Martes, 13 de Febrero de 2018

El mayor contrario que el amor tiene es el hambre y la continua necesidad.  Miguel de Cervantes.

Conozca todas las teorías. Domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas otra alma humana. C. G. Jung.

Quien piensa lo más profundo ama lo más vivo. Hölderlin.

Creo que los grandes poetas escriben sin saber lo que dicen. Adam Zagajewski.

Alimenta, Cuida y Ama a tu Hij@, para que el sistema pueda explotar su Cuerpo, embotar su Mente y destruir su Alma. Anónimo.

En todo lo que amas esta tu esencia. Alexander Rodríguez.

La razón no grita… La razón se sienta y espera. Alexander Rodríguez.

Lo más terrible para el discípulo es que, a pesar de todo, al final deberá autoafirmarse frente al maestro. Cuanto más sustancioso sea lo que éste dé, mayor será el desánimo, por no decir desesperación del que lo reciba.  Goethe.

Los antiguos comparaban la mano con la razón. La razón es el arte de las artes, la mano, la técnica de todo oficio.  Goethe.

Construye una personalidad única, desarrolla un juicio propio, piensa en las cosas por tu cuenta. W. Ketterle.

El que no tiene dos terceras partes de su jornada para sí mismo, es un esclavo sea lo que sea: político, comerciante, funcionario o erudito. Friedrich Nietzsche.

La única medida del éxito es la distancia recorrida. Mavis Gallart.

Para liberar el alma de toda contaminación material, hay que practicar un ascetismo muy estricto, la meditación intensa y el control riguroso de las pasiones. La liberación depende, entonces, según este punto de vista del esfuerzo personal y no de los sacerdotes o de los dioses. Majavirá.

Pensé que si me exigía más a mí mismo sería una manera de escapar de mi propia prisión. De la serie El increíble viaje de Mary Bryant.

Los destinos conducen al que los consiente, y obligan al que los rehúsa. Rabelais.

Avanza todo hacia su fin. Rabelais.

Si no barremos del alma toda niebla y toda bajeza, no brotará el manantial de la dicha. Si no despejamos el temor y la inquietud, la revancha y la envidia, el resentimiento o la melancolía, las preocupaciones vanas o los escrúpulos infecundos, el cielo del espíritu aparecerá siempre entoldado de espesos nubarrones.  A. Ortega Gaisán.

Y hay quien oculta su pobreza interior con la concha de su seriedad; ni un músculo se mueve, flexible, para dibujar un gesto acogedor. A. Ortega Gaisán.

COMUNICACIÓN:

  • Las palabras que no satisfagan al oyente, le causan fastidio y disgusto; ello se manifiesta generalmente por copiosos bostezos. Cuando hables, pues, a hombres cuya benevolencia quieres captarte, si observas en ella tales muestras de aburrimiento, abrevia tu discurso o cambia de terna; si no lo haces, recogerás en vez de la benevolencia que deseas, odio y enemistad. Leonardo da Vinci.

  • Y si quieres saber lo que a uno deleita, sin necesidad de que te lo diga, háblale de diversos asuntos, y cuando lo observes escuchando atento, sin bostezos ni fruncimiento de cejas, ni otros signos semejantes, puedes estar seguro de que la cosa de que hablas es la que le deleita. Leonardo da Vinci.

  • No siempre es bueno lo que es bello. Ejemplo de este error dan los que hablan con elegancia, pero sin doctrina. Leonardo da Vinci.

  • Un hombre sin pasiones está tan cerca de la estupidez que sólo le falta abrir la boca para caer en ella. Lucio Anneo Séneca.

  • Emplea el lenguaje que quieras y nunca podrás expresar sino lo que eres. Ralph W. Emerson.

  • Conversar es entrar en el surco que ha trazado el otro, y proseguir en el trazo y perfección de aquel surco. Massimo Bontempelli.

  • Una buena conversación debe agotar el tema, no a sus interlocutores. Winston Churchill.

  • Lo importante no es escuchar lo que se dice, sino averiguar qué es lo que se piensa. Donoso Cortés.

  • Primero observa, argumenta después. Jean H. C. Fabre.

  • Un consejo es algo que pedimos cuando ya conocemos la respuesta, pero quisiéramos no conocerla. Erica Jong.

  • El que sabe no habla, el que habla no sabe. Lao-tsé.

  • Las palabras elegantes no son sinceras; las palabras sinceras no son elegantes. Lao-tsé.

  • Lo esencial surge con frecuencia al final de las conversaciones. Las grandes verdades se dicen en los vestíbulos. E. Cioran.

  • El hombre debería decir siempre mucho más de lo que pretende y pretender mucho más de lo que dice. O. Wilde.

  • Es terrible hablar bien cuando se está errado. Sófocles.

