Miércoles, 26 de Diciembre de 2018

Hay tres cosas de las cuales el hombre superior procura guardarse: en la época de la juventud, cuando la sangre y los espíritus vitales no están aún formados (en que la forma corporal todavía no ha adquirido todo su desarrollo), lo que se debe evitar son los placeres sensuales; cuando se ha alcanzado la madurez, y la sangre y los espíritus vitales han adquirido toda su fuerza y su vigor, lo que se debe evitar son las riñas y las querellas; cuando se ha alcanzado la vejez, y la sangre y los espíritus vitales languidecen, lo que se debe evitar es el deseo de riquezas. Confucio.

El amor a la humanidad, sin el amor al estudio, tiene por defecto la ignorancia o la estupidez; el amor a la ciencia, sin el amor al estudio, tiene por defecto la incertidumbre y la perplejidad; el amor a la sinceridad y a la fidelidad, sin el amor al estudio, tiene por defecto el verse engañado; el amor a la rectitud, sin el amor al estudio, tiene por defecto una temeridad desconsiderada; el amor al valor viril, sin el amor al estudio, tiene por defecto la insubordinación; el amor a la firmeza y a la perseverancia, sin el amor al estudio, tiene por defecto la demencia, o el apego a una idea fija. Confucio.

La única satisfacción posible estriba en librarnos  de algo que nos sobra, no en conseguir algo que nos falta. Fernando Savater.

Una rosa asoma entre los zarzales señalando que no todo es tristeza. Es como una perla en la concha y su eclosión me señala que donde existe la dificultad también existe el reto para alcanzar la luz. Anónimo.

Si realmente quieres entender algo, intenta cambiarlo. Kurt Lewin.

¿Qué tiene de sorprendente que a los individuos insignificantes les guste tanto contemplarse en los espejos? Se ven en el espejo en toda su magnitud. Si un sabio poseyera un espejo en el que, co­mo ellos, pudiera verse en toda su di­mensión, quizá no lo abandonaría nunca. Georg Christoph Lichtenberg.

La preocupación no elimina el dolor de mañana, sino que elimina la fuerza de hoy. Corrie ten Boom.

Tres tipos de fantasía representativa: la fantasía creadora (elaboración de algo nuevo con una finalidad concreta), la fantasía de deseos (vivir en la fantasía lo que no hacemos en la vida real) y la fantasía de temores (pensar en desgracias que podrían ocurrir). J. A. Vallejo-Nágera.

Los complejos son conflictos psicológicos inconscientes; es decir, conflictos que permanecen fuera del campo de la conciencia, en el llamado inconsciente, con lo que la persona que los padece no se da cuenta de que estos existen. J. A. Vallejo-Nágera.

Virtud de humanidad (Confucio):

  • Respeto a sí mismo y a los demás.

  • Generosidad.

  • Fidelidad o sinceridad.

  • Aplicación al bien.

  • Benevolencia para los demás.

HOMBRE SUPERIOR:

Yo juro que vale más ser de baja condición y codearse alegremente con gentes humildes, que no encontrarse muy encumbrado, con una resplandeciente pesadumbre y llevar una dorada tristeza. W. Shakespeare.

En su Política de amor universal, el sabio Mo Ti, coetáneo de Confucio y Lao Tsé, propuso diversas medidas para garantizar la prosperidad de China, siendo la principal atraerse los varones letrados. Que el crecimiento de una nación dependa de la preparación e integridad de sus funcionarios no tiene nada de revolucionario. Lo novedoso de su pensamiento fue defender la dureza del examen como único criterio para seleccionar a los mejores, porque sólo ellos destacarían cuando más arduas fuesen las pruebas: los ríos caudalosos son difíciles de navegar, pero su corriente impulsa los troncos que no se mueven por aguas tranquilas. Teófilo Hurtado Navarro.

El más cercano a la perfección es quien, con penetrante mirada, se declara limitado. Goethe.

Dichoso aquél que recuerda con agrado a sus antepasados, que gustosamente habla de sus acciones y de su grandeza y que serenamente se alegra viéndose al final de tan hermosa fila. Goethe.

SARTRE RESPONDE, por JOHN GERASSI

G: Siempre lo dice, pero usted se consideraba superior…

S: Pero no superior a mis compañeros. Superior en tanto que escritor, porque el escritor es inmortal a través de su escritura, pero no como miembro de la sociedad, ni como Zaratustra, que, tal y como afirmaba Nietzsche categóricamente, se considera superior a sus compañeros porque éstos son incapaces de compartir su perspicacia.

