Lunes, 9 de Octubre, de 2017

Las mujeres no advierten lo que hacemos por ellas, no notan sino lo que dejamos de hacer.  Georges Courteline.

Hago más caso del testimonio de mi conciencia que de todos los juicios que los hombres hagan de mí. Cicerón.

Las improvisaciones son mejores cuando se las prepara.  W. Shakespeare.

La vida de un hombre es lo que sus pensamientos hacen de ella. Marco Aurelio.

El precio que tenemos que pagar por el dinero se paga en libertad. Robert Louis Stevenson.

Los peores embusteros son los propios temores. Rudyard Kipling.

Es más fácil combatir por un principio que practicarlo. Alfred Adler.

Si no quieres sufrir, no ames, pero si no amas ¿para que quieres vivir? San Agustín.

El pensamiento lucido requiere más valor que inteligencia. Thomas Szasz.

La fatalidad es el resultado de un cálculo del cual algunos factores son incógnitas. Napoleón.

Si cada uno limpia su vereda, la calle estaría limpia. Goethe.

Ningún amigo como un hermano, ningún enemigo como un hermano. Proverbio indio.

El pueblo me silba, pero yo me aplaudo. Horacio.

El hombre se complace en enumerar sus pesares, pero no enumera sus alegrías. F. Dostoiewsky.

Los suspiros son aire y van al aire. Las lágrimas son agua y van al mar, dime mujer, cuando el amor se olvida ¿sabes a dónde va? J. A. Bécquer.

Un obispo católico no puede hablar con autoridad eclesiástica si no es sobre cuestiones que conciernen a la fe y la moral. La Fraternidad que yo represento no reivindica autoridad alguna sobre otras cuestiones. Bernard Fellay [obispo cismático suizo].

Un grano no hace granero pero ayuda al compañero. Refrán popular.

Todo pensamiento es inmoral. Su misma esencia significa destrucción. Cuando uno piensa en algo, lo mata. Nada sobrevive al hecho de que se piense en ello. Oscar Wilde.

Entre el conocimiento de lo que realmente existe y la ignorancia de lo que no existe, se encuentra el dominio de la opinión. Es más oscuro que el conocimiento, pero más claro que la ignorancia. Platón.

Todo hombre tiene de sí mismo un concepto más alto que de los demás; pero la opinión que los demás tienen acerca de él le parece más estimable que la suya propia. Marco Aurelio.

No te preocupe la opinión de la liebre cuando los leones te admiran. Valeriu Butulescu.

La libertad no significa nada para un pájaro que no sabe volar. Valeriu Butulescu.

Dice la suciedad: la limpieza mancha. Valeriu Butulescu.

El hombre no es hijo de las circunstancias. Las circunstancias son hijas del hombre. Benjamin Disraeli.

La sabiduría radica en saber distinguir correctamente dónde podemos modelar la realidad para ajustarla a nuestros deseos. Séneca.

A los poderosos arrastrados por los placeres les falta tiempo para tener conciencia [moral] y en cuanto al pueblo, tampoco la tiene cuando se trata de ganar dinero. Voltaire.

La religión es un asunto demasiado importante a los ojos de sus devotos para que pueda ser ridiculizada. Si éstos se entregaran a cosas absurdas, se les debe compadecer, pero no ridiculizarlos. I. Kant.

Día llegará en que nuestras ideas religiosas actuales nos parezcan tan raras como nos parece ahora el espíritu de la época caballeresca. Lichtenberg.

Todas las religiones, con sus dioses, semi dioses, profetas, mesías y santos, son el producto de la fantasía y la credulidad de los hombres que no han alcanzado todavía el pleno desarrollo y la posesión completa de sus facultades intelectuales. Bakunin.

El hombre religioso sólo piensa en sí mismo. F. Nietzsche.

En cuestión de religión, la verdad es simplemente la opinión que ha sobrevivido. Oscar Wilde.

La utilidad mayor y acaso única de toda la filosofía, después de todo… no es  descubrir la verdad, tiene sólo el modesto mérito de evitar el error. I. Kant.

