Martes, 19 de Junio de 2018

La única manera elegante de aceptar un insulto es ignorarlo; si usted no puede ignorarlo supérelo; sino puede superarlo ríase; sino puede reírse es que probablemente lo merece. Russell Lyons.

En todas las mujeres hay algo especial. Saber descubrirlo es cuestión de talento. Película Los hermanos Karamazov.

Hay dos clases de personas que no tienen suficiente tiempo: los muy viejos y los muy jóvenes. Película El milagro de las campanas.

Si una espina me hiere, me aparto de la espina pero no la aborrezco. Amado Nervo.

La tristeza es un don del cielo, el pesimismo es una enfermedad del espíritu. Amado Nervo.

Tuvimos x hijos y ninguno vale la pólvora que gastaría para volarlos. Película La ruta del tabaco.

Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino.  Charles Reade.

La belleza es poder; una sonrisa es su espada.  Charles Reade.

Se ha dicho que la sabiduría antigua se resumía en el Cállate ante el destino. Ese Cállate, es el que ahora nos hace redescubrir y resucitar, pues contra él se insurgió [sublevarse], victorioso, el cristianismo. El mutismo ante los dictados de la suerte (…) a eso es a lo que debemos sujetarnos, ésa es nuestra lucha, en caso de que ésta sea la palabra apropiada cuando se trata de una derrota prevista y aceptada. E. Ciorán.

La conversación regula todas las relaciones… es el nudo de todas lo mismo en el matrimonio que en la amistad. La conversación necesita una base común,  y ésta no puede existir entre dos seres de cultura completamente distinta. Oscar Wilde.

Descendió al fondo del espíritu humano, y naturalmente llegó al infierno. Giuseppe Tomasi di Lampedusa.

El amor… fuego y llamas durante un año y cenizas durante treinta. Giuseppe Tomasi di Lampedusa.

En el sentimiento del amor existe algo singular capaz de resolver todas las contradicciones de la vida y de dar al hombre aquella felicidad total cuya consecución es el fin de la vida. Leon Tolstói.

Todos formulamos preguntas basadas en las respuestas que queremos oír. De la serie Dr. House.

La meta en la vida no es eliminar la infelicidad, si no mantenerla al mínimo. De la serie Dr. House.

Las mujeres se enamoran de lo que escuchan, y los hombres de lo que ven. Por eso las mujeres se maquillan y los hombres mienten.De la serie Dr. House.

Dividimos nuestra alma en mil caprichos y desperdiciamos el tiempo sin medirlo con monedas. L. A. Séneca

La virtud solo se aplica a los actos voluntarios, porque la intención es el elemento esencial de la virtud.  Aristóteles.

 

Mis arreos son las armas,

mi descanso el pelear,

mi cama las duras peñas,

mi dormir siempre velar.

(Romancero. Ciclo Carolingio: La Constancia).

NATURALEZA:

  • ¡He perdido mi gotita de rocío!, dice la flor al cielo del amanecer, que ha perdido todas sus estrellas. Rabindranath Tagore.

  • ¿Cómo te cantaré y te adoraré, Sol?, le dijo la florecilla. Contestó el Sol: Con el silencio humilde de tu pureza. Rabindranath Tagore.

  • Bienaventurado aquel, que por sendas escondidas, en los campos se entretiene, y en los montes se retira. Guillén De Castro.

  • Cada uno sigue el orden de su naturaleza. Propercio.

  • Contemplar las flores es sedante. No despiertan emociones ni conflictos. Sigmund Freud.

  • Divina calma del mar, donde la luna dilata, largo reguero de plata, que induce a peregrinar. Leopoldo Lugones.

  • Donde no está el hombre, la naturaleza es un desierto. William Blake.

  • El arte, la gloria, la libertad se marchitan, pero la naturaleza siempre permanece bella. Lord Byron.

  • El hombre no puede vivir donde las flores degeneran. Napoleón.

  • El mar sólo tiene un defecto, y es que, cuando se le conoce, no se puede pasar ya sin él. Alphonse Karr.

  • El que antes de su muerte ha plantado un árbol, no ha vivido inútilmente. Proverbio Indio.

  • El que ha nacido para reptar no podría volar. Máximo Gorki.

  • El viento endereza el árbol después de haberlo inclinado. Charles De Gaulle.

  • En la naturaleza nada hay superfluo. Averroes.

  • En la naturaleza no hay recompensas o castigos; hay consecuencias. Horace A. Vachell.

