Martes, 30 de Enero de 2018

Conserva la calma en las discusiones, porque el apasionamiento puede convertir el error en falta y la verdad en descortesía. Herbert Spencer.

El hombre cauto jamás deplora el mal presente; emplea el presente en prevenir las aflicciones futuras. W. Shakespeare.

Los escritores pueden dividirse en tres clases: estrellas errantes, planetas y estrellas fijas. A. Schopenhauer.

El que ha encontrado un tema adecuado a sus facultades no dejará nunca de encontrar palabras elocuentes y una expresión lúcida. Horacio.

El conocimiento de los hombres y de las costumbres es el primer principio y el principal manantial del bien escribir. Horacio.

La gloria o el mérito de ciertos hombres consiste en escribir bien. La de otros en no escribir nada. La Bruyère.

El hombre que escribe bien, escribe, no como los demás, sino como él mismo. Montesquieu.

Mira. Escucha. Presta atención a cualquier oleaje dentro de tu cuerpo o de tu vida provocado por hacer demasiado o demasiado poco en las áreas de la alimentación, la bebida, el ejercicio, el trabajo o la comunicación. Dan Millmann.

No cabe la vergüenza en ojos que están abiertos y han sabido ver la realidad. Película Lagaan.

Un hombre es doblemente sabio si tiene a su lado una mujer sabia. Película Marco Polo.

Vosotros, los blancos, siempre estáis haciendo preguntas. Nunca os limitáis a observar y escuchar. Suele ser posible aprender todo lo que realmente importa saber sólo observando y escuchando. Anciano indio americano.

Hoy sabemos que cada vez que recuerdas algo extraes esa memoria de su almacén, y la haces consciente y la vuelves a guardar. Y cada vez que recordamos cambiamos esa memoria. No es igual la que extraemos que la que almacenamos de nuevo. Cuanto más se accede a un recuerdo más se cambia. Susana Martínez-Conde.

Todo pensamiento es una masacre [muerte, desaparición] de impresiones. Alain.

M. GANDHI: 

  • Siempre apunta a una completa armonía de pensamiento, palabra y obra. Siempre apunta a purificar tus pensamientos y todo va a ir bien.

  • La pobreza es la peor forma de violencia.

  • Cuando hay una tormenta, los pajaritos se esconden, pero las águilas vuelan más alto.

  • Mis imperfecciones y fracasos son tanto una bendición de Dios como mis éxitos y mis talentos, y me gustan los dos.

  • Habla sólo si es mejor que el silencio.

  • La fe no es algo para agarrar, se trata de un estado para crecer.

  • El poder es de dos tipos. Uno se obtiene a través del miedo al castigo y el otro por actos de amor. El poder basado en el amor es mil veces más eficaz y permanente que el derivado del miedo al castigo.

  • Sí, lo soy, también soy un musulmán, un cristiano, un budista y un judío.

  • Donde hay amor hay vida.

  • Conocí por primera vez los conceptos de la no violencia en mi matrimonio.

  • La oración no es estar pidiendo. Es un anhelo del alma. Es la admisión diaria de la propia debilidad. Es mejor en la oración tener un corazón sin palabras, que palabras sin corazón.

  • La libertad no es digna de tener si no incluye la libertad de cometer errores.

  • Nadie me puede hacer daño sin mi permiso.

  • Me opongo a la violencia porque aun cuando parece hacer el bien, el bien es sólo temporal; y el mal que hace es permanente.

  • Los actos más simples de bondad son, con mucho, más poderosos que mil cabezas inclinándose en oración.

  • Si deseo cambiar el mundo que me rodea, debo empezar por cambiarme a mí mismo.

  • No pueden llevarse nuestro respeto por sí mismo si no se lo damos a ellos.

  • Todo el mundo tiene un pedazo de la verdad.

  • Al hacer algo, hazlo con amor o no lo hagas.

  • Usted me puede encadenar, puede torturarme, incluso puede destruir este cuerpo, pero nunca podrá encarcelar a mi mente.

  • Nunca se puedes saber qué resultados vienen de tus acciones, pero si no haces nada, no habrá resultados.

  • Si no tuviera sentido del humor, hace mucho tiempo que me habría suicidado.

  • Te ofrezco la paz. Ofrezco amor. Te ofrezco amistad. Veo tu belleza. Escucho tus necesidades. Siento tus sentimientos.

  • El amor es la fuerza más poderosa que el mundo posee, y sin embargo es lo más humilde que podamos imaginar.

  • Dios no tiene religión.

  • Odia el pecado, ama al pecador.

  • Tus creencias se convierten en tus pensamientos, tus pensamientos se convierten en tus palabras, tus palabras se convierten en tus acciones, tus acciones se convierten en tus hábitos, tus hábitos se convierten en tus valores, tus valores se convierten en tu destino.

  • La mejor manera de encontrarse, es perderse en el servicio de los demás.

  • No debes perder la fe en la humanidad. La humanidad es como un océano; si unas pocas gotas del océano están sucias, el océano no se ensucia.

  • El futuro depende de lo que se hace hoy en día.

  • Cada noche, cuando me voy a dormir, me muero. Y a la mañana siguiente, cuando me despierto, vuelvo a renacer.

  • Creer en algo y no vivirlo, es deshonesto.

