Jueves, 8 de Febrero de 2018

No hay ninguna lectura peligrosa. El mal no entra nunca por la inteligencia cuando el corazón está sano. Jacinto Benavente.

Hermanos, no temáis al pecado de los hombres; amad al hombre aún en su pecado, pues un tal amor aseméjase a Dios. Fiodor Mijailovich Dostoievski.

La enfermedad del ignorante es ignorar su propia ignorancia. Amos Bronson Alcott.

Todo es difícil hasta que se convierte en fácil.  Dan Millmann.

En las tinieblas que confiesas vivir, en las que confías que vivimos los hombres, no encontrarás a nadie que escuche tu angustiosa súplica y se pueda conmover. Sécate las lágrimas y mira el fin con serenidad. Película El séptimo sello.

Hubieras gozado más de la vida despreocupándote de la eternidad, pero es demasiado tarde. En este último instante, goza al menos del prodigio de vivir en la verdad tangible antes de caer en la nada. Película El séptimo sello.

Todas las almas fuertes, nobles, abnegadas y capaces de grandes empresas, a la vez que dignas de los puestos más eminentes, comprenden, aceptan y soportan sin gran esfuerzo la subordinación. Numa Boudet.

Quien no puede guardar sus pensamientos dentro de sí, será incapaz de hacer grandes cosas. Thomas Carlyle.

A medida que un hombre adquiere más poder y sabiduría, se le estrecha el camino, hasta que al fin no elige, y hace pura y simplemente lo que tiene que hacer. Película El séptimo sello.

El arte de vencer se aprende en la derrota. Simón Bolívar. 

COMUNICACIÓN:

Emplea el lenguaje que quieras y nunca podrás expresar sino lo que eres. R. W. Emerson.

Un hombre de fuerza e inteligencia extraordinaria puede no ser más que un cero en la sociedad si no sabe hablar. William Channing.

Bienaventurados los que no hablan, porque ellos se entienden. Mariano José de Larra.

Uno piensa que la fuerza del argumento genera atención, pero es imposible hablar ante la gente que va con la consigna de no escuchar.  José Borrell.

Dios dispuso que las estupideces de los hombres fueran efímeras, pero algunas veces sus palabras las condenan a ser eternas. R. Descartes.

Nadie está libre de decir sandeces, lo único grave es decirlas enfáticamente. Montaigne.

Toda palabra dicha despierta una idea contraria. W. Goethe.

Una buena conversación debe agotar el tema, no a los interlocutores. Winston Churchill.

Las palabras no son bochornosas ni delictivas: es nuestro trato vergonzante con ellas lo que las convierte en diana de sórdidos mercadeos y puritanismos ideológicos.  Juan Manuel de Prada.

El discurso largo y detallado es banal; el lapidario [Dícese del enunciado que, por su concisión y solemnidad, parece digno de ser grabado en una lápida, con frecuencia en sentido irónico], irresponsable. Es difícil encontrar el justo medio donde anidarse. Elías Canetti.

Uno debe terminar antes de haber dicho todo. Algunos lo han dicho todo antes de empezar [el medio es el mensaje]. Elías Canetti.

Se tiende a poner palabras allí donde faltan ideas. W. Goethe.

Entre más estrecha la mente, más grande la boca. Ted Cook.

No hables demasiado, que quien mucho habla mucho yerra y da indicios de saber poco. Santa Teresa de Jesús.

Si quieres que alguien te oiga con el corazón, háblale con los ojos.  Anónimo.

La confianza sirve en las conversaciones más que el ingenio. F de la Rochefoucauld.

Rara temporum felicitas, ubi sentire quae velis et quae sentias dicere licet. Tácito.

Rara la felicidad de aquellos tiempos en que se podía sentir lo que querías y decir lo que sentías.  Tácito.

Piensa como piensan lo sabios, mas habla como habla la gente sencilla.  Aristóteles. 

RIQUEZA:

Vale más tener doce hijos que doce millones. El que tiene doce millones siempre quiere tener algo más. El que tiene doce hijos siempre tiene de sobra. Aristóteles Onassis.

A los verdaderos hombres no les pertenece nada. El tiempo y el dinero pertenece a los mediocres y superficiales. Hermann Hesse.

Un buen carácter vale tanto como un buen patrimonio William Hazlitt.

¡Dinero y crédito! Dos cosas raras. Se tiene necesidad de dinero cuando no se posee, y se cuenta con crédito, especialmente, cuando no se tiene necesidad de él. Moisés G. Saphir.

No tenemos derecho a gozar de felicidad si no lo creamos en torno a nosotros, de la misma manera que no lo tenemos a consumir la riqueza sin producirla. C. Bernard Shaw.

Quien vive con más desahogo no es el que tiene más, sino el que administra bien lo mucho o poco que tiene. Ángel Ganivet.

Tener dinero es como ser rubia: es más divertido, pero no de vital importancia. Mary Quant.

El dinero de Hollywood no es dinero. Es nieve congelada, se funde en tu mano. Dorothy Parker.

La experiencia es una fuente de riqueza infinita que hay que saber dominar, si no, puede convertirse en un río devastador. Louis Bromfield.