  • Es una gran miseria no tener suficiente espíritu para hablar con propiedad, pero es mayor miseria todavía no poseer suficiente juicio para saber callar a tiempo. La Bruyere.

  • Es fácil hablar claro cuando no va a decirse toda la verdad. R. Tagore.

  • En la soledad se halla lo que muchas veces se pierde en la conversación. S. Harris.

  • A la mayoría de las personas prefiero darles la razón rápidamente antes que escucharlas. Montesquieu.

  • La palabra es mitad de quien la pronuncia, mitad de quien la escucha. Montesquieu.

  • En la pronunciación de las voces, el instinto popular acaba a menudo por vencer al uso erudito. Rufino J. Cuervo.

  • En este mundo, cuando alguien tiene algo que decir, la dificultad no está en conseguir que lo diga, sino que lo repita a menudo. George Bernard Shaw.

  • El corazón del loco está en la boca; pero la boca del sabio está en el corazón. Benjamin Franklin.

  • No hablaríamos tanto en sociedad si nos diéramos cuenta del poco caso que hacen los demás de lo que decimos. Goethe.

  • Se tiende a poner palabras allí donde faltan ideas. Goethe.

  • Toda palabra dicha despierta una idea contraria. Goethe.

  • Unos gustan decir lo que saben; otros lo que piensan. J. Joubert

  • Pitágoras ya lo decía: aprende a estar en silencio, dice el psicólogo Eduardo Brignani. Deja que tu mente escuche y absorba. La escucha efectiva implica acercarnos al otro y acallar al parlanchín interior. Hacer un vacío interior para que pueda entrar la necesidad del otro. Saber escucharse mutuamente es la base de la comunicación. Adriana Giannini.

 CONOCIMIENTO:

La distinción entre el fuera y el dentro es familiar a nuestro pensamiento, pero no es ineludible. Nuestra mente tiene la posibilidad de retrotraerse, por detrás de las fronteras que le hemos trazado, al más allá. Más allá de los pares opuestos de que consta nuestro mundo comienzan nuevos tipos de conocimiento.  Hermann Hesse.

Saber más y más sobre menos hasta que lo sepamos todo de nada. Película Siempre Alice. 

La sabiduría sin amabilidad y el conocimiento sin sobriedad son inútiles. Carlos Castaneda.

Más vale conocer cosas inútiles que no saber nada. L. A. Séneca.

Todo por naturaleza tiene aspiraciones al conocimiento. Aristóteles.

El conocimiento es siempre la mejor inversión. Película El príncipe de los zorros.

No es exclusivamente la información la que proporciona el poder, sino también  la oportunidad. Si se expone en el momento inadecuado puede volverse en contra de quien la utiliza. Germán Sierra.

Abrevaos en el manantial del conocimiento. Conocer para amar es el secreto de la vida. Huid a los hipócritas, a los ignorantes, a los malévolos y alevosos; libraos de los terreros infundados, estudiad al Hombre y al Universo; conoced las leyes del mundo físico y moral para someteros a ellas y solamente a ellas; bebed, bebed la Ciencia; bebed la Verdad, bebed el Amor. Anatole France.

Necesaria es la experiencia para saber cualquier cosa.  L A. Séneca.

Demasiado pronto muere al hombre para llegar a conocer las cosas inmortales.  L A. Séneca.

El conocimiento descansa no solo sobre la verdad sino también sobre el error. Carl Gustav Jung.

El conocimiento tiene que ser mejorado, desafiado e incrementado constantemente, o se desvanece. Peter Drucker.

El comportamiento humano deriva de tres fuentes principales: el deseo, la emoción y el conocimiento. Platón.

Todo lo que sé es la medida de mi propia ignorancia. Platón.

Lo que no sé, tampoco creo saberlo. Platón.

El dinero hace a las personas ricas. El conocimiento hace a las personas sabias. Pero la humildad hace grandes personas. Madre Teresa de Calcuta.

Saber que no se sabe constituye tal vez el más difícil y delicado saber. José Ortega y Gasset.

Sólo el conocimiento que llega desde dentro es el verdadero conocimiento. Sócrates.

Lo que no sabes por ti mismo, no lo sabes. Bertolt Brecht.

De todos los infortunios que afligen a la humanidad el más amargo es que hemos de tener conciencia de mucho y control de nada.  Herodoto.

Una taza de conocimiento, un barril de amor y un océano de paciencia. San Francisco de Sales.

Película El nombre de la rosa:

  • En la sabiduría hay penas y aquel que aumenta su conocimiento aumenta su aflicción también.

  • … hacéis, y sabéis por qué hacéis; pero no sabéis por qué sabéis que sabéis lo que hacéis.

  • El conocimiento hace sufrir y aquel que hace crecer su conocimiento hace crecer también su sufrimiento.

  • No hay progreso, no hay revolución de las épocas en las vicisitudes del saber, sino, a lo sumo, permanente y sublime recapitulación.

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.