La mayoría de ellos [Miguel Ángel, Van Gogh, Charles Darwin…] fueron atacados, derrotados, insultados y, durante muchos años, parecía que no llegarían a ningún lugar. No obstante, cada vez que rodaban por tierra, tenían la capacidad de levantarse e intentarlo una vez más. Los grandes genios son aquellos que nunca le dieron a su enemigo el poder de destruirlos.  Irving Stone,

 

Si ante la multitud das a la virtud abrigo,

Si aún marchando con reyes guardas tu sencillez,

Si no pueden herirte ni amigo sin enemigos,

Si todos te reclaman y ninguno te precisa…

 

Si puedes rellenar un implacable minuto

Con sesenta segundo de combate bravío,

Tuya es la Tierra y sus codiciados frutos,

Y, lo que es más, serás un hombre, hijo mío.

Rudyard Kipling.

Culto pero no pedante; cortés pero no ceremonioso; rural pero no rústico: estas ideas elaboradas por Horacio en su granja de la Sabina han servido para formar el diseño moral del gentleman inglés, aunque también pueden aplicarse a cualquier persona que busque la elegancia interior por encima de todas las cosas… Hay que ser divertido pero no superficial; escéptico pero o cínico; irreductible pero no implacable; firme pero no duro: estas ideas que Horacio cultivó en su granja de la Sabina no se han movido en 2.000 años y aún hoy sirven de eje de acero a algunos seres privilegiados.  Manuel Vicent. 

L. A. SÉNECA:

  • El verdadero amor no sufre dilaciones.

  • No sabe ser rey el que teme mucho el odio ajeno.

  • Natural es de mujeres deleitarse con atavíos.

  • La obediencia del vasallo hace pacífico al señor.

  • Contumaz [firme, obstinado] es toda pasión, y mala de despedir.

  • Toda vida es tormento.

  • Bien acaba la virtud, si acaba primero la vida.

  • Toda virtud es difícil de seguir, y aún lo que se acerca a la virtud.

  • El sabio en la virtud debe siempre hacer fundamento.

  • La dificultad de los tiempos es ley de la naturaleza.

  • Virtud es sufrir al ingrato hasta que sea agradecido.

  • Todo lo vence el hombre, menos el hambre.

  • Toda arte es imitación de la naturaleza.

  • Todo lo puede esperar el hombre mientras vive.

  • Ningún vicio hay que no tenga disculpa alguna.

  • En toda reprensión debe entrar la blandura.

  • Todo es incierto aun al dichoso.

  • Parte es de beneficio negar con buena disculpa.

  • Del tormento se libra el que fácilmente lo sufre.

  • No sabe tornar a su dueño la vergüenza que se fue.

  • Al que va de prisa se le hace grande un pequeño estorbo.

  • Mejor parece a los mozos el peor consejo.

  • Pierde su gracia lo que muchas veces se mira.

  • No sirven de nada las desgracias a aquel que no aprenda en ellas.

  • A leyes del pueblo, por la mayor parte contradicen sabios.

  • Acrecienta el valor de los mantenimientos la dificultad con que se alcanzan.

  • Nada se logra con restituir al pródigo lo que perdió.

  • Parte de inocencia es la ceguedad.

  • Muy cerca está de negar el que duda responder.

  • Vicio es grande en el deudor hacer de su acreedor ofensa.

  • Por patria reputamos la tierra donde vivimos felizmente.

  • No es pesada la pobreza sino para aquel que la tiene por pesada.

  • Quítanos la vergüenza de pecar la multitud de los que pecan.

  • Ahógase el principio cuando se sigue grandeza.

  • Alguna cosa pide sobrenatural el que pregunta por qué se debe seguir la virtud.

  • El primer grado de las riquezas es tener lo preciso, y el segundo la que basta.

  • En poca costa nos mete el hambre, y en mucha el hastío.

  • Antes de ofrecer debemos detenernos, pero después de haber ofrecido, cumplirlo.

  • Engaño hay cuando se concede lo que primero se negó.

  • Lo segundo, después de no errar, es vergüenza de haber errado.

  • Las pasiones aguzan el ingenio.

  • ¿Qué no vence la virtud?

  • La verdadera virtud, natural ha de ser, y no fingida.

  • Quien no tiene que esperar, de nada debe desesperarse.

  • Al que la razón no pudo dar remedio, muchas veces se lo dio la paciencia.

  • Da causa para negar el que pide con temor.

  • Sufra trabajos aquel a quien la suerte los da.

  • El afligido cree con más facilidad lo que desea.

  • Cosa ajena alaba el que a su prosapia [ascendencia, linaje] alaba.

