Miércoles, 27 de Junio de 2018

 La sabiduría es la hija de la experiencia. Leonardo Da Vinci.

La duda suele ser el principio de la sabiduría. M. Scott Peck.

Sorprendernos por algo es el primer paso de la mente hacia el descubrimiento. Louis Pasteur.

El conocimiento se adquiere por medio del estudio; la sabiduría, por medio de la observación. Marilyn vos Savant.

El saber no se obtiene por azar. Hay que buscarlo con afán y alimentarlo con diligencia. Abigail Adams.

Aquel que duda y no investiga, se torna no solo infeliz, si no también injusto. Blas Pascal.

Sabio no es el que da las respuestas correctas: es el que hace las preguntas correctas. Claude Lévi-Strauss.

La verdadera ciencia enseña, por encima de todo, a dudar y a ser ignorante. Miguel de Unamuno.

La sabiduría nos llega, cuando ya no nos sirve para nada. Gabriel García Márquez.

Por los defectos de los demás el sabio corrige los propios. Publio Siro.

Un hombre de genio no se equivoca. Sus errores son los umbrales del descubrimiento. James Joyce.

En el campo de la observación, la oportunidad sólo favorece a la mente preparada. Louis Pasteur.

Reconoce tus errores antes de que otros los exageren.  Andrew Mason.

Quien piensa a lo grande tiene que equivocarse a lo grande. Martín Heidegger.

Muchas personas creen al haber superado un error, que ya no necesitan volver a enmendarlo. Marie Von Ebner-Eschenbach.

 DINERO:

  • El hombre es rico en proporción a las cosas que puede desechar. Henry D. Thoureau.

  • Cuando se trata de dinero todos son de la misma religión. Voltaire.

  • Pronto supo los medios que había para tener dinero: uno, robar, no muy fácil, peligroso y sucio; otro, trabajar, limpio, pero difícil y premioso; otro, el mejor, que es mitad y mitad, los negocios. J. Benavente.

  • Los elogios de la gente ignorante perjudican más que honran. F. Pananti.

  • ¡Bienaventurado aquel que ha encontrado su trabajo! T. Carlyle.

  • No hay dinero más lícito que el que se gana proporcionando a los hombres un engaño que maraville y a nadie dañe y haga pensar. Pérez de Ayala.

  • El mundo es un teatro, pero el reparto de la obra es malo. Oscar Wilde.

  • Si reclamas el dinero prestado, tendrás que de un amigo, tu bondad, te hizo un enemigo. Plauto.

  • No contemos el dinero ganado; ya hemos perdido bastante tiempo ganándolo. Bernard Shaw.

  • Hay que despreciar los bienes ajenos, menos cuando se tiene alguna probabilidad de hacerse con ellos. Noel Clarasó.

  • Si los que defienden hoy su dinero son, digámoslo así, cosmopolitas y pueden parecer traidores a su patria en ocasiones, es porque el dinero es el gran ideal de los tiempos modernos, como en otros el ideal religioso, y los ideales están por encima de la patria y se extienden a toda la humanidad; el ideal no reconoce fronteras. J. Benavente.

  • Bienaventurado el que tiene talento y dinero, porque empleará bien este último. Menandro.

  • Nadie puede sospechar cuántas idioteces políticas se han evitado gracias a la falta de dinero. Talleyrand.

  • En la vida, si quieres conseguir la parte del león debes llevar puesta la piel del zorro. Oscar Wilde.

  • Sólo los ricos pueden despreciar honradamente el dinero; y sólo los pobres pueden despreciar honradamente a los ricos. Noel Clarasó.

  • Si alguna vez ven saltar por la ventana a un banquero suizo, salte detrás. Seguro que hay algo que ganar. Voltaire.

  • Sólo hay dos cosas que llenen: la vida y el dinero. El dinero es un substitutivo de la vida.  Las preocupaciones y las luchas son para ganar dinero.  Aunque sea difícil ganar dinero, es mucho más difícil vivir.  Y, por lo mismo, hemos llegado adonde estamos. La vida ha sido sustituida por la lucha por el dinero. D. H. Lawrence.

  • Muchas veces compramos el dinero demasiado caro. W. M. Thackeray.

  • El dinero es como una especie de instinto. Ganar dinero es, en algunos hombres, como un don natural. El que tiene el don lo gana de cualquier manera. Todo es empezar.  Pero una vez empezada la cosa ya va sola.  Hay que entrar en la danza. Desde fuera sólo se puede mirar.  Para entrar hay que luchar, batirse, hacerse daño y hacerlo. Pero una vez dentro ya nada nos privará de ir ganando dinero. D. H Lawrence.