Un poco de filosofía hace que los hombres desprecien la sabiduría, pero mucha filosofía les lleva a estimarla. Chamfort.

Cuando los vicios nos abandonan nos halaga pensar que somos nosotros los que los abandonamos. La Rochefoucauld.

El alma del hombre llega a cansarse y nunca ama el mismo objeto plenamente durante mucho tiempo. Siempre hay algunos puntos en los que dos corazones no coinciden, y al final estos puntos bastan para hacer la vida  [en pareja] insoportable. Chateaubriand.

Si el amor vive de la esperanza, muere con ella: es una hoguera que se apaga por falta de combustible. Corneille.

Creo de buen ciudadano preferir las palabras que salvan a las palabras que gustan. Demóstenes.

De todas las palabras que se pueden decir con la lengua o la pluma, las más tristes son éstas: hubiera podido ser distinto. Joseph Séller.

La palabra verdaderamente sabia es la que un niño entiende sin necesidad de más explicaciones. Maurice Maeterlinck.

Palabras de oro, enmoheciéndose en la antecámara de un oído indigno. Valeriu Butulescu.

La vida es un aprendizaje para someternos a constantes renunciaciones, al fracaso continuado de nuestras pretensiones, de nuestras esperanzas, de nuestras facultades, de nuestra libertad. Amiel.

Estando armado pero sin armas pueden ganarse grandes batallas. Lao-Tse.

La vida no es más que un viaje hacia la muerte.  Séneca.

Todo lo que necesito para ser feliz está dentro de mí.  Jordi Muñoz.

He comprendido que la mejor defensa es no sentirse atacado. Gloria Solé.

Te has pasado la vida sin adversario y no sabrás nunca hasta dónde alcanzan tus fuerzas. Séneca.

COMIDA:

  • Hasta el gran Napoleón no podía tomar su comida dos veces. Kant.

  • Las bellotas eran bastante buenas hasta que se inventó el pan. Juvenal.

  • El hombre que come mucho debe ser bueno, pues para comer mucho se necesita una buena digestión, y la buena digestión depende de una conciencia tranquila. Disraeli.

  • Muchas veces, al hombre le cuesta más trabajo digerir la comida que conseguirla. H. G. Bohn.

  • La glotonería mata más que la espada. Proverbio inglés.

  • Muchos platos, muchas enfermedades. Multa fercula, mul tos morbos. Proverbio latino.

  • No hay amor más sincero que el amor a la comida. Bernard Shaw.

  • A la naturaleza le agrada un régimen alimenticio sencillo. Todos los animales, excepto el hombre, se conforman con un solo plato. Joseph Addison.

  • En las iglesias deberían predicarse sermones sobre la dieta por lo menos una vez a la semana. Lichtenberg.

  • Aliméntate con mesura y desafía al médico. John Hay.

  • Lo importante no es lo que se come, sino cómo se come. Epicteto.

  • Goza inteligentemente de los placeres de la mesa. Epicuro.

  • Hay que comer para vivir, pero no vivir para comer. Molière.

  • Hay que comer y beber con tal moderación que nuestras fuerzas se reestructuren y no se recarguen. Cicerón.

  • Conservar la salud mediante una dieta exagerada es una fastidiosa enfermedad. La Rochefoucauld.

MAL:

  • Quien no castiga el mal, ordena que se haga. Leonardo da Vinci.

  • Uno de los medios más efectivos que tiene el mal es invitar a la lucha. Franz Kafka.

  • Un mal pequeño es un gran bien. Proverbio griego.

  • Para el bien, la acción es más que la intención; para el mal la intención es más que la acción. Proverbio castellano.

  • El mal puede citar las sagradas escrituras para sus propósitos. W. Shakespeare.

  • El regalo del mal hombre no trae consigo nada bueno. Proverbio italiano.

  • El mal que hacemos no nos atrae tanta persecución y tanto odio como nuestras buenas cualidades. La Rochefoucauld.

  • Cuando se sugieren muchos remedios para un solo mal, quiere decir que no se puede curar. Anton Pavlovich Chejov.