  • La desgracia no llega al hombre valeroso.

  • Alegre nos es el recuerdo de las desgracias que han pasado.

  • Cada uno sufre o goza según sus obras.

  • No se puede asegurar la existencia de un solo día.

  • El que en sí reconoce algún vicio, presume que de él se habla cuando se nombra aquel vicio.

  • Lo más perfecto que hay en el hombre está libre del poder de los hombres.

  • El que tarde dio, por mucho tiempo no quiso dar.

  • Si alguna cosa deseas de mucho valor, procura que haya pocas como ella.

  • El que, pudiendo, no evita el delito, lo consiente.

  • Acción es todo lo que vence a la razón.

  • Lo que nunca se hizo, se puede hacer.

  • La mayor parte del tormento es el tiempo que precede al tormento.

  • Vicios hay que como señales de felicidad deleitan.

  • La cosa que naturaleza hizo más grave, común la hizo.

  • Lo que a lo más alto llega, cerca está de caer.

  • Menos venganza quiere el padre, de la que quiere la ley.

  • Pide el beneficio el que a la memoria lo trae.

  • Muchos hay que amando matan.

  • El que de buena voluntad recibió algún beneficio, pagó la primera parte de su obligación.

  • Poco se estima lo que se tiene en casa.

  • Cosas hay que para saberlas no basta haberlas aprendido.

  • No guardes mezquinamente tus bienes, ni los derrames con prodigalidad.

  • El que de nuevo no quiere recibir, de lo recibido le pesa.

  • Si de alguna cosa tuvieras necesidad, a ti mismo pídela prestada.

  • Cumple religiosamente tus obligaciones del modo mismo que las contrayeres.

  • Hay casos tan feos, que aun al que los castiga ofenden.

  • Mejor es precaver lo venidero que disputar sobre lo pasado.

  • Ejercítese antes de la obra, el que en ella se quisiere ver expedito.

  • Muchos acabaron la vida antes de comenzar a vivir.

  • No consiente que le reprendan el que no reconoce haber errado.

  • Debemos considerar quiénes somos, y no la reputación en que estamos.

  • Menos dolor produce la desgracia que de antemano se teme.

  • Muchas sutilezas despojan de sus bríos a la razón.

  • No tiene que subir el que a lo más alto Ilegó.

  • Pocos hay viejos y dichosos.

  • El amor natural, si una vez falta, luego vuelve.

  • Guarda es de reinos el miedo.

  • El precio de la virtud es ella misma.

  • Género es de desechar, dar luego otro tanto.

  • Desasosegada cosa es la prosperidad.

  • Poco más o menos, en todo es igual la razón.

  • Yerra el que por odio del malo pone su inocencia en peligro.

  • El que pudiendo no favorece al que está en peligro, ayuda a matarlo.

  • Vilmente vive el que conforme a las costumbres del vulgo vive.

  • El bien se conoce más tarde que el mal.

  • Buen juicio y mucha plática, pocas veces se juntan.

  • Uso y memoria, engendraron sabiduría.

  • Nunca es tarde para vivir bien.

  • Algunas veces se encubre con una maldad, otra.

  • Alegre cosa es llegar al logro de nuestros deseos.

  • Muchas veces la pasión nos ata la lengua.

  • No hay cosa que más abata los espíritus que la pobreza.

  • A nuestra diligencia debemos lo que contra voluntad de otro alcanzamos.

  • Las esperanzas se encadenan.

  • La parte de vuestro cuerpo más sana es la que más se ejercita.

  • Los estudios, aunque no tengan efecto, son dignos de loor [alabanza].

  • Más virtud es favorecer al malo por razón del bueno, que por causa del malo no ayudar al bueno.

  • Si no hay diferencia en las costumbres todos son iguales.

  • Si deseas ser amado, ama.

  • Poco remedio queda al que más tarde se pone en regla.

  • Esperanza es nombre de un bien dudoso.

  • Más pena nos da la opinión de trabajo que el trabajo mismo.

  • La ignorancia en las gentes siempre está en su principio.

  • Muy severo es el verdadero contentamiento.

  • Yerra el que se aflige porque en algún tiempo ha de tener aflicción.

  • Simpleza es loar en los hombres cosas ajenas.

  • No hay lugar tan estrecho, donde no se puede elevar el pensamiento al cielo.

  • Trata a tu inferior como deseas ser tratado de tu superior.

  • La inexperiencia destruye e inutiliza muchas buenas ocasiones.

  • El que no quiera vivir sino entre justos, viva en un desierto.

  • Pierde su autoridad la gravedad continua.

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.