Lunes, 23 de Abril de 2018

Los que son muy inteligentes para no meterse en política sufren el castigo de ser gobernados por los que son más estúpidos. Marlene Dietrich.

Es una tontería seguir aparentando que en el fondo todos somos hermanos. La más probable verdad es que en el fondo todos somos caníbales, asesinos, traidores, mentirosos, hipócritas, cobardes. L. A. Séneca.

El estado de ardor venéreo [sexual] nos atormenta, el de deseo satisfecho nos entristece, más lo que nos contenta es el tránsito de un estado al otro. G. Bruno.

La literatura no debe seguir unas pautas o unos modelos, sino la inspiración del genio, enraizado en su época y su entorno cultural. J. G. Herder.

No hay ideales del gusto, sino que estos dependen de cada cultura y momento histórico. J. G. Herder.

Lo más bello es aquello que realmente no entiendes. Alessandro Michele.

Es curioso, ahora que ha pasado la vida siento como si no hubiera vivido. Anton Chejov.

Lo que tú has de hacer será no hacer nada, procura en esa nada sumergirte… Lo que importa es preparar tu corazón a manera de un blanco papel, donde la divina sabiduría pueda formar los caracteres a su gusto. Ibn Arabi.

Por ausencia de proyecto no conviertas a tu hijo en tu proyecto de vida. Anónimo. 

Anton Chejov:

¡Si hemos de empezar a vivir nuestro presente,
tenemos, primero, que pagar por nuestro pasado…,
liquidarlo!… ¡Y solo podemos pagar con sufrimientos, con un
trabajo intenso e ininterrumpido!… ¡Compréndalo, Ania!

JOHANN WOLFGANG VON GOETHE:

Hablamos demasiado.

Hacer una corona es mucho más fácil que hallar una cabeza digna de llevarla.

Hay dos poderes pacíficos: el derecho y la astucia.

Hay hombres que ni siquiera se equivocan, porque no se proponen nada razonable.

Hay libros que no parecen escritos para que la gente aprenda, sino para que se entere que el autor ha aprendido algo.

Hay que ser algo para hacer algo.

Hay quien cree contradecirnos cuando no hace más que repetir su opinión sin atender a la nuestra.

Hay quien porque golpea la pared con un martillo se cree que clava clavos.

Haz sólo lo que sea justo, lo demás vendrá por sí solo.

La actividad es la esencia de la felicidad del hombre.

La alegría y el amor son dos alas para las grandes acciones.

La arquitectura es una música congelada

La bajeza atrae a todos.

La bondad es la cadena de oro que enlaza a la sociedad.

La caza es siempre una forma de guerra.

La claridad consiste en una acertada distribución de luz y sombra.

La cobardía es la madre de la crueldad.

La conformidad del interlocutor nos deja indiferentes. La contradicción nos hace productivos y eficaces.

La creencia no es el principio, sino el fin de todo conocimiento.

La esperanza es la segunda alma del desdichado.

La felicidad nace de la moderación.

La fidelidad es un esfuerzo del alma noble para igualarse a otra más grande que ella.

La filosofía muchas veces no reporta nada, pero ahorra mucho.

La infelicidad máxima, como la felicidad máxima, modifica el aspecto de todas las cosas.

La inteligencia y el sentido común se abren paso con pocos artificios.

La juventud quiere ser estimada más que ser instruida.

La ley es poderosa, pero más poderosa es la necesidad.

La libertad es como la vida, sólo la merece quien sabe conquistarla todos los días.

La maldad no necesita razones, le basta con un pretexto.

La mayor riqueza del hombre consiste en tener un ánimo suficientemente grande para no desear la riqueza.

La metafísica de los filósofos no es más que el sentido común en lenguaje intrincado.

La mujer es la única vasija que aún nos queda donde verter nuestro idealismo.

La multitud no envejece ni adquiere sabiduría: siempre permanece en la infancia.

La naturaleza está siempre en acción y maldice toda negligencia.

La naturaleza y el arte parecen rehuirse, pero se encuentran antes de lo que se cree.

La necesidad es la mejor consejera.

La noche es la mitad de la vida, y la mitad mejor.

La originalidad no consiste en decir cosas nuevas, sino en decirlas como si no hubiesen sido dichas por otro.

La paloma protesta contra el aire sin darse cuenta de que es lo único que le permite volar

La sabiduría se halla sólo en la verdad

La venganza más cruel es el desprecio de toda venganza posible.

La vida ociosa es una muerte anticipada.

Las fatigas de la vida nos enseñan únicamente a apreciar los bienes de la vida.

Las grandes pasiones son enfermedades incurables. Lo que podría curarlas las haría verdaderamente peligrosas.