  • Hay gente en el mundo con tanta hambre, que Dios no puede aparecerse a ellos, excepto en la forma de pan.

  • No es prudente estar demasiado seguro de la propia sabiduría. Es saludable recordar que el más fuerte se puede debilitar y el sabio, equivocarse.

  • El día en que el poder del amor anule el amor al poder, el mundo conocerá la paz.

  • No hay que apagar la luz del otro para lograr que brille la nuestra.

  • La verdad nunca daña una causa que es justa.

  • Cada vez que te enfrentes a un oponente, conquístalo con amor.

  • Es bastante fácil ser amigable con los amigos. Pero para hacerse amigo el que consideras tu enemigo, es la quinta esencia de la verdadera religión. Lo otro es mero negocio.

  • La acción expresa prioridades.

  • Tú no sabes qué es realmente importante para ti, hasta que realmente lo pierdes.

  • La fuerza en el universo, si se lo permitimos, fluirá a través de nosotros y producir resultados milagrosos.

  • La diferencia entre lo que hacemos y lo que somos capaces de hacer, bastaría para solucionar la mayor parte de los problemas del mundo.

  • El único tirano que acepto es esa pequeña voz dentro de mí.

  • Factores que destruyen al ser humano: la política sin principios, el placer sin compromiso, la riqueza sin trabajo, la sabiduría sin carácter, los negocios sin moral, la ciencia sin humanidad y la oración sin caridad.

  • Las siete equivocaciones de la sociedad humana y la causa de toda la violencia:

  • Política sin principios. Riqueza sin trabajo. Placer sin conciencia. Conocimiento sin voluntad. Comercio sin moralidad. Ciencia sin humanidad. Adoración sin sacrificio.

THOMAS MACAULAY:

  • Somos libres, somos civilizados, lo que vale de poco, si impedimos a cualquier fragmento de la raza humana de participar en igual medida de la libertad y la civilización.

  • Su imaginación se parecía a las alas de un avestruz. Le permitían correr, pero no volar [sobre John Dryden].

  • La prueba suprema de virtud consiste en poseer un poder ilimitado sin abusar de él.

  • Cuando la lucha entre facciones es intensa, el político se interesa, no por todo el pueblo, sino por el sector a que él pertenece. Los demás son, a su juicio, extranjeros, enemigos, incluso piratas.

  • Los políticos tímidos e interesados se preocupan mucho más de la seguridad de sus puestos que de la seguridad de su país.

  • Prefiero ser un hombre pobre en un desván con un montón de libros que un rey que no ama la lectura.

  • La causa mayor de revoluciones, es que mientras las naciones avanzan al trote, las constituciones van a pie.

  • El político debe hablar y obrar muchas veces sin haber pensado ni leído.

  • El mejor gobierno es el que desea hacer feliz al pueblo y sabe cómo lograrlo.

  • El objetivo de la oratoria no solo es la verdad, sino también la persuasión.

  • La ciencia avanza a pasos, no a saltos.

  • Como la civilización avanza, la poesía necesariamente disminuye.

  • Hasta tanto los hombres no hayan permanecido libres durante algún tiempo, no saben cómo deben usar su libertad.

  • Mal gobierno es el que exprime al pueblo dándole poco a cambio.

  • Negocios de muchos, de nadie.

  • Un Gobierno no debe hacer rico al pueblo, sino protegerlo mientras se enriquece por sí mismo.

  • Una buena Constitución es infinitamente mejor que el mejor déspota.

  • Aquel que desee conocer hasta qué punto se puede debilitar y arruinar un gran Estado, debe de estudiar la historia de España.

 L. A. SÉNECA:

  • Un solo bien puede haber en el mal: la vergüenza de haberlo hecho.

  • Bastaría por remedio ser mejores que los malos.

  • Procuramos olvidar lo que, traído a la memoria, nos entristece.

  • Necesarios son nuevos favores de la fortuna para conservar la felicidad.

  • Con facilidad se adquiere lo preciso para la vida.

  • Doloroso es que comencemos a vivir cuando morimos.

  • Necesaria es la experiencia para saber cualquier cosa.

  • El valor es siempre ambicioso de peligros.

  • Pequeño aparato basta para vivir bien.

  • No hay nadie tan humilde, que no tenga para dañar.

  • Prueba es de virtud el desagradar a los malvados.

  • Demasiado pronto muere al hombre para llegar a conocer las cosas inmortales.

  • Tenemos en mucho precio los beneficios que hacemos.

  • Industria [técnica] es la aparente simpleza.

  • Ajeno es todo lo que nos viene en deseo.

  • El que siempre busca grandezas, alguna vez las encuentra.

  • Amarga es la pena que nace de vergüenza.

  • Más dañosa es la abundancia que viene sobre gran codicia.

  • Reino en lugar ajeno no está seguro [reina sobre ti mismo].

  • Más dura la memoria de las injurias recibidas que de los beneficios.

  • Extremadísima crueldad es dilatar el castigo.

  • Para bien obrar, el que da debe olvidarlo luego y el que recibe, nunca.

  • Un amor apaga otro amor, y un temor otro temor.

  • No es necesaria la fortuna para sólo subsistir.

  • Desde la infancia da señales el ingenio.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.