Martes, 20 de Noviembre de 2018

ACCIÓN:

Es falso decir que lo que nos determina son las circunstancias. Al contrario, las circunstancias son el dilema ante el cual tenemos que decidirnos. Pero el que decide es nuestro carácter. George Bernard Shaw.

Película El atlas del mundo.

– Por mucho que hagáis no será más que una gota en un océano infinito.
– Y qué es un océano sino una multitud de gotas.

Tienes que hacer lo que no puedes dejar de hacer. Película El atlas del mundo.

Somos demasiado jóvenes para darnos cuenta de que es imposible. Así que lo haremos igualmente. Película Amazing Grace.

Les preocupaba tanto si podían o no hacerlo que no se pararon a pensar si debían. Película Pasrque Jurásico.

Hazlo o no lo hagas. Pero no lo intentes. Película El imperio contraataca.

¡Roma se quema! Y el problema no es quién empezó el fuego. El problema somos nosotros. Qué hacemos nosotros. Película Leones por corderos. 

Nunca es demasiado tarde para averiguar qué es importante en tu vida y luchar por ello. Película Premonition.

Jamás digas jamás, siempre hay cosas que intentar. Película Los chicos del coro. 

Sólo nuestros actos nos hacen buenos o malos. Un momento de amor, incluso de una mala persona, puede dar sentido a una vida. ¡Quién sabe qué camino nos llevará hasta Dios! Película Diamante de Sangre. 

El reino de las posibilidades está dentro de vosotros. Película Cadena de Favores.

Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo. Evoca primero en los hombres y mujeres el anhelo del mar libre y ancho. Antoine de Saint-Exupéry.

Había que tener una mente flexible para saber qué partido tomar en el reino de lo cambiante y de la indeterminación. Abad Fanciolince.

Cuando el futuro es incierto, se concentran en el presente acciones y sentimientos que en tiempos de normalidad se desarrollarían con más calma y más decoro. (O en otras palabras:) En momentos de tanta incertidumbre, cuando el azar preside la vida y la muerte de las personas, éstas se comportan con peculiar arrebato. Eduardo Mendoza.

En toda actividad, noble o denostada, siempre cabe un destello de omnipotencia. Muriel Barbery.

Cando no hay alternativa, la mejor táctica es la huida. César Mallorquí.

El alma no puede tener secretos sin que la conducta los revele. Giovanni Papini.

El alma cuyas obras no concuerdan no es recta. Séneca.

El verdadero heroísmo está en transformar los deseos en realidades y las ideas en hechos.  Alfonso Rodríguez Castelao.

Todo lo que merece la pena hacer es difícil. Película Patch Adams.

Debemos tener buenos amigos que nos enseñen lo bueno; y perversos y crueles enemigos que nos impidan obrar mal. Diógenes  Laercio.

Una sola cosa, Aprendiz, Estudiante, hijo mío, una sola cosa te será contada, y es tu Obra Bien Hecha.  Eugenio D´Ors.

Envejecer es la obra maestra de la vida. Henri-Frédéric Amiel.

Cuando una cosa merece la pena, incluso merece la pena hacerla mal. Gilbert Keith Chesterton.

La acción y la crítica son fáciles, el pensamiento no tanto. Gilbert Keith Chesterton.

Sólo existes por lo que haces. Federico Fellini.

No me diga lo que estoy haciendo. No quiero saber. Federico Fellini.

 Puede que lo que hacemos no traiga siempre la felicidad, pero si no hacemos nada, no habrá felicidad. Albert Camus. 

Desde hace mil años que me pregunto: ¿qué haré ahora? Y aún no necesito responderme. Antonio Porchia.

¿Es que quieres conseguir en una hora lo que se tarda toda una vida de entrenamiento? Película El samurái negro.

Dictamen es, en última instancia, determinar por los sentimientos, y no por el intelecto. Herbert Spencer.

Nuestra vida está compuesta en gran parte por sueños. Hay que encaminarlos a la acción. Anaïs Nin.

Siempre me ha interesado más experimentar que conseguir.  Orson Welles.

PLACER-FELICIDAD:

La felicidad está en la sumisión al orden natural. Película Comida sobre la hierba.

La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla.  Hermann Hesse.

Nadie puede gozar de una dicha perpetua. PLAUTO.

Es defecto propio de las personas felices, y del que nunca se corrigen, el creer que los desgraciados lo son siempre por su culpa. Edme Pierre Beauchêne

Tengo gustos sencillos, pero selectos. Película 4 páginas de la vida.

