Miércoles, 20 de Febrero de 2019

Y no penséis en dirigir el curso del amor, porque será él, si os halla dignos, quien dirija vuestro curso. Khalil Gibran.

No es en mi oído donde susurras, sino en mi corazón. No es mis labios donde besas, sino en mi alma. Judy Garland.

El amor puede ser un pasatiempo y una tragedia. Isadora Duncan.

El más terrible de todos los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza muerta. Federico García Lorca.

No ser amado es una simple desventura. La verdadera desgracia es no saber amar. Albert Camus.

Purifica tu corazón antes de permitir que el amor se asiente en él, ya que la miel más dulce se agria en un vaso sucio. Pitágoras de Samos.

¿Crees que puedes tener éxito en el amor si no te esfuerzas para que las cosas vayan saliendo adelante? Marguerite Duras.

El amor, como ciego que es, impide a los amantes ver las divertidas tonterías que cometen. William Shakespeare.

Es al separarse cuando se siente y se comprende la fuerza con que se ama. Fiodor Dostoievski.

Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta. Sam Kee.

Las pasiones son como los vientos, que son necesarios para dar movimiento a todo, aunque a menudo sean causa de huracanes. Bernard Le Bouvier de Fontenelle.

El amor exige; la amistad concede. Isabel de Rumanía.

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días. Benjamín Franklin.

Los únicos ideales que vale la pena tener son los que puedes aplicar a la vida diaria. Y al mundo. P. D. Hewson (Bono).

Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes. Khalil Gibran.

Para un buen matrimonio hay que enamorarse muchas veces, siempre de la misma persona. Mignon McLaughlin.

Se han hecho experimentos que han demostrado que un chimpancé, que es un animal muy jerárquico, se comportará agresivamente -¡pero sólo con sus subordinados, no con sus superiores!- si se le colma de testosterona.  Es decir, la testosterona quizá contribuya a aumentar los impulsos agresivos, pero somos capaces de canalizar, filtrar y moderar esos impulsos si nos apetece y hace falta. Rafa Euba.

Nuestra mayor gloria no está en no haber caído nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos. Oliver Golsdmisth.

El que ha perdido un ojo conoce el valor del que le queda. George Herbert.

La vida es una extraña mezcla de azar, destino y carácter. Wilhelm Dithey.

El talento no impide tener manías, pero las hace más notables. Madame de Staël.

Para triunfar en la lucha por la vida, el hombre ha de tener o una gran inteligencia o un corazón de piedra. Maximo Gorki.

Toda tolerancia llega a ser a la larga un derecho adquirido. Georges Clemenceau.

La totalidad de la vida es simbólica porque todo en ella tiene significado. G. G. de Avellaneda.

Los hombres no sólo han establecido la sociedad para vivir, sino para vivir felices. Aristóteles.

El sufrir merece respeto, el someterse es despreciable. Victor Hugo.

No deseo conversar con un hombre que haya escrito más que lo que ha leído. Samuel Johnson.

La belleza sin gracia atrae, pero no sabe retener. Es un cebo sin anzuelo. Dicho griego.

Todos vivimos bajo el mismo cielo, pero ninguno tiene el mismo horizonte. Konrad Adenauer.

Lo mejor que podemos hacer en favor de quienes nos aman es seguir siendo felices. Alain.

La guerra es el arte de destruir hombres, la política es el arte de engañarlos. Jean Alambert.

Se dan consejos, pero no el juicio para sacar provecho de ellos. F. de la Rochefoucauld.

Las ideas se encienden unas con otras como las chispas eléctricas. Johann J. Engel.

Hacer amistad con el ignorante es tan tonto como discutir con el borracho. Khalil Gibrán.

Palabra adornada no es sincera. Lao-Tsé.

Las promesas que hicieron ayer los políticos son los impuestos de hoy. William I. Mackenzie.

Cuando el corazón es bueno, todo puede corregirse. Johann W. Goethe.

Imagina que cada día es el último que brilla para ti, y aceptarás agradecido el día que no esperabas vivir ya. Horacio.

Para trabajar basta estar convencido de una cosa: de que trabajar es menos aburrido que divertirse. Charles Baudelaire.

No se llega a campeón sin sudar. Epicteto.

Culto es aquel que sabe encontrar lo que no sabe. Georg Simmel.

La curiosidad vence al miedo más fácilmente que el valor. James Stephens.

Nubes de viento que no tienen lluvia es el hombre fanfarrón que no cumple sus promesas. Salomón.

El hombre de valor no debe arredrarse ante las empresas atrevidas. Friedrich von Schiller.

En esta vida es fácil morir. Construir la vida es mucho más difícil. Vladimir Maiakovski.

No necesitas el valor para el instante en que eres golpeado, sino en la larga ascensión de regreso a la cordura, la fe y la seguridad. Anne Morrow Lindbegh.

¿Cuál puede ser una vida que comienza entre los gritos de las madres que la dan y los lloros del hijo que la recibe? Baltasar Gracián.

La espada de la divina justicia no hiere prematura ni tardíamente, aunque una u otra cosa parezca a los que la desean o la temen. Dante Alighieri.

El hombre es la suma de sus fantasías. Henry James.

Cuando un amigo pide algo, no hay mañana. George Herbert.

La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede. Aldous Huxley.

Ser bueno en los negocios es el tipo de arte más fascinante. Andy Warhol.

No se puede saber hoy de qué estará hecho el día de mañana. Simónides.

Añorar el pasado es correr tras el viento. Proverbio ruso.

