La emoción es siempre nueva y la palabra sirve desde siempre; de aquí procede la imposibilidad de expresar la emoción. Victor Hugo.

La mente crea el puente pero es el corazón el que lo cruza. Nissargadatta. 

COMUNICACIÓN:

En el mundo de la sensatez, donde se confía la autoridad a la sabiduría y al amor, ciertas palabras cambian de sentido (autoridad, disciplina, credo…). Paul Medow.

Si procuras dar siempre a las palabras la importancia que tienen, ganarás en sabiduría a medida que aumentes en años. Platón.

Hermoso y bueno es quien bien habla. Platón.

Busco todos los sentidos de las palabras y luego las relaciones que las unen (sobre todo cuando hablo con un hombre diestro y sabio). Platón.

Vana es la palabra de aquel filósofo que no remedia ninguna dolencia humana. Epicuro.

Había que rebajar, pensaba él, los discursos exagerados que ocultan afectos mediocres; como si la plenitud del alma no se desbordara a veces por las metáforas más vacías, puesto que nadie puede jamás dar la exacta medida de sus necesidades ni de sus conceptos, ni dolores, y la palabra humana es como un caldero cascado en el que tocamos melodías para hacer bailar a los osos, cuando quisiéramos conmover a las estrellas. Gustave Flaubert. 

Toda vida tiende hacia el lenguaje. H. Hesse.

Tanto en terapia individual como familiar, tenemos la formación de un sistema terapéutico donde el objetivo principal consiste en promover el cambio modificando una relación que genera sufrimiento. El  diálogo constituye el medio por el que se consigue tal cambio. Mario Cusinato.

Si el pensamiento corrompe el lenguaje, también éste puede corromper el pensamiento. George Orwell.

Jamás escuchamos de verdad lo que otra persona está diciendo. Siempre traducimos lo que dicen los demás [requisito es de escuchar el no pensar]. J. Krishnamurti.

Ser generoso, por lo que a comunicabilidad se refiere, incita a hacer disfrutar a los demás de lo que se tiene y conduce por tanto a compartir su sabiduría, sus ideas, sus informaciones.  Ser modesto es admitir que se puede recibir algo de los demás, lo que favorece la escucha de los demás e induce una actitud positiva con respecto a sus ideas.   Ser generoso y modesto son dos cualidades que se multiplican para facilitar la comunicación y el intercambio. Pierre Lebel. 

Thomas Bernhard:

  • Hablar con jóvenes no conduce a nada… quien sostiene lo contrario es un hipócrita, porque los jóvenes no dicen nada a las personas bastante viejas y viejas.

  • Los jóvenes no tienen nada que decir a los viejos, los viejos sí, pero los jóvenes no comprenden lo que los viejos les dicen, porque no pueden comprenderlo en absoluto.

Película La esclava libre:

  • Lamento haberte puesto en una situación violenta.

  • No es momento oportuno para hacer reproches.

SÉNECA: 

  • Aunque amor sea virtud, algunas veces perjudica.

  • Los demasiados frutos no llegan a madurar.

  • Sé útil primero a los demás, si quieres ser útil a ti mismo.

  • La sencillez y claridad distinguen el lenguaje del hombre de bien.

  • Muy pocos aciertan antes de errar.

  • Espera que te hagan a ti lo que tú haces a otro.

  • Amor por nuestra voluntad se toma, mas no por voluntad nuestra se deja.

  • Debe amarse al padre si es bueno, y sufrirle si malo.

  • Tuyo haces el vicio que a tu amigo disimulas.

  • El que disputa con un beodo, disputa con un hombre ausente.

  • La mala nueva luego se cree.

  • Buena es la mujer cuando abiertamente es mala.

  • El avaro nunca hace cosa acertada sino cuando muere.

  • La edad se descubre más cuando se disimula con arte.

  • Útil es al joven amar, e indecoroso al viejo.

  • La llaga de amor, quien la sana, la hace.

  • El que súbito se determina, súbito se arrepiente.

  • Muchas veces es valor el conservar la vida.

  • La ambición por la honra nunca mira obstáculos.

  • Las injurias y los beneficios penden de la voluntad.

  • Recibe beneficio el que lo hace al que lo merece.

  • Con buena suerte hemos nacido si no la malogramos.

  • El beneficio que a todos se hace, a ninguno se hace.

  • Siempre el esperar, aunque sea el bien, da cuidado.

  • Feliz quien desprecia la fortuna.

  • Desdichado es el que por tal se tiene.

  • La inconstancia acorta los días de nuestra vida.

  • Las buenas costumbres se conforman unas con otras, y por eso duran.

  • Doble valor tendrá el beneficio que otorgues sin que te lo hayan pedido.

  • Vende su propia voluntad el que recibe ajeno beneficio.

 VALOR:

Para Dios es más fácil entrar en un alma hundida en los vicios que en un alma atrincherada detrás de sus propias virtudes y méritos. Julien Green.

Nuestro valor se pone a prueba cuando pertenecemos a una minoría y nuestra tolerancia cuando formamos parte de la mayoría. R. Sockman.

Después de treinta años se ve de verdad lo que se vale, porque se lucha con los más jóvenes. Antes de los treinta se batalla con viejos y la empresa es más cómoda. Giovanni Papini.

El hombre valeroso que lucha como un bravo obtiene siempre, aunque sólo sea de tarde en tarde, algún pequeño triunfo, y ya es bastante para alentarle a proseguir. Thomas Carlyle.

Nunca desprecies lo que parece insignificante, pues no hay ser tan débil que no pueda alcanzarte. Esopo.

El temor a hacer bajezas e indignidades es valor, y es valor también saberlas sufrir cuando se nos hacen a nosotros. Ben Jonson.

A veces tenemos que perder las cosas para entender la importancia que tienen. Susana Tamaro.

A dónde podrá ir el que hasta aquí llegó, si más allá sólo fueron los muertos. Thomas Jefferson.

Estas tres señales distinguen al hombre superior; la virtud, que lo libra de la ansiedad; la sabiduría, que lo libra de la duda; y el valor, que lo libra del miedo. Confucio.

El valiente sabe batirse; el prudente defenderse, el sabio asesorar. No se desperdicia el talento de nadie. Príncipe Li Ch’uan.

Es curioso observar cómo casi todos los hombres que valen mucho son de maneras sencillas y que casi siempre las maneras sencillas son tomadas por indicio de poco valor. Anónimo.

¿En qué crees? En que el peso de todas las cosas tiene que ser establecido de nuevo… ¿Qué dice tu conciencia? Llega a ser el que eres… ¿Dónde residen tus mayores peligros? En la compasión… ¿Qué amas en los demás? Mis esperanzas… ¿A quién llamas malvado? A quién siempre pretende la vergüenza ajena… ¿Qué es para ti lo más humano? Ahorrarle a alguien la vergüenza… ¿Cuál es el signo de la libertad alcanzada? No avergonzarse nunca más ante uno mismo…  Friedrich Nietzsche.

El ignorante tiene valor; el sabio miedo. Alberto Moravia.

Contra los valores afectivos no valen razones, porque las razones no son más que razones, es decir, ni siquiera verdad. Miguel de Unamuno.

La amistad no tiene valor de supervivencia, sino más bien es una de las cosas que da valor a la supervivencia. Clive Staples Lewis.

Todo lo que es duradero es lento de crear. Louis de Bonald.

Proverbios:

  • Los cementerios están llenos de valientes.

  • Lo que cada uno vale, a la cara le sale.

  • Las calamidades son la piedra de toque de un hombre valeroso.

  • La balanza no distingue el oro del plomo.

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.