  • Al bien, buscarlo, al mal espantarlo. Refrán popular.

  • A quien paga adelantado, mal le sirve su criado. Refrán popular.

  • Al mal paso, darle prisa. Refrán popular.

  • Costurera sin dedal, cose poco y cose mal. Refrán popular.

  • El que a bestia hace mal, es más bestia que el animal. Refrán popular.

  • El que paga mal, paga dos veces. Refrán popular.

  • Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada. Edmund Burke.

  • Si los que hablan mal de mí supieran exactamente lo que yo pienso de ellos, hablarían peor. Sacha Guitry.

  • Injusto es hacer mal al que menos veces te lo hizo. Séneca.

  • Mal se hospeda quien llega tarde a la venta. Refrán popular.

  • Mal te quiere quien siempre te alaba y nunca te reprende. Refrán popular.

  • A menudo los grandes son desconocidos o peor, mal conocidos. Carlyle.

  • El hombre cauto jamás deplora el mal presente; emplea el presente en prevenir las aflicciones futuras. W. Shakespeare.

  • El mal que me ha sucedido yo nunca lo lamenté, pero tampoco lo olvido pues dio sentido a mi bien. César Brañas.

  • El péndulo de la mente alterna entre sentido y sinsentido, no entre el bien y el mal. Carl Jung.

ESCRITURA Y ESCRITORES:

  • El escritor que quiera saber cómo debe conducirse en relación a la posteridad no tiene más que examinar en los viejos libros qué es lo que le causa agrado y cuáles son las omisiones que más lamenta. Jonathan Swift.

  • Los malos escritores son los que tratan de expresar sus ideas endebles en el lenguaje de los buenos. Lichtenberg.

  • El signo distintivo de un escritor verdaderamente grande es que da expresión a lo que las masas humanas piensan o sienten sin saberlo. El escritor mediocre no hace más que escribir lo que cualquiera hubiera dicho. Lichtenberg.

  • Lo que el escritor pide al lector no es tanto su beneplácito como su atención. Longfellow.

  • Los buenos escritores tienen estas dos cosas de común: prefieren ser comprendidos a ser admirados, y no escriben para el lector demasiado astuto y demasiado crítico. F. Nietzsche.

  • El autor que ha alcanzado fama corre el mismo peligro de verla disminuir, tanto si sigue escribiendo como si deja de hacerlo. Samuel Johnson.

  • El hombre que se ha sentido escritor una vez será escritor toda su vida. David Hume.

  • El mayor infortunio del hombre de letras no es quizá el hecho de ser víctima de las intrigas y la envidia de sus colegas y el verse despreciado por los hombres poderosos, sino el verse juzgado por los necios. Voltaire.

  • Los escritores pueden dividirse en tres clases: estrellas errantes, planetas y estrellas fijas. A. Schopenhauer.

  • Los hombres escriben en pro o en contra de algo, en pro o en contra de una idea, en pro o en contra de un partido; pero las mujeres escriben siempre en pro o en contra de un hombre determinado, o, para ser más exactos, a causa de determinado hombre. Enrique Heine.

  • Un buen escritor posee no sólo su propia inteligencia, sino también la de sus amigos. F. Nietzsche.

  • Si quieres ser leído más de una vez, no vaciles en borrar a menudo. Horacio.

  • El que ha encontrado un tema adecuado a sus facultades no dejará nunca de encontrar palabras elocuentes y una expresión lúcida. Horacio.

  • El conocimiento de los hombres y de las costumbres es el primer principio y el principal manantial del bien escribir. Horacio.

  • El deseo de escribir aumenta a medida que se escribe. Erasmo.

  • Una de las mayores tentaciones del demonio es ponerle a un hombre en el entendimiento que puede componer e imprimir un libro con que gane tanta fama como dineros y tantos dineros como fama. Cervantes.

  • La gloria o el mérito de ciertos hombres consiste en escribir bien. La de otros en no escribir nada. La Bruyère.

  • Todo lo que se escribe es bueno, salvo aquello que aburre. Voltaire.

  • Escribir bien es poseer al mismo tiempo inteligencia, alma y gusto. Buffon.

