Miércoles, 16 de Mayo de 2018

La palabra (…) es una lámina que alarga siempre los sentimientos. Gustave Flaubert.

Pensar es algo muy complicado: se trata de coger muchas ideas nebulosas, ponerlas juntas y hacer que encajen lo mejor posible. Se trata de uno de los motivos por los que todos se aferran a sus opiniones (…): en comparación con la nebulosidad del camino recorrido para llegar a una idea, también la opinión más tonta parece razonable, lógica, concreta, y si se abandona por un momento vuelve a caer en la niebla y se debe buscar otra para sustituir a la perdida. Dashiell Hammett.

La única forma de reforzar el propio intelecto es tener opiniones precisas sobre nada; dejar que la propia mente sea un camino de paso para todos los pensamientos. John Keats, carta a George y Georgina Keats.

No sabéis cómo un chico, obedeciendo, puede obligar a los padres a hacer lo que él quiere. Scipio Slataper.

En el mundo no han existido nunca dos opiniones iguales, de la misma forma que no han existido nunca dos cabellos o dos granos idénticos: la cualidad más universal es la diversidad. Michel de Montaigne.

La opinión pública es un tirano débil en comparación con nuestra opinión privada. Lo que un hombre piensa de sí mismo eso es lo que determina o mejor indica su destino. Henry David Thoreau.

El tiempo crea héroes y destruye celebridades. Daniel Boorstin.

La filosofía de mi vida siempre ha sido que las dificultades se esfuman cuando se les hace frente con valentía. Isaac Asimov. 

Piensa en grande, pero disfruta de los pequeños placeres. H. Jackson Brown.

Poco sitio deja a la sabiduría quien se llena de opiniones. Malcolm Hein.

No vale la pena preocuparse por la belleza; lo que cuenta es la mente. ¿Para qué quieres un corte de pelo de 7.500 pesetas en una cabeza de 100 pesetas?  Garrison Keillor.

Lo que hace disfrutable una relación son los intereses comunes; lo que la hace interesante son las pequeñas diferencias. Todd Ruthman.

No hay mejor medida de lo que una persona es que lo que hace cuando tiene completa libertad de elegir. William Bulger.

Hasta el personaje ficticio más cautivador y rico en experiencias es mucho menos complejo que la más aburrida de las personas reales. Elizabeth Mccraken.

Nunca hay que dejar de amar a la naturaleza, pues es la única manera de apreciar verdaderamente el arte. Vincent Van Gogh.

La habilidad es lo que permite hacer ciertas cosas. La motivación determina lo que se hace. La actitud determina cuán bien se hace. Lou Holtz.

Se necesita un gran conocimiento sólo para darse cuenta de la enormidad de la propia ignorancia. Thomas Sowell.

Para crecer hay que renunciar temporalmente a la seguridad.  Gail Sheehy.

No importa nacer en un gallinero cuando se tiene luego la suerte de convertirse en un cisne. H. C. Andersen El patito feo.

La muerte de los jóvenes es un naufragio; la de los viejos es arribar al puerto. Plutarco.

La mujer que no sabe hacer agradables sus propios errores no es más que una niña. Oscar Wilde.

Las mujeres son más parecidas entre ellas que los hombres; la verdad es que tienen sólo dos pasiones, vanidad y amor; y estas son sus características universales. Philip Dormer Stanhope, conde de Chesterfield.

Todo mi placer consiste en verme servida, admirada y adorada. Esta es mi debilidad, y esta es la debilidad de casi todas las mujeres. Carlo Goldoni.

La felicidad es más intensa cuanto menos extensa.  Robert Frost.

Cuanto menos abras tu corazón a otros, más sufrirá ese corazón. Deepak Chopra.

Existen dos maneras de difundir la luz: ser la vela o ser el espejo que la refleja. Edith Wharton.

Lo que los sabios hacen al principio, los necios lo hacen al final. Warren Buffett.

La preocupación dista mucho del pensamiento racional. Mary Roach.

Ya no tengo miedo de perderme, porque el viaje de regreso siempre revela algo nuevo, y eso es, a fin de cuentas, bueno para el artista. Billy Joel.

Cualquier actividad se vuelve creativa cuando el que la realiza se preocupa por hacerla bien, o mejor. John Updike.

La mitad de los males del mundo se deben a personas que quieren sentirse importantes. T. S. Eliot.

Los vientos y las olas ayudan siempre al navegante más hábil. Edward Gibbon.

Marie-Joseph de Chénier:

Mentir es el talento de quien no tiene ninguno;

ofender es la libertad que conviene a los esclavos.

Mi alegría es la melancolía. Miguel Ángel Buonarroti.

La relación entre madre e hijo es paradójica y, en cierto sentido, trágica. Precisa el amor más intenso por parte de la madre y, al mismo tiempo, este amor tiene que ayudar al hijo a separarse de la madre y a aprender a ser independiente. Erich Fromm.

La valentía depende del contexto nueve de cada diez casos. Un acto que es valiente en una situación puede ser temerario en otra, y hasta cobarde en otra más. Joseph Epstein.

El sufrimiento está en todas partes; no lo dudes jamás. Lo mismo pasa con los milagros; nunca dudes que los hay por doquier. Jewel Kilche.

Para muchos, el objeto más preciado es la certidumbre, y la duda su más fuerte castigo. Para otros, en los matices, en las contrapartes, en las verdades a medias, está la sabiduría. Magaly León. 