Los hombres superficiales tratan de llenar su tiempo, los sensatos lo utilizan. Arthur Schopenhauer.

La primera hora de la mañana es el timón de la jornada. Henry W. Beecher.

No están jamás solos los que están acompañados de nobles pensamientos. Philip Sidney.

Los débiles sucumben no por débiles, sino por ignorar que lo son. Lo mismo sucede a las naciones. Santiago Ramón y Cajal.

Si te propones mandar algún día con dignidad, debes servir con diligencia. Lord Chesterfield.

En un marido no hay más que un hombre; en una mujer casada hay un hombre, un padre, una madre y una mujer. Honoré de Balzac.

La paciencia y el tiempo hacen más que la fuerza y la violencia. Jean de La Fontaine.

El hombre perdona algunas veces el aborrecimiento, pero jamás el menosprecio. Juan Luis Vives.

El agua que no corre hace un pantano; la mente que no trabaja hace un tonto. Victor Hugo.

La lógica es buena en los razonamientos, pero en la vida no sirve para nada. Remy de Gourmont.

La malicia de los unos nace siempre de la estupidez de los otros. Hugues-Bernard Maret.

Gran parte de la vida de todos, nos guste o no, es el trabajo que hacemos, y el trabajo forma nuestra personalidad, nos convierte en quienes somos. Graham Swift.

Siente el miedo, pero hazlo. Susan Jeffers.

El orgullo humano es muy diestro en inventar nombres muy graves para ocultar su propia ignorancia. Percy B. Shelley.

La pintura es el arte de proteger la superficie plana de los daños del clima para exponerla a los daños de la crítica. Ambrose Bierce.

Menester es que unos caminen y otro naveguen; unos rían y otros lloren; unos sean buenos y otros malos; que por esta variedad es la naturaleza más hermosa. Jerónimo de Contreras.

Casarse joven es muy pronto, y casarse viejo, muy tarde. Proverbio ruso.

El miedo es padre de la crueldad. James A. Froude.

Hay una cosa que os guardará de las educaciones y de las tentaciones mejor que las más sabias máximas: una buena biblioteca. Jules P. Levallois.

Es preferible no tener ideas a tenerlas equivocadas; es mejor no creer en nada que creer en lo que es falso. Thomas Jefferson.

No sé yo que haya en el mundo palabras tan eficaces ni oradores tan elocuentes como las lágrimas. Félix Lope de Vega.

El verdadero valor de un hombre se determina examinando en qué medida y en qué sentido ha logrado liberarse del yo. Albert Einstein.

Las cosas no valen sino aquello que se las hace valer. Molière.

El águila vuela sola; el cuervo en bandadas. El necio tiene necesidad de compañía y el sabio de soledad .Friedrich Rückert.

En todo momento, los prudentes han prevalecido sobre los audaces. C. Alfred dHoudetot.

El más excelso conquistador es el que vence al enemigo sin descargar ningún golpe. Proverbio chino.

El encanto de las rosas es que siendo tan hermosas no conocen que lo son. José María Pemán.

No busquemos culpables, sino soluciones. Henry Ford.

El drama de la vejez no consiste en ser viejo sino en haber sido joven. Oscar Wilde.

De dos luchadores, el pensador vence. Lao-Tsé.

Paciencia y sufrimiento quieren las cosas para que pacíficamente se alcance el fin de ellas. Mateo Alemán.

Pobre no es el hombre cuyos sueños no se han realizado, sino aquel que nunca sueña. M. von E.  Eschenbach.

El poder no corrompe; el poder desenmascara. Rubén Blades.

¿Por qué cuando interviene la CIA rara vez se piden explicaciones? Y yo le contesté ¿Le pide usted explicaciones a Dios? Película El buen pastor.

¿Quién ha visto nunca vida amorosa que no la viese ahogada en las lágrimas del desastre o del arrepentimiento? Camilo Castelo Branco.

A menudo el temor de un mal nos lleva a caer en otro peor. Nicolás Boileau.

Muchas personas cuidan su reputación y no cuidan su conciencia. Publio Siro.

Comprender es el principio de aprobar. Baruch Spinoza.

El mundo está lleno de pequeñas alegrías; el arte consiste en saber distinguirlas. Li Po.

L. A. Séneca:

  • El que no quiera vivir sino entre justos, viva en el desierto.

  • La esclavitud más denigrante es la de ser esclavo de uno mismo.

  • Todo poder excesivo dura poco.

  • El favor consiste no en lo que se hace o se da, sino en el ánimo con que se da o se hace.

  • No he nacido para un sólo rincón, mi patria es todo el mundo.

  • No existe un gran genio sin un toque de demencia.

  • No hay mayor causa de llanto que no poder llorar.

  • Las armas no tienen moderación; no es fácil aplacar ni contener la cólera de una espada una vez desenvainada.

  • Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve y eficaz por medio de ejemplos.

  • La mayor rémora de la vida es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.

  • ¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor.

  • Una bondad perseverante vence a los malvados.

  • El que puede demasiado aspira a poder lo imposible.

  • Peor que la guerra misma es el temor a la guerra.

  • Ningún día es largo para el que está ocupado.

  • El tiempo ha puesto muchas veces remedio a aquello que no ha podido ponérselo la razón.

  • Lo mismo es nuestra vida que una comedia, no se atiende si es larga, sino a si la han representado bien…

 Película El buen pastor: 

-No importa lo que te digan, no confíes en nadie. Al fin y al cabo, todos somos empleados.

-Como decía aquel poeta irlandés un amigo para hoy y sufrimiento para mañana.

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.