  • Si queréis discursos, demandádselo a los hombres; si son actos, a las mujeres. Margaret Thatcher.

  • Soy el intervalo entre lo que deseo ser y los demás me han hecho. Fernando Pessoa.

  • La gente occidental siempre está hablando de los derechos humanos, pero cuando la recesión les golpea, no dudan en reducir su mano de obra. Por el contrario, nosotros creemos que si tienes una familia, no puedes eliminar a ninguno de sus miembros sólo porque desciendan los beneficios. Akio Morita.

  • Me hice abogado, que es la carrera de los ricos tontos y de los pobres listos. Armando Palacio Valdés.

  • Las leyes se han hecho para que los poderosos no lo puedan todo. Ovidio.

  • Con el puño cerrado no se pueden intercambiar un apretón de manos. Indira Ghandi.

  • El gobierno menos malo es aquel que hace menos ostentación, que se hace sentir menos y que resulta menos caro. A. De Vigny.

  • Una de las primeras virtudes sociales es tolerar en los demás lo que uno debe prohibirse a sí mismo. C. Duclos.

  • El gozne que rechina es el que consigue el aceite. Malcolm X.

  • Nuestra envidia dura siempre más que la dicha de aquellos que envidiamos. François Alexandre.

  • La política es un acto de equilibrio entre la gente que quiere entrar y aquellos que no quieren salir. J. B. Bossuet.

  • Donde acaba la biología comienza la religión. G. K. Chesterton.

  • Sólo una persona mediocre está siempre en su mejor momento. Somerset Maugham.

  • Sólo el que vive en la opulencia reniega de ella. Ludwig Marcuse.

  • Dadme lujos y podéis quedaros con lo necesario. Oscar Wilde.

  • Damos especial valor a la posición de una virtud tan sólo cuando hemos notado su ausencia en nuestro adversario. F. Nietzsche.

  • En este mundo sólo hay dos tragedias. Una consiste en no tener lo que se desea y otra, en conseguirlo. Oscar Wilde.

  • Pueden amar los pobres, los locos y hasta los falsos, pero no los hombres ocupados. John Donne.

  • La primera regla del líder es reservarse para las grandes decisiones. No permitas que tu mente se pierda en trivialidades. Richard Nixon.

  • Quien no se atreve a fiarse del entendimiento intenta hacerlo sospechoso. F. Nietzsche.

  • Al contrario de lo que se piensa, los tipos verdaderamente simpáticos son muy a menudo los primeros en fracasar o en quedarse muy cerca del fracaso. Malcom Forbes.

  • Nosotros los japoneses planeamos y desarrollamos nuestras estrategias comerciales con diez años de antelación, mientras que en Norteamérica sólo parece interesarle los beneficios de los próximos diez minutos. Akio Morita.

  • Nunca he odiado tanto a un hombre como para devolverle sus brillantes. Zsa Zsa Gabor.

  • Allí donde domina el derecho a la propiedad, donde todo se mide con dinero, no puede hablarse de equidad y bienestar social. Santo Tomás Moro.

  • Hay dos ocasiones en que el hombre no debería jugar: cuando no tiene dinero para ello y cuando lo tiene. Marx Twain.

  • La indignación moral es la especie más pérfida de venganza. F. Nietzsche.

  • La innovación procede de la destrucción creativa. Yoshihisa Tabuchi.

  • Los bolsillos de los gobernantes deben ser de cristal. E. Tierno Galván.

  • ¡Ay de los pueblos gobernados por un Poder que ha de pensar en la conservación propia! Jaime Balmes.

  • El éxito es sólo la mitad de bonito cuando no hay nadie que nos envidie. Norman Mailer.

  • Tanto se pierde por una carta de más como por una carta de menos. Cervantes.

  • El lujo es una necesidad que empieza cuando termina la necesidad. Coco Chanel.

  • Nos resulta más fácil perdonar a nuestro enemigo que a nuestro amigo. F. Nietzsche.

AMOR:

  • El amor nace del recuerdo, vive de la inteligencia y muere por olvido. R. Llull.

  • La poesía es el sentimiento que le sobra al corazón y te sale por la mano. Carmen Conde.

  • La belleza es la llave de los corazones. La coquetería es la ganzúa. André Mason.

  • La belleza es ese misterio hermoso que no descifran ni la psicología ni la retórica. J. L. Borges.

