Miércoles, 11 de Octubre de 2017

Todo hombre tiene de sí mismo un concepto más alto que de los demás; pero la opinión que los demás tienen acerca de él le parece más estimable que la suya propia. Marco Aurelio.

La libertad no significa nada para un pájaro que no sabe volar. Valeriu Butulescu.

El hombre no es hijo de las circunstancias. Las circunstancias son hijas del hombre. Benjamin Disraeli.

La sabiduría radica en saber distinguir correctamente dónde podemos modelar la realidad para ajustarla a nuestros deseos y donde debemos aceptar, con tranquilidad, lo inalterable, o sea, lo que es. L. A. Séneca.

El alma del hombre llega a cansarse y nunca ama el mismo objeto plenamente durante mucho tiempo. Siempre hay algunos puntos en los que dos corazones no coinciden, y al final estos puntos bastan para hacer la vida insoportable. Chateaubriand.

Si el amor vive de la esperanza, muere con ella: es una hoguera que se apaga por falta de combustible. Corneille.

Creo de buen ciudadano preferir las palabras que salvan a las palabras que gustan. Demóstenes.

De todas las palabras que se pueden decir con la lengua o la pluma, las más tristes son éstas: hubiera podido ser distinto. Joseph Séller.

La palabra verdaderamente sabia es la que un niño entiende sin necesidad de más explicaciones. Maurice Maeterlinck.

Palabras de oro, enmoheciéndose en la antecámara de un oído indigno. Valeriu Butulescu.

La vida es un aprendizaje para someternos a constantes renunciaciones, al fracaso continuado de nuestras pretensiones, de nuestras esperanzas, de nuestras facultades, de nuestra libertad. Amiel.

Estando armado pero sin armas pueden ganarse grandes batallas. Lao-Tsé.

La vida no es más que un viaje hacia la muerte. Séneca.

He comprendido que la mejor defensa es no sentirse atacado. Gloria Solé.

Te has pasado la vida sin adversario y no sabrás nunca hasta dónde alcanzan tus fuerzas. Séneca.

Nuestra felicidad depende de nosotros mismos. Aristóteles.

Nunca es demasiado tarde para ser lo que podrías haber sido. George Eliot.

Uno puede ser buen amigo y, sin embargo, no opinar como yo. Margaret Cavendish.

La alegría de la mente es la medida de su fuerza. Ninon de Lenclos.

Tu crecimiento no depende de lo que ganes en la lucha, sino de la fuerza interior que desarrollas para triunfar. Annie Wood Besant.

El sabio no dice lo que sabe, y el necio no sabe lo que dice. Proverbio chino.

La verdadera felicidad no es la que carece de problemas, sino la que sabe cómo superarlos. Anónimo.

Bienaventurados los que se ríen de sí mismos porque la felicidad les durará toda la vida. Dorothy Maclean.

La libertad de ser [persona descondicionada] te liberará de la opresión de hacer [no tienes que hacer nada, sin embargo nada importante se queda sin hacer].  Aquí radica la semilla de la sabiduría que puede llevarnos más allá de los conocimientos limitados de este mundo.  Eric Pearl.

Lao-Tsé:

  • Juzgar es una manera de esconder sus propias debilidades. El sabio tolera todo y no dirá ni una palabra.

  • Recuerda que todo lo que te molesta de los otros es una proyección de todo lo que todavía no has resulto de ti mismo. Deja que cada quien resuelva sus propios problemas y concentra tu energía en tu propia vida. Ocúpate de ti mismo, no te defiendas.

  • El poder permanece cuando el ego se queda tranquilo y en silencio. Si tu ego se impone y abusa de este poder el mismo poder se convertirá en un veneno.

Aldous Huxley:

  • La sabia pasividad no verbal es un antídoto contra la actividad verbal no sabia y un correctivo necesario de la actividad verbal sabia.

  • Es a través del silencio mental y de la práctica de la sabia pasividad como los artistas, los visionarios y los místicos se han preparado a sí mismos para la experiencia inmediata del mundo como belleza, como misterio y como unidad.

Marques de Sade:

  • Nadie es un gran hombre para su ayuda de cámara.

  • Como las ciudades en guerra, todas las mujeres tienen un flanco indefenso. Cuando se les descubre, la plaza se rinde inmediatamente.

EURÍPIDES:

  • No llames jamás feliz a un mortal hasta que no hayas visto cómo, en su último día, desciende a la tumba.

  • Las ganancias mal logradas reportan pérdidas.

  • Es más fácil dar consejos que sufrir con fortaleza la adversidad.

  • No hay ningún hombre absolutamente libre. Es esclavo de la riqueza o de la fortuna o de las leyes o bien el pueblo le impide obrar con arreglo a su exclusiva voluntad.

  • Lo esperado no sucede, es lo inesperado lo que acontece.

  • La vida es lucha.

  • A quienes Dios quiere destruir, primero los enloquece.

  • Mi lengua promete, pero mi mente no ha prometido.

  • Los ricos no pueden comprar el privilegio de morir viejos

  • El amor es el maestro más fecundo en recursos.

  • Dícese que los regalos persuaden aun a los dioses.

ESQUILO:

  • No es sabio el que sabe muchas cosas, sino el que sabe cosas útiles.

  • Oye sólo a medias el que oye sólo a una parte.

  • La mejor salud tiene un límite; la enfermedad lo anda rondando siempre.

  • El infortunio es un lazo que une a los hombres tanto como la misma naturaleza.

SÓFOCLES:

  • El orgullo lleva consigo un castigo: la necedad.

  • No nací para compartir el odio, sino el amor.

  • Muchas cosas hay portentosas, pero ninguna tan portentosa como el hombre. Sólo la muerte no ha conseguido evitar.