Las mayores dificultades están donde no las esperamos.

Las palabras de aliento después de la censura son como el sol tras el aguacero.

Las pasiones son virtudes o defectos exagerados.

Lo importante no es hacer cosas nuevas sino hacerlas como si nunca nadie las hubiera hecho antes.

Lo peor que puede ocurrirle al hombre es llegar a pensar mal de sí mismo.

Lo primero y lo último que se le pide al genio es amor a la verdad.

Lo que habéis heredado de vuestros padres, volvedlo a ganar a pulso, o no será vuestro.

Lo que importa más nunca debe de estar a merced de lo que importa menos.

Lo que no comprendemos no lo poseemos.

Lo que puedas hacer o soñar, ponte a hacerlo. La osadía está llena de genialidad, poder y magia.

Lo que yo sé, cualquiera lo puede saber; pero mi corazón lo tengo sólo yo.

Los cementerios están llenos de hombres imprescindibles.

Los errores del hombre son especialmente los que le hacen digno de amor.

Los hombres ricos en lágrimas son buenos. Apartaos de todo aquel que tenga seco el corazón y secos los ojos.

Los pecados escriben la historia, el bien es silencioso.

Los perezosos siempre hablan de lo que piensan hacer, de lo que harán; los que de verdad hacen algo no tienen tiempo de hablar ni de lo que hacen.

Los sabios y los tontos son igualmente inofensivos; los que más son de temer son los sabios a medias y los medio tontos.

Los sentidos no engañan, engaña el juicio.

Los sufrimientos serían menores entre los humanos si éstos dedicasen su fantasía con menos ahínco en evocar el recuerdo de males pretéritos, antes que en hacer soportable un presente anodino.

SALUD:

  • El entusiasmo es el pan diario de la juventud. El escepticismo el vino diario de la vejez. Pearl S. Buck.

  • El hombre llega novicio a cada edad de la vida; cada edad tiene su aprendizaje. N. De Chamfort.

  • Sólo nos curamos de un sufrimiento a condición de experimentarlo plenamente. Marcel Proust.

  • Los jóvenes de una nación son los depositarios de la posteridad. Disraeli.

  • ¡Gran ventura la juventud! Ella resbala sobre las penas, allí donde la vejez queda aprisionada en ellas. E. Du Guérin.

  • No se nace joven: hay que adquirir la juventud. Y sin un ideal no se adquiere. J. Ingenieros.

  • Las iniciativas de la juventud valen tanto como la experiencia de los viejos. Mme. de Knorr.

  • La juventud es el paraíso de la vida; la alegría es la juventud eterna del espíritu. I. Nievo.

  • La edad madura suplica tímidamente que se le eviten dolores insufribles; la juventud, asiendo a la fortuna por la solapa, le exige la felicidad como un derecho. R. L. Stevenson.

  • La juventud no es un tiempo de la vida, es un estado del espíritu. S. Ullman.

  • Los enfermos exageran la cortesía, como los reyes. Marcel Proust.

  • Para toda clase de males hay dos remedios: el tiempo y el silencio. El hombre a quien el dolor no educó, siempre será un niño. N. Tommaseo.

  • Envejecer es la única alternativa a una muerte prematura. Otto Schuster.

  • La mayor desgracia de la juventud actual es ya no pertenecer a ella. Salvador Dalí.

  • No corresponde a los jóvenes entendernos, sino a nosotros comprenderlos a ellos. Al fin y al cabo, no podrían ponerse en nuestro lugar y, en cambio, nosotros ya hemos ocupado el de ellos. André Marcel.

  • El tiempo es el mejor autor; siempre encuentra un final perfecto. Charles Chaplin.

  • Más vale una palabra a tiempo que cien a destiempo. Cervantes.

  • Un pesimista es un optimista con experiencia. F. Truffaut.

  • El dolor es un modificador de la realidad tan potente como la embriaguez. Marcel Proust.

  • Si lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas. R. Tagore.

  • Hay personas que comienzan a hablar un momento antes de haber pensado. Jean de la Bruyére.

  • La imaginación es más importante que el conocimiento. Albert Einstein.

  • El pan [la comida] es el báculo [bastón] de la vida. Jonathan Swift.

  • La vida es fascinante, sólo hay que mirarla a través de las gafas correctas. Alejandro Dumas, padre.

  • Algunas personas enfocan su vida de modo que viven con entremeses y guarniciones. El plato principal nunca lo conocen. J. Ortega y Gasset.

  • Los sabios son los que buscan la sabiduría; los necios piensan ya haberla encontrado. Napoleón.

  • Morir no es otra cosa, que cambiar de residencia. Marco Aurelio.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.