Como el aire, el agua y el fuego, el oro constituye un peligroso elemento al que no faltan sus tempestades, sus torbellinos y sus relámpagos. Gabriel D’Annunzio.

Acomodarse con la pobreza es ser rico; se es pobre por no tener poco, sino por desear mucho. Se tiene todo lo que se quiere cuando se desea sólo lo que se puede gastar. Séneca.

Sobre un buen cimiento se puede levantar un buen edificio, y el mejor cimiento y zanja del mundo es el dinero. Miguel de Cervantes.

A los veinte años no se sabe ni ser rico ni ser amado. Madame de Girardin.

Y vosotros los ricos, llorad a gritos sobre las miserias que os amenazan. Vuestra riqueza está podrida; vuestro oro y vuestra plata comidos por el orín. El jornal de los obreros que han segado vuestros campos, defraudado por vosotros clama, y los gritos de los segadores han llegado a los oídos del señor de los ejércitos. Carta de Santiago 5-1-6.

La inflación es madre del paro y ladrona invisible de los que han ahorrado. Margaret Thatcher.

No puedo perder tiempo en ganar dinero. Alexandre Agassiz.

Dos clases de hombres se esfuerzan en vano: quien amontona dinero sin gastarlo y quien adquiere saber sin aplicarlo. Saadi (poeta persa).

La riqueza en tierra extraña la convierte en patria. En cambio, la desgracia en la patria la vuelve tierra extraña. Ibsi-al-Mutaz.

El tesoro que no se gasta aprovecha poco. Proverbio árabe.

No le des nunca consejos al que te pida dinero. Calderón de la Barca.

Hay quienes son ricos en la pobreza y quienes son pobres en la riqueza. San Ambrosio.

Engarza en oro las alas del pájaro y nunca más volverá al cielo. Tagore.

La sabiduría es un tesoro que nunca causa entorpecimientos. Jean de la Fontaine.

La sabiduría con riquezas es más útil y aprovecha mejor a los hombres. Eclesiastes 7:11.

Los buscadores de oro cavan mucho y hallan poco. Heráclito de Efeso.

Proverbios:

  • Los ricos viven de sus millones y los pobres de sus ilusiones.

  • Locura es no guardar lo que cuesta sudores ganar.

  • La única riqueza no es la posesión sino el uso.

  • Las riquezas, como el estiércol, no sirven para nada hasta que se las esparce.

  • La mejor lotería, es una buena economía.

  • La economía [ahorro] es riqueza, como el derroche pobreza.

  • La buena salud es mejor que toda riqueza.

  • Las cadenas de oro son más fuertes que las cadenas de hierro.

  • Los enemigos de la bolsa son tres: vino, tabaco y mujer.

 L. A. SÉNECA:

  • No hay desgracia a que falte remedio.

  • En ninguna parte está el que en todas está.

  • Ninguna desgracia es grande si es la última.

  • Nunca mucho costó poco.

  • No puede el médico curar bien sin tener presente al enfermo.

  • Nunca es demasía publicar lo que es necesario se sepa.

  • No se debe hablar sino al que con voluntad escucha.

  • Alguna cosa sucede bien al que muchas prueba.

  • No es industria [TRABAJO] la que por acaso [AZAR] llegó a su efecto.

  • Poco tiene que esperar aquel a quien la vejez hizo vecino a la muerte.

  • Ningún descubrimiento se haría ya, si nos contentáramos con lo que sabemos.

  • No tiene el valor en su punto aquel cuyas obras no son conformes.

  • No puede haber orden cuando hay mucha prisa.

  • Hónrese cada uno con lo que le pertenece.

  • Quien mucho ama no teme.

  • Todo lo vence la porfiada diligencia.

  • No interesa el que leas muchos libros, mas interesa mucho el que sean buenos los que leas.

  • No hay esclavitud más vergonzosa que la voluntaria.

  • Sirven de impedimento para la felicidad las muchas ocupaciones.

  • Ninguno desea darse tristeza a sí mismo.

  • No hay cosa que más presto aborrezcamos que lo que nos incomoda.

  • No hay cosa que más pronto torne a sí, que el amor.

  • No consiste la felicidad de nuestra vida en vivir, sino en vivir bien.

  • No hay determinación tan general, que en parte no falle.

  • Al desdichado no hacer nada es lo mejor.

  • No hay felicidad tan perfecta, que carezca de todo sinsabor.

  • Nunca falta al avariento razón para negar.

  • No debes exigir lo que tú debías negar.

  • El delito lleva consigo mismo el castigo.

  • No hay camino que no tenga fin.

  • No hay grande desgracia que dure mucho.

  • Para el hombre ocupado no hay día largo.

  • No es bueno el que es mejor que el malvado.

  • La virtud no permanece oculta.

  • No se debe imitar a uno solo, aunque sea el más sabio.

  • Si algún animal tiene paz, la debe a nuestro hartamiento.

  • No hay mayor causa para llorar que no poder llorar.

  • Con dificultad se cree lo que después de creído ha de dar pena.

  • El que sin fundamento empieza, nunca tiene, en lo que hace, asiento.

  • Ama como que has de aborrecer, y aborrece como que has de amar.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.