No me preocupo por mi felicidad, de eso te encargas tú. Me preocupo de la tuya. Anónimo.

No lo que tenemos, sino lo que disfrutamos, constituye nuestra abundancia. Tetit-Senn.

No hay placer que no tenga por límites el dolor; que con ser el día la cosa más hermosa y agradable tiene por fin la noche. Lope de Vega.

No hay más que una manera de lograr la felicidad: vivir para los demás. Tolstoi.

No hay manjar que no empalague, ni vicio que no enfade. Proverbio Chino.

No hay en la tierra, contento que se iguale a recuperar la libertad perdida. Cervantes.

No entiendo por qué el que es dichoso busca mayor felicidad. Cicerón.

Me dan miedo esas grandes palabras que nos hacen tan infelices. James Joyce.

Los únicos goces puros y sin mezcla de tristeza que le han sido dados sobre la Tierra al hombre, son los goces de familia. G. Mazzini.

Los recuerdos felices no caducan. Revívelos tan a menudo como quieras. Anónimo.

No puede haber felicidad si las cosas en que creemos son distintas de las cosas que hacemos. F. Stark.

Tu capacidad de conocer la felicidad depende de tu capacidad para conocer el dolor. Pierre de Ronsard.

Un verdadero espíritu de rebeldía es aquel que busca la felicidad en esta vida. Henrik Ibsen.

Para mí sólo una cosa es verdad; que el trabajo da bienestar y hasta felicidad. No estoy seguro más que de esto y lo olvido constantemente. J. Renaro.

Puede considerarse bienaventurado y no pedir mayor felicidad el hombre que ha encontrado su trabajo. Thomas Carlyle.

Sólo se vive para ese poquito de felicidad que se espera. Condesa de Noailles.

¡Son tantos los mortales que no pueden digerir la felicidad! La felicidad no es cosa fácilmente digerible; es, más bien, muy indigesta. Miguel de Unamuno.

Toda la felicidad que la humanidad puede alcanzar, está, no en el placer, sino en el descanso del dolor. John Dryden.

La educación que proporciona la vida del hogar es la base de la felicidad de nuestros hijos. Anónimo.

La felicidad consiste en poder unir el principio con el fin. Pitágoras.

La felicidad consiste en tener buena salud y mala memoria. Ingrid Bergman.

La felicidad consiste, en no hacer siempre lo que tú quieres, sino en siempre haber querido hacer lo que tú haces. Leon Lestoi.

La felicidad de cada uno no consiste en esto ni en aquello, sino en conseguir y gozar cada uno de lo que le gusta. Baltasar Gracían.

La felicidad es como una manta de pequeñas dimensiones. Cuando uno se tapa las orejas, se le destapan los pies. Jamás se logra estar a gusto del todo, y mucho menos calentito. Anónimo.

La felicidad es darse cuenta que nada es demasiado importante. Anónimo.

La felicidad es saber lo que queremos y si no lo tenemos, no angustiarnos por conseguirlo. Anónimo.

La felicidad está en la libertad, y la libertad en el coraje. Pericles.

La felicidad no consiste en hacer lo que nos gusta; sino en hacer que nos guste lo que tenemos que hacer. Proverbio Chino.

La felicidad no consiste en realizar nuestros ideales, sino en idealizar lo que realizamos. Anónimo.

La felicidad suprema en la vida es tener la convicción de que nos aman por lo que somos, o mejor dicho, a pesar de lo que somos. Víctor Hugo.

La felicidad tiene los ojos cerrados. Paul Valéry.

El aburrimiento es la enfermedad de las personas felices. Abel Dufresne.

Depender de que a los demás les interese lo que uno dice, equivale a depender de los demás para ser feliz. Anónimo.

Dale a un hombre todo lo que desea y será infeliz por no tener nada que anhelar. Anónimo.

Dad al hombre salud y metas a alcanzar y no se detendrá a pensar sobre si es o no feliz. B. Shaw.

Cada uno de nosotros está en la Tierra para descubrir su propio camino, y jamás seremos felices si seguimos el de otro. James van Praagh.

Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad. José Marti.

El pesar y la pobreza purifican el corazón del hombre, aunque nuestras mentes débiles no ven nada de valor en el universo, salvo la comodidad y la felicidad. G. Gibran.