  • Ningún pensamiento verdadero, ninguna resolución pura, ningún acto de amor ha existido en vano. Anónimo.

  • En ciertas cosas vale más ser engañado que desconfiar. Séneca.

  • La alegría se encuentra en el fondo de todas las cosas; pero a cada uno le corresponde extraerla. Marco Aurelio.

  • La felicidad consiste principalmente en resignarse a su suerte, en querer ser lo que se es. Erasmo de Roterdam.

  • Todo lo que la tierra da y todo lo que se llama felicidad, sólo es un juguete de la suerte; lo que nosotros somos, eso solo nos pertenece. J. C. Lavater.

  • Tómate tiempo en escoger un amigo, pero sé más lento aún en cambiarlo. B. Franklin.

  • Hay en los celos más amor propio que amor. La Rochefoucauld.

  • Nada hay tan bello como lo verdadero. N. Boileau.

  • En los diccionarios felicidad es un sustantivo, en el libro de la vida la felicidad es un verbo que conjuga el pasado con el recuerdo, el futuro con la esperanza, pero carece de presente. León Gatayes.

  • La ternura es el descanso de la pasión. J. Joubert.

  • La felicidad y la desgracia acuden ordinariamente a los seres que ya son felices y desgraciados. La Rochefoucauld.

  • La vida nos enseña que sólo somos felices a costa de alguna ignorancia. A. France.

  • Los días felices no son nunca días perdidos. P. Geraldy.

  • Cuando esperamos, los segundos son años, cuando recordamos, los años son segundos. P. Bourget.

  • El pecado es más fecundo que la virtud. La virtud es punto de llegada y no camino a recorrer, y llegar es parar. Teixeira de Pascoâes.

  • Tejer una corona es más fácil que hallar la cabeza que pueda usarla. Goethe.

  • La complacencia nos proporciona amigos; la verdad, enemigos. Terencio.

  • Donde cae una semilla de placer, brotan mil gérmenes de dolor. Schiller.

  • Un hombre enamorado está incompleto hasta que se casa. Entonces está acabado. Zsa Zsa Gabor.

  • Siempre resulta desagradable hablar de amor con una mujer a la que no se ama. Y, si la ama, ¿para qué hablar? Hablar de amor siempre es una tontería, sobre todo entre un hombre y una mujer. León Daudi.

  • Pelearse es uno de los mejores ejercicios de la convivencia matrimonial. Elizabeth Taylor.

  • Un amigo mío es otro yo. Zenón.

  • Dicen que los matrimonios se hacen en el cielo. Como los truenos y los relámpagos. Clint Eastwood.

  • Cuando soy buena, soy buena; cuando soy mala soy mucho mejor. Mae West.

  • Las mujeres están hechas para ser amadas; no para ser comprendidas. Oscar Wilde.

  • Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas, perdonarás con amor. Si tienes el amor arraigado en ti, ninguna otra cosa sino amor serán tus frutos. Agustín de Hipona.

  • El hombre tiene corazón, aunque no siga sus dictados. Ernest Hemingway.

  • Cada mortal ama en esta vida, no lo que quiere, sino lo que puede. Gregorio Marañón.

  • El amor es sublime y miserable, heroico y estúpido, pero nunca justo. No se encuentra la justicia en el amor, sino en la amistad. F. Alberoni.

  • Llegará un día en que nuestros recuerdos serán nuestra única riqueza. P. Geraldy.

  • Cuando desinteresadamente quieras procurar la felicidad de los demás, trata primero de convencerlos de que obras por propio interés; sin esta condición, desconfiarán de ti. A. Guignon.

  • Cada virtud sólo necesita un hombre, pero la amistad necesita dos. Montaigne.

  • Vivir para otros no es sólo ley del deber, sino también ley de la felicidad. Auguste Comte.

  • El amor es la poesía de los sentidos. H. de Balzac.

  • Con caridad, el pobre es rico; sin caridad, cualquier rico es pobre. Agustín de Hipona.

  • La ausencia disminuye las pasiones pequeñas y aumenta las grandes, lo mismo que el viento apaga las bujías y aviva las hogueras. La Rochefoucauld.

  • No hay mejor bolsa que la caridad. Cervantes.

  • El medio más seguro de hacernos agradables la vida es hacérsela feliz a los demás. A. Graf.

  • El secreto de la dicha en el amor consiste menos en ser ciego que en cerrar los ojos cuando hace falta. Simone Signoret.

  • Tres hombres y una mujer están atrapados en una casa. Si no podéis enviar ayuda, enviad dos mujeres. Groucho Marx.