Las personas inteligentes son capaces de simplificar lo complejo; los tontos, en cambio, suelen complicar lo sencillo. Doctor Gerald Grumet.

Así como el hierro se oxida por falta de uso, también la inactividad destruye el intelecto. Leonardo da Vinci.

El arte de vivir se parece más al pugilismo que a la danza.  Marco Aurelio.

El momento de la victoria es demasiado efímero para que sea nuestra única finalidad en la vida. Martina Navratilova.

Que critiquemos a otro ser humano no dice nada de él, sino de nuestra necesidad de criticar. Richard Carlson.

El individuo que no se interesa por sus semejantes es quien tiene las mayores dificultades en la vida y causa las mayores heridas a los demás. De esos individuos surgen todos los fracasos humanos.  Alfred Adler.

Si un problema no tiene solución, quizá no sea un problema, sino un hecho: algo destinado no a ser resuelto, sino a ser sobrellevado con el tiempo. Shimon Peres.

Si nadie te critica, acaso no estés haciendo gran cosa. Donald Rumsfeld.

El hombre superior tiene tres apariencias cambiantes (Anónimo):

  • Si se le considera de lejos, parece grave, austero.

  • Si nos acercamos a él, le encontramos dulce, afable.

  • Si oímos sus palabras, nos parece severo y rígido.

VIDA:

Somos todos guerreros en la batalla de la vida, pero algunos guían y otros siguen. Gibran Jalil Gibran.

Todo lo que exalta la vida aumenta, al mismo tiempo, su absurdidad. Albert Camus.

Vida: horrenda cosa que me gusta tanto. Aldo Palazzeschi.

La vida es una milicia. Lucio Anneo Séneca.

Actualmente se considera la vida como una especulación, pero no lo es: es un sacramento. Su ideal es el amor; su purificación, el sacrificio. Oscar Wilde.

El zapato que va bien a una persona es estrecho para otra: no hay una receta de la vida que vaya bien para todos. Carl G. Jung.

Era suficiente recordar todo aquello que nosotros hombres de la vida habíamos esperado, para verla tan extraña como para llegar a la conclusión de que quizás el hombre ha sido colocado dentro por error y que no pertenece a ella. Italo Svevo.

La vida, creedme, sigue su curso natural y nadie desafina. Cada uno en su trompa toca lo que debe. Anton Pavlovich Chejov.

La vida entera es preparación para la muerte, y no hay nada más que hacer hasta el final que continuar atendiendo con devoción y celo todos los deberes que nos esperan. Benedetto Croce.

La vida es como las obras de arte: hay siempre algo que se puede suprimir, no sólo sin daño sino incluso con provecho. Henri de Montherlant.

La vida no está gobernada por la voluntad o por la intención. La vida es un conjunto de nervios, fibras y células formadas lentamente, donde el pensamiento se esconde y la pasión sueña sus sueños. Oscar Wilde.

 

La vida nos besa sobre las dos mejillas

día tras día,

pero ríe de nuestras obras por la noche y al alba.

Gibran Jalil Gibran.

Si existe un pecado contra la vida es quizá no tanto desesperar como esperar en otra vida y evadirse de la implacable grandeza de esta. Albert Camus.

Vivir significa siempre lanzarse hacia delante, hacia algo superior, hacia la perfección, lanzarse e intentar llegar. Boris Pasternak.

Las vidas son como los cuadros, conviene siempre mirarlos cuatro pasos atrás. José Saramago.

La única forma de que la vida valga la pena es comprometerse con ella al máximo. Angelina Jolie.

El viaje más importante que podemos hacer en la vida es el de conocer a otros en el camino. Henry Boye.

El cambio no es sólo parte esencial de la vida; es la vida. Alvin Toffler.

El mundo es muy ancho, así que no voy a desperdiciar mi vida en fricciones cuando puedo convertirla en impulso. Frances Willard.

A la mente, como a la casa, la viste su dueño, de suerte que si nuestra vida se siente fría y vacía, de nadie más que de nosotros es la culpa. Louis L´Amour.

Si tienes la buena fortuna de encontrar un estilo de vida que te encante, busca el coraje para vivirlo. John Irving.

La vida siempre se acerca a nosotros y nos invita a vivirla. ¿Y qué hacemos? Damos un paso atrás y le sacamos una foto. Russell Baker.

En toda vida hay capítulos que rara vez se leen y que, desde luego, jamás se leen en voz alta. Carol Shields.

Hay dos maneras fáciles de conducirse en la vida: creerlo todo y dudar de todo. Ambas nos ahorran tener que pensar. Alfred Korzybski.

La vida es como una bicicleta de diez velocidades. Hay algunas que la mayoría nunca usamos. Charles Schultz.

La vida no es una ciencia; la vamos construyendo a medida que avanzamos.  Al Hirschfeld.

¿Qué delito hemos cometido para merecer nacer? Alphonse de Lamartine.

La mejor cosa para los hombres de esta tierra sería no haber nacido; pero si han nacido, entonces tienen que atravesar las puertas del Hades [infierno] lo antes posible y permanecer allí sepultado. Teognis.

Nacemos, por decirlo de algún modo, de forma provisional, (…); poco a poco vamos componiendo en nosotros el lugar de nuestro origen. Rainer Maria Rilke.

En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido acerca de la vida: Sigue adelante.  Robert Frost.

La vida de los seres humanos es una serie de conversaciones.  Deborah Tannen,

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.