Feliz el enano que con una silla resuelve todos sus problemas. Anónimo.

Es preciso creer en la posibilidad de la dicha para ser feliz. Leon Tolstoi.

En el desprecio de la ambición se encuentra uno de los principios esenciales de la felicidad sobre la tierra. Voltaire.

El saber es la parte más considerable de la felicidad. Sófocles

El placer es el bien primero. Es el comienzo de toda preferencia y de toda aversión. Es la ausencia de dolor en el cuerpo y de inquietud en el alma. Epicuro.

El placer más seguro es el menos placentero. Ovidio.

El placer que acompaña al trabajo pone en olvido a la fatiga. Horacio.

Gran ciencia es ser feliz, engendrar la alegría, porque sin ella toda existencia es baldía. Ramón Pérez de Ayala.

La raíz de todas las pasiones es el amor. De él nace la tristeza, el gozo, la alegría y la desesperación. Lope de Vega.

La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla. Hermann Hesse.

Sólo seremos felices cuando cobremos conciencia de nuestro papel, aunque nos corresponda el más oscuro. Antoine de Saint-Exúpery.

Tenemos que aceptar la crueldad de la vida y la necesidad de la muerte, no con lamentos, sino saboreando esta desesperación. H. Hesse.

Hay momentos hechos de música, de alimentos tiernos, de colores vivos, de olores intensos y tactos en verso, cuya geometría lírica nos instala en la alegría. Por ellos, un recuerdo y un saludo cordial. Anónimo.

Se puede experimentar tanta alegría al proporcionar placer a alguien, que se sienten ganas de darle las gracias. Henri M. Montherlant.

Por más a menudo que los evoquemos, los recuerdos felices jamás se marchitan. Labbie Fudin.

Puede uno amar sin ser feliz; puede uno ser feliz sin amar; pero amar y ser feliz es algo prodigioso. Honoré de Balzac.

Puesto que ignoras lo que te reserva el mañana, esfuérzate por ser feliz hoy. Agarra un cántaro de vino, siéntate a la luz de la luna y bebe pensando en que mañana quizá la luna te busque en vano. Omar Khayyam.

Quien dice que no es dichoso podría serlo para la dicha de su prójimo; si la envidia no le quitara este último recurso. Le Bruyere.

Una persona feliz no es una persona en determinadas circunstancias, sino una persona con determinadas actitudes. Hugh Downs.

Uno de los placeres más perdurables que se pueden experimentar es la sensación que nos invade cuando perdonamos de corazón a un enemigo, lo sepa él o no. A. Battista.

Un hombre feliz es como un barco que navega con viento favorable. Proverbio chino.

La gratificación completa de todas las necesidades instintivas no sólo no constituye la base de la felicidad, sino que ni siquiera garantiza la salud mental. E. Fromm.

La felicidad del hombre moderno consiste en divertirse. Divertirse significa la satisfacción de conseguir y asimilar artículos, espectáculos, comida, bebidas, cigarrillos, gente, conferencias, libros, películas -todo se consume, se traga. E. Fromm.

Al que cae de una dicha cumplida no le importa cuán hondo sea el abismo. Lord Byron.

Ningún hombre es feliz sin una ilusión de algún tipo. Las ilusiones son tan necesarias para nuestra felicidad como reales. Christian Nestell Bovee.

Las aves cantan tras la tormenta ¿Porque las personas no deberían sentirse tan libres como para deleitarse en aquello que la luz solar deja para ellos. Rose Kenedy.

No puede haber una sociedad floreciente y feliz cuando la mayor parte de sus miembros son pobres y desdichados. Adam Smith.

Una cosa particular en la vida es que, si no se piensa en la felicidad o en la desgracia, sino sólo en el cumplimiento riguroso e inflexible del propio deber, la felicidad viene por sí sola, incluso en una vida llena de privaciones y fatigas. Wilhelm Humbolt.

Vive tu vida como si subieras una montaña. De vez en cuando mira hacia tu alrededor y admira las cosas bellas en el camino. Sube despacio, firme y disfruta cada momento hasta llegar a la cumbre. Harold V. Melchert.

En este mundo, aquel que tiene la mitad de un pan un sitio para sentarse, que no es esclavo ni amo de nadie; decidle que sea feliz, pues tiene suficiente en este mundo. Omar Khayam.

El que comparte tus placeres, mas no tus penas, perderá la llave de una de las siete puertas del paraíso. Jalil Gibrán. 

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.