  • En todos sus sueños más bellos, el hombre no ha sabido jamás inventar nada que sea más bello que la naturaleza. Alphonse De Lamartine.

  • Hay un libro abierto siempre para todos los ojos: la naturaleza. Jean-Jacques Rousseau.

  • Jamás dice la naturaleza una cosa y otra la sabiduría. Juvenal.

  • La naturaleza es grande en las cosas grandes, mas es grandísima en las cosas diminutas. Jacques-Henri B. De Saint-Pierre.

  • La naturaleza está siempre en acción y maldice toda negligencia. Johann W. Goethe.

  • La naturaleza no hace nada superfluo, nada inútil, y sabe sacar múltiples efectos de una sola causa. Copérnico.

  • La naturaleza nunca hace nada sin motivo. Aristóteles.

  • La naturaleza y el arte parecen rehuirse, pero se encuentran antes de lo que se cree. Johann W. Goethe.

  • La tierra es insultada, y ofrece sus flores como respuesta. Rabindranath Tagore.

  • La tierra nunca devuelve sin interés la simiente que recibió. Cicerón.

  • Las gotas de lluvia besan la tierra murmurándole: somos tus pequeños que te añoramos, madre, y volvemos a ti desde el cielo. Rabindranath Tagore.

  • Las tierras pertenecen a sus dueños, pero el paisaje es de quien sabe apreciarlo. Upton Sinclair.

  • No es menester arte donde basta la naturaleza. Sobra la afectación donde basta el descuido. Baltasar Gracián.

  • No hay sol para los ciegos, ni tormenta para los sordos. Proverbio Chino.

  • No pido otra cosa: el cielo sobre mí y el camino bajo mis pies. Robert L. Stevenson.

  • No puede encontrarse bajo el firmamento ni un solo ser, animal o criatura, que no tenga su contrario. Es una ley de la naturaleza. Jean De La Fontaine.

  • Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera. Pablo Neruda.

  • Ser natural es una pose demasiado difícil. Oscar Wilde.

  • Sólo la naturaleza hace grandes obras sin esperar recompensa alguna. Alexandr I. Herzen.

  • Sólo podemos dominar a la naturaleza si la obedecemos. Francis Bacon.

  • Tarde o temprano seguro que la naturaleza se vengará de todo lo que los hombres hagan en su contra. Johann H. Pestalozzi.

  • Todas las obras de la naturaleza deben ser tenidas por buenas. Cicerón.

  • Un árbol es un vecino muy peligroso en una tormenta. Charles Dickens.

  • Un campo se agota con el laboreo sin tregua. Ovidio.

  • Un paisaje se conquista con las suelas del zapato, no con las ruedas del automóvil. William Faulkner.

Película Historias de Filadelfia:

  • Creo que aún atraerías a un hombre de espíritu. Esa actitud de diosa tiene cierto atractivo. Algo mucho más seductor para el hombre que los encantos más evidentes… Somos muy vanidosos. Uno dice: esta ciudadela debe ser conquistada y voy a rendirla yo.

  • Tú podrías ser la mujer más perfecta de la tierra. Me da pena que haya algo en tu interior que no quieras o no puedas remediar. Tu pretendida rebeldía, tus prejuicios contra las debilidades, tu franca intolerancia…. No serás una mujer dulce y comprensiva, ni un ser superior hasta que las debilidades humanas te inspiren compasión. Serías más comprensiva si cometieras alguna equivocación de vez en cuando. Pero tu sentido de la divinidad no te lo permite. La diosa debe quedar intacta cueste lo que cueste. Hay muchas mujeres como tú. Una clase especial de la mujer americana, las doncellas desposadas.

  • Es muy importante para un hombre como para cualquier mujer tener una hija que le quiera mucho con un cariño sincero y exento de críticas… tienes mucho talento, una cara bonita y un cuerpo disciplinado que te obedece. Tienes cuanto debe poseer una mujer encantadora, menos lo esencial: un corazón comprensivo y sin eso daría lo mismo que fueras de bronce.

  • La edad de formar juicios sobre los demás es nunca.

  • Tu intolerancia empieza a ponerme furiosa y yo creo que un escritor debe tener más tolerancia que nadie. Ten en cuenta que no serás jamás ni un gran novelista ni un ser superior, hasta que tengas consideración por las debilidades humanas.

  • Un hombre que haya mejorado su posición puede seguir siendo un hombre ruin y otro cualquiera puede ser de ilustre cuna y no obstante seguir siendo un hombre digno.

