Martes, 23 de Enero de 2018

El mundo no puede dar alegrías tan grandes como son las que quita. Lord Byron.

Amor: tú de los hombres justos arrancas injustas determinaciones, para arruinarlos. Sófocles

En la gente mayor las iras se vuelven tristezas. Henry de Montherlant.

Los errores en materia de religión son peligrosos; en filosofía son simplemente ridículos. David Hume.

… las causas y efectos no pueden descubrirse por la razón, sino por la experiencia. David Hume.

Para ser grande hace falta un 99% de talento, un 99% de disciplina y un 99% de trabajo. William Faulkner.

Cuando uno dice que sabe lo que es la felicidad, se puede suponer que la ha perdido. Anónimo.

De todas las reacciones posibles ante una injuria, la más hábil y económica es el silencio. Santiago Ramón y Cajal.

La avaricia empieza donde termina la pobreza. Honoré de Balzac. 

Carl Gustav Jung:

  • Tu visión devendrá más clara solamente cuando mires dentro de tu corazón… Aquel que mira afuera, sueña. Quién mira en su interior, despierta.

  • El conocimiento descansa no solo sobre la verdad sino también sobre el error.

  • No existe idioma que no pueda ser mal interpretado. Cada interpretación es hipotética, ya que es un simple intento de leer un texto desconocido.

  • Si uno no entiende a otra persona tiende a considerarlo un loco.

  • No podemos cambiar nada sin antes comprender. La condena no libera, oprime.

  • La gente podrá hacer cualquier cosa, no importa cuán absurda, con el fin de evitar enfrentar su propia alma.

  • No puede haber una transformación la oscuridad a la luz y de la apatía en movimiento sin emociones.

  • No debemos pretender comprender el mundo sólo por el intelecto. El fallo de la inteligencia es sólo una parte de la verdad.

  • Un zapato que se adapta a una persona, puede quedar mal en otra. No existe una receta para vivir que se adapte a todos.

  • Los niños son educados por lo que hace el grande y no por lo que dice.

  • No podemos vivir el atardecer de la vida con el mismo programa que la mañana, pues lo que en la mañana era mucho, en el atardecer será poco, y lo que en la mañana era verdadero, en la tarde será falso.

  • Yo no soy lo que me sucedió, yo soy lo que elegí ser.

  • Nacimos en un momento dado, en un lugar determinado y, al igual que añades los años a un vino, tenemos las cualidades del año y de la temporada de la que nacemos. La astrología no reclama nada más.

  • Todo lo que nos irrita de otros nos lleva a un entendimiento de nosotros mismos.

  • El inconsciente no es algo malo por naturaleza, es también la fuente de bienestar. No sólo oscuridad sino también luz, no sólo bestial y demoníaca, sino también espiritual y divina.

  • Muéstreme un Ser Humano sano y yo lo curaré para Usted.

  • Aquellos que no aprenden nada de los hechos desagradables de sus vidas, fuerzan a la conciencia cósmica a que los reproduzca tantas veces como sea necesario para aprender lo que enseña el drama de lo sucedido. Lo que niegas te somete. Lo que aceptas te transforma.

  • El vino de la adolescencia no siempre aclara según pasan los años, a veces se vuelve turbio.

  • Cuando los conflictos más intensos, se superan, dejan una sensación de seguridad y tranquilidad de que no se perturba fácilmente. Son sólo estos intensos conflictos y su conflagración lo que se necesita para producir resultados valiosos y duraderos.

  • La cosa más aterradora es aceptarse a sí mismo por completo.

  • El hombre que no percibe el drama de su propio fin no está en la normalidad sino en la patología, y tendría que tenderse en la camilla y dejarse curar.

  • La palabra “creencia” es algo difícil para mí. No creo. Tengo que tener una razón para una cierta hipótesis. O bien sé una cosa, y luego, sé que no necesito para creer.

  • El pequeño mundo de la niñez con su entorno familiar es un modelo del mundo. Cuanto más intensamente le forma el carácter la familia, el niño se adaptará mejor al mundo.

  • Un hombre que no ha pasado a través del infierno de sus pasiones, no las ha superado nunca.

  • El péndulo de la mente alterna entre sentido y sinsentido, no entre el bien y el mal.

  • A través del orgullo nos engañamos a nosotros mismos.