  • Escribiendo se aprende a escribir. Scribiendo disces scribere. Proverbio latino.

  • La palabra hablada perece; la palabra escrita perdura. Vos audita perit; litera scripta manet. Proverbio latino.

  • El buen estilo debe ser, ante todo, claro. Aristóteles.

  • Un buen estilo debe tener un aire de novedad y al mismo tiempo ocultar su arte. Aristóteles.

  • Debe ponerse cuidado, no en que el lector pueda comprender, sino en que tenga que comprender. Quintiliano.

  • El estilo es el hombre. Buffon.

  • Cuando encontramos un estilo natural nos produce siempre deleite y sorpresa, pues esperábamos ver a un escritor y nos hemos encontrado con un hombre. Blaise Pascal.

  • El que quiera escribir bien debe seguir este consejo de Aristóteles: hablar como habla la mayoría de la gente y pensar como los hombres sabios. Roger Ascham.

  • Lo que se concibe con claridad se expresa claramente, y las palabras fluyen con facilidad. Boileau.

  • Las cosas grandes deben ser dichas con sencillez: el énfasis las estropea. La Bruyère.

  • El estilo del hombre forma tanta parte de él como su rostro, su cuerpo o el ritmo de su pulso. Fenelon.

  • El hombre que escribe bien, escribe, no como los demás, sino como él mismo. Montesquieu.

  • Antes de ponerme a escribir una novela leo durante algunos días el Código Civil para formarme el estilo. Stendhal.

  • Quisiera que todos los cursos de literatura yaciesen en el fondo del océano. Stendhal.

  • La oscuridad y la afectación son los defectos más grandes del estilo. Macaulay.

  • El estilo es la fisonomía de la mente. A. Schopenhauer.

  • El secreto del estilo de los grandes escritores griegos y romanos consiste en que es la perfección del buen sentido. J. Stuart Mill.

  • El estilo que no refleja la plenitud de la individualidad de un hombre carece de significación o de valor. J. G. Holland.

  • La misión del novelista no es relatar grandes acontecimientos, sino hacer interesantes los pequeños. Schopenhauer.

AFORISMOS DE SABIDURÍA:

  • La verdadera sabiduría consiste en unir lo que es bueno con lo que es mejor. En separar lo que es bueno de lo que es malo, pero sabiendo que el mal siempre tiene dos caras.

  • Sabe el sabio que es fácil imponer la ley por la fuerza. Y que es difícil propagarla con el ejemplo.

  • La meditación profunda, la plegaria espontánea, el reposo solitario, la alimentación sencilla y el movimiento mesurado, mantienen el espíritu, el alma y el cuerpo del sabio.

  • Aquel que reconoce su ignorancia, su impotencia y sus faltas, está empezando a caminar por el sendero de la sabiduría.

  • Es sabio aquel que llega a ser lo que Es.

  • El sabio ilumina y vivifica todo lo que se le acerca.

  • El sabio muere a sí mismo y nace en el creador. Muy pocos conocen esto.

  • Sabe el sabio que uno puede entenderse con los demás sin hablar. Y que podemos perder a nuestro mejor amigo pronunciando una sola palabra.

  • Sabe el sabio que el mundo actual ni es bueno ni malo, ni real ni ilusorio. Sabe que está formado por una porción de luz divina fraccionada al infinito en las tinieblas del No-Ser.

  • Sabe el sabio que lo que es muy complicado -como muchas doctrinas o filosofías- esconde casi siempre la mentira. Lo que parece muy sencillo, encierra a menudo una verdad sublime.

  • Sólo aquel que ha recorrido la senda de la sabiduría puede indicar el camino, pero son pocos los que le escuchan y le creen.

  • La humildad y el amor son el adorno de la sabiduría.

  • Ninguna religión -esto lo sabe muy bien el sabio- tiene el monopolio del Creador, ya que él es Único y ellas son diversas. Sabe el sabio que la esencia de todas es la misma, cuando ellas enseñan el Amor y viven el Amor, pues de lo contrario no son sino cuentos.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.