  • Hubo un poeta chino que se ahogó al querer besar la luna en el río.

  • Yo creía que todos los escritores bebían en exceso y pegaban a sus mujeres. Sabe, una vez deseé, en secreto, ser escritor.

  • La más hermosa vista de este maravilloso mundo es ver a la clase privilegiada disfrutando de sus privilegios.

  • Con el rico y el poderoso hay que ser orgulloso.

NORBERTO LEVI:

  • ¿Cómo definirías a la conciencia transpersonal? Hay muchos modos de definirla y a mí la que más me gusta no viene de un místico ni de un psicoterapeuta, sino de un artista. Una vez le preguntaron a Atahualpa Yupanqui qué pensaba de esas coplas anónimas que generaciones enteras cantan en muchos pueblos del mundo sin que nadie sepa quién es el autor. Y él respondió que la vida premia al verdadero artista con el anonimato, porque si bien nadie recordará su nombre, ninguna tumba encerrará su canto… Para mí constituye una hermosa metáfora, perfectamente aplicable al entendimiento de la conciencia transpersonal pues ésta se manifiesta cuando uno desplaza el ámbito de su identidad, cuando uno siente que uno “es” la copla y el nombre y el apellido pasan a un segundo lugar.

  • Reconozco que habitan en mi los dos componentes, por una parte el ego y por otra, el progresivo acompañamiento que voy haciendo de mi disolución en la copla anónima. Afortunadamente puedo reconocer mejor los movimientos de mi ego y sus necesidades y ya no me identifico tanto con él. Junto con eso escucho en mí a quien sabe que mi nombre y apellido, mis diferentes roles, son sólo formas temporarias que la vida -que es lo que en esencia soy- tiene de manifestación.

  • …Y para acercarnos al amor en la dimensión humana es muy bueno observar simplemente nuestras manos. Cómo se relacionan entre sí mientras realizan las tareas del día: ponerse la ropa, abrochar un botón, preparar un café, etc. Todas las tareas. Observarlas con detenimiento y mirar la relación. Es verdaderamente maravilloso. Va a encontrar ayuda recíproca, ajustes continuos, acoplamientos precisos, sentido de equipo… Eso que verá entre ellas es la cooperación del amor.

  • Amor propio: lo que llamamos “amor propio” u orgullo es una forma exagerada y distorsionada de intentar compensar la falta de amor hacia sí mismo: Si me descalifico y me reprocho en exceso, esa parte desvalorizada de mí vive en estado de maltrato crónico, como en “carne viva”, muy hipersensible. Por lo tanto no tiene fuerza para absorber las frustraciones cotidianas y demanda un trato externo que compense ese déficit interior. Si en esas condiciones alguien me dice por ejemplo que algo de mí no le gusta, entonces “desborda la copa”, me siento muy herido, me ofendo, me tenso y me cierro. A esa actitud es a la que llamamos orgullo.

  • Es cierto que existen algunas situaciones en las que el deseo de algo encuentra un obstáculo al que efectivamente debe eliminar. En la vida humana el contexto para ese tipo de relación se produce cuando hay un bien escaso y dos que pugnan por obtenerlo. El grave problema es que este marco que se da en algunas situaciones acotadas lo hemos extendido al resto y por lo tanto vivimos toda la vida como un combate permanente.

  • En el mismo momento en que comienzo a desear, comienzo a exponerme a la frustración. No puedo asegurarle a mi deseo la garantía de su logro, lo más que puedo asegurarle es mi mejor intento posible.

Gilbert K. Chesterton:

  • Bebed porque sois felices, pero nunca porque seáis desgraciados.

  • Hay algo que da esplendor a cuanto existe, y es la ilusión de encontrar algo a la vuelta de la esquina.

  • La mediocridad, posiblemente, consiste en estar delante de la grandeza y no darse cuenta.

  • Lo más increíble de los milagros es que ocurren.

  • Optimista es el que os mira a los ojos, pesimista, el que os mira a los pies.

  • La idea que no trata de convertirse en palabra es una mala idea, y la palabra que no trata de convertirse en acción es una mala palabra.

  • Quienes hablan contra la familia no saben lo que hacen, porque no saben lo que deshacen.

  • La única educación eterna es esta: estar lo bastante seguro de una cosa para decírsela a un niño.

  • No hay cosas sin interés. Tan sólo personas incapaces de interesarse.

  • A algunos hombres los disfraces no los disfrazan, sino los revelan. Cada uno se disfraza de aquello que es por dentro.