  • El hombre sano no tortura a otros, por lo general es el torturado el que se convierte en torturador.

  • Todas las obras del hombre tienen su origen en la fantasía creadora. ¿Qué derecho tenemos entonces a la amortización de la imaginación?

  • La función principal de los sueños es intentar restablecer nuestro equilibrio psicológico.

  • Todo depende de cómo vemos las cosas y no de cómo son en realidad.

  • Sin jugar con la fantasía nunca ha nacido ningún trabajo creativo. La deuda que tenemos a la obra de la imaginación es incalculable.

  • La astrología representa la suma de todos los conocimientos psicológicos de la antigüedad.

  • Si existiera algo que quisiéramos cambiar en los chicos, en primer lugar deberíamos examinarlo y observar si no es algo que podría ser mejor cambiar en nosotros mismos.

  • El inconsciente es la historia de la humanidad desde los tiempos inmemoriales.

  • Cuando el amor es la norma, no hay voluntad de poder, y donde el poder se impone, el amor falta.

  • El encuentro de dos personalidades es como el contacto de dos sustancias químicas: si hay alguna reacción, ambas se transforman.

  • Usted puede quitarle al hombre sus dioses, sólo dándole otros.

  • Aún una vida feliz no es factible sin una medida de oscuridad, y la palabra felicidad perdería su sentido si no estuviera balanceada con la tristeza. Es mucho mejor tomar las cosas como vienen, con paciencia y ecuanimidad.

  • No podemos cambiar nada hasta que no lo aceptemos. La condena sólo nos oprime.

  • La libertad se extiende sólo hasta los límites de nuestra conciencia.

  • Cuanto mayor es la multitud, más insignificante la persona.

  • Sólo un necio está interesado en la culpa de los demás, puesto que no puede cambiarla. El sabio aprende sólo de su propia culpa. Se preguntará a sí mismo: ¿quién soy puesto que todo esto me está ocurriendo? Para encontrar la respuesta a esta pregunta destinal, mirará en su propio corazón.

  • Desde la mitad de la vida hacia adelante, solo permanece vital aquel que está preparado para morir con vida.

  • Hasta que no te hagas consciente de lo que llevas en tu inconsciente, éste último dirigirá tu vida y tú le llamarás destino.

  • El sueño surge de una parte de la mente desconocido para nosotros, pero no por ello menos importante, y tiene que ver con los deseos para el día que se aproxima.

  • Las cosas más pequeñas con un sentido valen más en la vida que las cosas más grandes sin él.

 Carl Rogers:

  • La curiosa paradoja es que cuando me acepto como soy, cambio.

  • Ser empático es ver el mundo a través de los ojos del otro y no ver nuestro mundo reflejado en sus ojos.

  • Una persona, al descubrir que es amada por ser como es, no por lo que pretende ser, sentirá que merece respeto y amor.

  • La única persona educada es la que ha aprendido a aprender y cambiar.

  • El grado en que puedo crear relaciones, que facilitan el crecimiento de los demás como personas separadas, es una medida del crecimiento que he logrado en mí mismo.

  • Ni la biblia, ni los profetas, ni las revelaciones de dios o de los hombres, nada tiene prioridad sobre mi experiencia directa.

  • Me siento conmovido y realizado cuando entreveo el hecho, o me permito la sensación, de que a alguien le importo, de que me acepta, me admira o me alaba.

  • Las personas son tan hermosas como las puestas de sol, si se les permite que lo sean.

  • Cuando miro al mundo soy pesimista, pero cuando miro a la gente soy optimista.

  • No podemos cambiar, no podemos alejarnos de lo que somos hasta que aceptamos lo que somos. Entonces el cambio parece llegar casi desapercibido.

  • Lo que es más personal es lo más universal.

  • En mis relaciones con las personas he encontrado que no ayuda, a largo plazo, actuar como si fuera algo que no soy.

  • Para el aprendizaje significativo, el que provoca cambios profundos en el individuo, no debe limitarse a un aumento de conocimiento, sino abarcar todas las partes de la existencia.

  • La buena vida es un proceso, no un estado del ser. Se trata de una dirección no un destino.

  • Me doy cuenta que si fuera estable, prudente y estático viviría en la muerte. Por consiguiente, acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo y los altibajos emocionales, porque ése es el precio que estoy dispuesto a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante.