  • El sueño es la única medicina efectiva.

  • La prudencia es la base de la felicidad.

JOE DISPENZA:

  • ¿Cuál cree que es el secreto de la felicidad?

  • Para mí, aprender y cambiar, aparentar lo que realmente soy. El sentido de la vida es mirar hacia dentro y hacer el cambio de lo que verdaderamente quieres, para gozarla de otra manera, desde el interior.

SABIDURÍA:

Es más hermoso saber algo de todo que saber todo de una cosa; esta universalidad es más bella. Si se pudiera tener las dos, mucho mejor; pero es preciso elegir.  Blaise Pascal.

No basta con adquirir sabiduría, es preciso además saber usarla. Cicerón.

Sabio es aquel que sólo es tonto en el amor. James Cook.

Los pensadores no necesitan títulos. Película Hannah Arendt.

Atiende más a la mirada del sabio que al discurso del necio. Proverbio árabe.

Lo que los hombres llaman conocimiento es la aceptación razonada de las falsas apariencias. La sabiduría mira tras el velo y ve. Sri Aurobindo.

La mente inmóvil del sabio es un espejo del Cielo y de la Tierra: el reflejo de todas las cosas. Chuang Tzu.

Soy demasiado serio para ser un aficionado no obstante no lo bastante como para ser un profesional.  Es mejor la vida anárquica. Película Dolce vita.

Añade el hombre conocimientos a conocimientos: nunca el saber es bastante. Si tanto es uno más hombre cuanto más sabe, el más noble empleo será el aprender. Baltasar Gracián y Morales.

Aquel que no sabe nada, no duda de nada. George Herbert.

Cuando se quiere saber una cosa, lo mejor que se puede hacer es preguntarla. Georges Duhamel.

De que te vale ser más fuerte, si no sabes ser mejor. Federico Balart.

Debe desear todo hombre vivir para saber, y saber para bien vivir. Mateo Alemán.

Después de saber cuándo debemos aprovechar una oportunidad, lo más importante es saber cuándo debemos renunciar a una ventaja. Benjamín Disraeli.

El hombre que sabe no habla, el hombre que habla no sabe. Lao-Tsé.

El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta. Charles Dickens.

El que pretende pasar por sabio entre los necios, pasa por necio entre los sabios. Quintiliano.

El que sabe hablar, sabe también cuándo. Arquímedes de Siracusa.

El saber y la razón hablan; la ignorancia y el error gritan. Arturo Graff.

Es preciso saber lo que se quiere, hay que tener el valor de decirlo y, cuando se dice, es menester tener el coraje de realizarlo. Georges Clemenceau.

Hay cosas que para saberlas no basta haberlas aprendido. Lucio Anneo Séneca.

Hay ciertamente dos cosas diferentes, saber y creer que se sabe. La ciencia consiste en saber, en creer que se sabe esta la ignorancia. Hipócrates.

La raíz escondida no pide premio alguno por llenar de frutos las ramas. Rabindranath Tagore.

Los más doctos no son los más sabios. Anónimo.

Lo más importante es saber con qué espíritu llegas, no dónde llegas. Lucio Anneo Séneca

Lo más importante en este mundo, no es saber dónde estás, sino hacia dónde vas. Johann Wolfang von Goethe.

Lo que no se sabe, es como si no existiera. Jacinto Benavente.

Los que saben mucho se admiran de pocas cosas, y los que no saben nada se admiran de todo. Lucio Anneo Séneca.

Los que saben no hablan. Los que hablan no saben. El sabio enseña a través de sus actos, no de sus palabras. Zhuangzi.

Los problemas son oportunidades para demostrar lo que se sabe. Duke Ellington.

Ningún descubrimiento se haría ya si nos contentásemos con lo que sabemos. Lucio Anneo Séneca.

No basta saber dónde está el tesoro. Hace falta trabajar para sacarlo. Francisco de Quevedo y Villegas.

No basta saber, se debe también aplicar; no es suficiente querer, se debe también hacer. Johann Wolfang von Goethe.

No es posible saberlo todo. Horacio.

No menosprecies lo que sabes. Martín Breton.

No sabe más el que más cosas sabe, sino el que sabe las que más importan. Bernardino Rebolledo.

Nunca hagas apuestas. Si sabes que has de ganar al otro, eres un tramposo. Y si no lo sabes, eres un tonto. Confucio.

Para cambiar es necesario saber; para saber hay que aprender; y para aprender hay que hacer grandes sacrificios. Samuel Aun Weor.

Quien sabe de dolor, sabe de vida. No os espante el sufrimiento, ofrecerlo. Víctor Corcoba Herrero.

No es suficiente saber, hay que saber aplicar lo que uno sabe; no es suficiente querer, hay que saber realizar lo que uno quiere. Johann Wolfgang von Goethe.

Para saber hablar, tres cosas son precisas: saber pensar, saber escuchar y saber callar. Plutarco.

Qué poco sabemos de lo que somos; y menos aún de lo que seremos. Lord Byron.

Quien en verdad sabe de qué habla, no encuentra razón para levantar la voz. Leonardo Da Vinci

Quien sabe de dolor, lo sabe todo. Dante Alighieri.

Sabed que la virtud de la paciencia es la que nos asegura la mayor perfección. San Francisco de Sales

Sabemos lo que somos, pero no lo que podemos ser. William Shakespeare.

La ocultación de ideas molestas puede que sea corriente en la religión o en la política, pero no es el camino a la sabiduría y no tiene sentido dentro de la tarea científica. Carl Sagan.

 

Guarde para su regalo

esta sentencia un autor:

si el sabio no aprueba, ¡malo!

si el necio aplaude, ¡peor!

Tomás de Iriarte.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.