  • El periodismo consiste esencialmente en decir lord Jones ha muerto a gente que no sabía que lord Jones estaba vivo.

  • La iglesia nos pide que al entrar en ella nos quitemos el sombrero, no la cabeza.

  • Si de verdad vale la pena hacer algo, vale la pena hacerlo a toda costa.

  • Cuando se deja de creer en Dios, enseguida se cree en cualquier cosa.

  • El optimista cree en los demás y el pesimista sólo cree en sí mismo.

OLFATO:

  • El perfume me anuncia la llegada de una mujer y alegra su marcha. Coco Chanel.

  • Nunca te pongas perfume para pasear por el campo. A menos que quieras servir de almuerzo a las abejas. Anne Raver.

  • El olor corporal es el heraldo [rey de armas] de las personas. Helen Keller.

  • Me encanta el olor del NAPALM por las mañanas. Película Apocalypse Now.

  • Dejar un grupo y convertirte en solista es como dejar de usar eau de toilette y pasarte al perfume. Es mucho más intenso. Geri Halliwell.

  • Hueles al jazmín con el que te has frotado después del baño… también a la harina del pan que acabas de amasar… pero por encima de todo, hueles a mujer. Película Hondo.

  • El olor de un libro viejo es algo que no puede digitalizarse. Andrei Sintavsky.

  • Un idealista es alguien para quien todo el mundo huele bien. H. L. Mencken.

  • Lo que más me gusta de Internet es que puedes contactar con cientos de personas sin tener que olerlas. Penn Jillet.

  • Me siento a disgusto en París. Huele a queso Edith Piaf.

  • El olor unido a la memoria es como la máquina del tiempo Haruki Murakami.

  • No soporto a los charlatanes ni a los hombres bañados en colonia. Renée Zellweger.

  • Las bodas son como los funerales, salvo en que puedes oler las flores. Eddie Cantor.

  • Para atraer a los hombres suelo usar un gran perfume llamado No llevo ropa interior. Rita Rudner.

  • Para amar otro país hay que olerlo. Rudyard Kipling.

  • Soy como un perro policía: huelo a un amigo a una milla. Gloria Estefan.

  • El pescado y las visitas huelen mal a los tres días. Benjamín Franklin.

TOLERANCIA:

  • A menudo la excesiva tolerancia debilita y corrompe a la bondad; en el momento de la pelea se debe ser severo. José Vasconcelos.

  • Aunque toda sociedad está basada en la intolerancia, todo progreso estriba en la tolerancia. George Bernard Shaw.

  • Consiente en ceder cuando tengas razón, con tal de que sepas ser intransigente cuando estés equivocado. Jean Rostand.

  • Convierte tu muro en un peldaño. Rainer Maria Rilke.

  • El único y verdadero espíritu de tolerancia consiste en tolerar conscientemente la mutua intolerancia. Samuel T. Coleridge.

  • Es de suma importancia, tener en los trabajos tolerancia, pues la impaciencia en la contraria suerte, es un mal más amargo que la muerte. Félix María De Samaniego.

  • Hay un límite más allá del cual la tolerancia deja de ser virtud. Edmund Burke.

  • La afabilidad y la indulgencia verdadera son frutos raros de la reflexión, de la experiencia y de la razón. Barón De Holbach.

  • La tolerancia significa enterarse cada cual de que tiene frente a sí a alguien que es un hermano suyo, quien, con el mismo derecho que él, opina lo contrario, concibe de contraria manera la felicidad pública. Antonio Maura.

  • Los fanatismos que más debemos temer son aquellos que pueden confundirse con la tolerancia. Fernando Arrabal.

  • No hay que ser idealista, que conduce a fanatismos, sino que hay que ser realista, pero con imaginación y tolerancia. Tonino Licciardello Bernabé.

  • No tardará en transigir con el fin quien está dispuesto a transigir con los medios. Arturo Graf.

  • Sé flexible como un junco, no tieso como un ciprés. Talmud [tradición hablada judía].

  • Si consideráramos a los demás como a nosotros mismos, sus acciones más reprochables nos parecerían dignas de indulgencia. André Maurois.

  • Si tuviéramos que tolerar a los demás todo lo que nos permitimos a nosotros mismos, la vida sería intolerable. Georges Courteline.

  • Tener espíritu abierto no significa tenerlo abierto a todas las necedades. Jean Rostand.

  • Toda tolerancia llega a ser, a la larga, un derecho adquirido. Georges Clemenceau.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.