  • En mis primeros años profesionales me hacia esta pregunta: ¿Cómo puede tratar, curar o cambiar a esta persona? Ahora formularía la pregunta de esta forma: ¿Cómo puedo proporcionar una relación que esta persona pueda usar para su propio crecimiento personal?

  • No puedes tener miedo de la muerte, en realidad, sólo se puede tener miedo a la vida.

 Alfred Adler:

  • El peligro principal en la vida es tomar demasiadas preocupaciones.

  • Las únicas personas normales son las que no conoces muy bien.

  • Fíate sólo de los hechos. La vida sucede en los hechos, no en las palabras

  • El hombre sabe mucho más de lo que comprende.

  • No hay tal cosa como el talento. Hay presión.

  • Cuanto mayor sea el sentimiento de inferioridad que se ha experimentado una persona, más poderoso es el impulso de la conquista y más violenta es la agitación emocional.

  • La grandeza del hombre radica en el poder de su pensamiento.

  • La verdad es a menudo una terrible arma de agresión. Es posible mentir e incluso asesinar con la verdad.

  • Una mentira no tendría sentido si la verdad no fuera percibida como peligrosa.

  • Una regla simple para tratar a esas personas que son difíciles es, juntamente recordar que esas personas están tratando de hacer valer su superioridad, y usted debe tratar con ellos desde ese punto de vista.

  • El neurótico está clavado en la cruz de su ficción.

  • Es más fácil luchar por unos principios que vivir de acuerdo con ellos.

  • Habría muchos menos arranques de mal humor si no se ofreciera la posibilidad de asegurar de este modo la propia importancia.

  • No podemos decir que si un niño está mal alimentado se volverá un criminal. Debemos ver qué conclusiones ha sacado el niño.

  • Una sensibilidad exagerada es sinónimo de sentido de inferioridad.

  • La neurosis es el desarrollo natural, lógico, de un individuo que está comparativamente inactivo, lleno de un anhelo personal, egocéntrico, de superioridad, y por ello está atrasado en el desarrollo de su interés social.

  • Todo querer, es querer compensar algo.

  • Creo que no estoy limitado por ninguna regla estricta o prejuicio, sino que prefiero suscribir al principio: Todo puede también ser diferente.

  • No hay individuo humano que encuentre reposo bajo el yugo de un sentimiento de inferioridad.

  • El mayor peligro en la vida es que puedas tomar demasiadas precauciones.

  • El psicólogo puede tan sólo llamar la atención sobre los errores; el paciente, en cambio, se ve obligado a dar vida a la misma verdad.

  • Lágrimas y quejas pueden ser un arma extremadamente útil para perturbar la cooperación y ceñir a los demás a la condición de esclavitud.

  • Cuando conocemos la meta de una persona, conocemos aproximadamente lo que seguirá.

  • Cada individuo actúa y sufre de acuerdo con su peculiar teleología (el estudio de los fines o propósitos), que tiene toda la inevitabilidad del destino, en tanto él no lo comprenda.

  • Tenemos que interpretar el mal humor como un signo de inferioridad.

  • Le experiencia es una de las causas del éxito o fracaso. No sufrimos el impacto de nuestras experiencias, llamadas traumas, sino que las adaptamos a nuestros propósitos.

  • Es más fácil luchar por los propios principios que vivir a su altura.

  • El educador tiene que creer en el potencial de su alumno, y debe emplear toda su arte para transmitir su experiencia a los alumnos.

  • Confía sólo en el movimiento. La vida ocurre en el plano de los acontecimientos, no el de las palabras. Confía en el movimiento…

  • Los individuos desafiantes siempre perseguirán a otros, y sin embargo siempre se considerarán perseguidos.

  • La opinión que una persona tiene de sí y del entorno puede deducirse mejor del significado que encuentra en la vida y del significado que da a su propia vida.

  • Ninguna experiencia es una causa de éxito o de fracaso. No sufrimos de la conmoción de nuestras experiencias, llamadas traumas, sino que hacemos de ellas lo que conviene a nuestros propósitos.

  • Ver con los ojos de otro, escuchar con los oídos de otro, sentir con el corazón de otro. Por el momento esa me parece una definición aceptable de lo que llamamos sentimiento social.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.