  • El amor sin admiración es sólo amistad. George Sand.

  • Amamos a partir de una sonrisa, una mirada, un hombro. Con esto basta; entonces, en las largas horas de esperanza o de tristeza, fabricamos una persona, componemos un carácter. Marcel Proust.

  • El amor es una bellísima flor, pero hay que tener el coraje de ir a recogerla al borde de un precipicio. Stendhal.

  • El amor mueve el sol y las demás estrellas. Dante Alighieri.

  • El amor es algo así como el fuego; suelen ver antes el humo los que están fuera que las llamas los que están dentro. J. Benavente.

  • El primer suspiro del amor es el último de la prudencia. A. Bret.

  • El amor hallará su camino, aunque sea a través de senderos por donde ni los lobos se aventurarían a seguir su presa. Lord Byron.

  • El corazón es esencialmente lo que no dura. Y nosotros sentimos la necesidad de dar al amor un sentido absoluto, siendo como es el sentimiento más relativo. F. Mauriac.

  • Ser esclavo de quien se ama, es tener por prisión el Paraíso. R. de Campoamor.

  • Puede haber amor sin celos, pero no sin temores. Cervantes.

  • Terrible desgracia es no ser amado cuando se ama; pero mucho más terrible es ser amado apasionadamente cuando se ha dejado de amar. B. Constant.

  • El que se ocupa demasiado en hacer el bien, no tiene tiempo de ser bueno. R. Tagore.

  • Lo verdaderamente mágico de nuestro primer amor es la absoluta ignorancia de que alguna vez ha de terminar. B. Disraeli.

  • El amor es quien inspira las grandes empresas y quien estorba su cumplimiento. Alejandro Dumas.

  • La ausencia aviva el amor, la presencia lo fortalece. T. Fuller.

  • El amor puede esperar todavía cuando la razón desespera. G. Lyttelton.

  • Muy poco segura es la posesión de un corazón al que se quiere retener a la fuerza. Molière.

  • El amor es la historia de la vida de las mujeres y un episodio en la de los hombres. G. De Sataël.

 SALUD:

Calmar la imaginación del inválido, de manera que al menos no deba, como hasta ahora, sufrir más por pensar en su enfermedad que por la enfermedad misma. ¡Eso, creo, sería algo!  ¡Sería mucho! F. Nietzsche.

La única manera de conservar la salud es comer lo que no quieres, beber lo que no te gusta, y hacer lo que preferirías no hacer. Samuel Langhorne Clemens. Mark Twain.

Una cosa será alimento, si el fin último es restituir la sustancia que se disuelve; y medicamento, si es aquél reparar las cualidades que se han excedido. Averroes.

Nada es veneno, todo es veneno; la diferencia está en la dosis. Paracelso.

Agua clara, aire puro y limpieza son las principales drogas de mi farmacopea. Napoleón.

La medicina sólo puede curar las enfermedades curables. Proverbio chino.

SUPERHOMBRE: ama la tierra, cuyos valores son la Salud, El amor, Voluntad fuerte. F. Nietzsche.

Nada ayuda más al enfermo que el ser curado por un médico de su confianza. Séneca.

Las enfermedades son los intereses que se pagan por los placeres. John Ray.

La investigación de las enfermedades ha avanzado tanto que cada vez es más difícil encontrar a alguien que esté completamente sano. A. Huxley.

Conservar la salud mediante un riguroso régimen es la más pesada de las enfermedades. J. Coupé.

La naturaleza, el tiempo y la paciencia son los tres grandes médicos. H. G. Bohn.

Saludable es para el enfermo la alegre cara del que le visita.  Fernando de Rojas.

Los médicos, como el vino, mejor cuanto más viejos. Thomas Fuller.

Los mejores doctores del mundo son: el Doctores Dieta, el Doctores Tranquilidad y el Doctores Alegría.  Jonathan Swift.

Cuando una medicina no hace daño, deberíamos alegrarnos y no exigir además que sirva para algo.  P.A. Carón.

Sólo el médico y el dramaturgo gozan del raro privilegio de cobrar las desazones que nos dan.  S. Ramón y Cajal.

El arte de la medicina consiste en mantener al paciente en buen estado de ánimo mientras la Naturaleza le va curando. Voltaire.

La información es una de las principales inquietudes de enfermos y familiares durante la estancia en el hospital, en buena parte debido a la especificidad del lenguaje, de la jerga médica. Isabel López.

El cielo cura, y el médico cobra los honorarios. B. Franklin.

 

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.