Jueves, 5 de Octubre de 2017

Si me preguntan por qué lo quería, no podría decir más que esto: porque él era él, porque yo era yo, y porque él y yo éramos nosotros. Montaigne.

Sólo existe un modo de deshacerse de la tentación y es sucumbiendo a ella, si uno se resiste enferma por el deseo de lo que se ha denegado a sí mismo. Película Jóvenes prodigiosos.

La amabilidad es la distancia más corta entre dos personas. José A. Rodríguez.

Llena la taza de tu pareja, pero no bebáis los dos de la misma. Da pan a tu pareja, pero no comáis los dos del mismo trozo. Diviértete con tu pareja, pero tened cada uno vuestro tiempo de soledad. Kahlil Gibran.

Busque mi alma y no la pude ver. Busqué a Dios, y mi Dios me eludió. Busqué a mi hermano y encontré a los tres. Francisco de Asís.

Yo necesito pocas cosas, y las pocas que necesito las necesito poco. Francisco de Asís.

El lujo de las cosas nos absorbe; su número y múltiples apariencias provocan en nosotros una confusión que denominamos conocimiento Farid Ud-Din Attar.

Para hacer grandes cosas no hace falta ser un genio, no se ha de estar por encima de los hombres, sino entre ellos. Montesquieu.

La seriedad es un riesgo para nuestro equilibrio psíquico, porque suele ser un signo de tensión, de rigidez mental, es la defensa de un yo que tiene miedo y quiere afianzarse con esa seriedad. Así que cuidado cuando empezamos a tomarnos todo demasiado en serio.  José A. Rodríguez.

La búsqueda del amor es simultáneamente la búsqueda de nosotros mismos. John Amodeo.

El amor es el deseo inevitable de hacer que el otro sea quien en realidad puede llegar a ser. St. Exupery.

El amor no tiene cura, pero es la cura de todos los males. Leonard Cohen.

Todos tenemos un talento. Lo que es menos común es el valor para dejarnos conducir por él hasta los lugares más inhóspitos. Erica Jong.

Cada hombre debe inventar su camino. Jean-Paul Sartre.

Las tres cosas más difíciles en este mundo son: guardar un secreto, perdonar un agravio y aprovechar el tiempo. Benjamín Franklin.

La palabra es el arma de los humanos para aproximarse unos a otros. Ana María Matute.

Debemos recordar el pasado para entender el presente y así crear nuestro futuro. Nawal Al-Saadawi.

Uno no puede cambiar el pasado, pero cualquiera puede empezar desde ahora y crear un final nuevo. Zig Ziglar.

El que puede cambiar sus pensamientos puede cambiar su destino. Stephen Crane.

La alegría es la piedra filosofal que todo lo convierte en oro. Benjamín Franklin.

¿Qué es la felicidad sino el desarrollo de nuestras facultades? Madame de Staël.

Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías esperando la gran felicidad. P. S. Buck.

La felicidad está en buscarla. Jules Renard.

La felicidad no es una estación a la que se llegue; es una forma de viajar. Margaret Lee Runbeck.

Disfruta de las pequeñas cosas, porque tal vez un día vuelvas la vista atrás y te des cuenta de que eran las cosas grandes. Robert Brault.

El secreto del éxito en la vida del hombre consiste en estar dispuesto para aprovechar la ocasión que se presente. Benjamín Disraeli.

La alegría de la mente es la medida de su fuerza. Ninon de Lenclos.

Tenemos que construir nuestras vidas como si tejiéramos: punto a punto. Marceline Desbordes.

Los tristes tienen dos motivos para estarlo: ignoran o esperan. Albert Camus.

La mayor parte de nuestro sufrimiento viene dado porque somos incapaces de controlar de modo espontáneo los ingredientes para nuestra realización personal, que surgen precisamente de las situaciones problemáticas. F. Nietzsche.

A medida que uno crece va formándose una imagen mental de sí mismo basada en su condicionamiento personal y cultural. A este yo fantasma lo llamamos ego. Y el ego siempre está tratando de mantener el pasado vivo, porque ¿quién serías sin él? Y se proyecta continuamente hacia el futuro para asegurarse la supervivencia y buscar en él una sensación de satisfacción. Eckhart Tolle.

La psique es un sistema autorregulado que tiende al equilibrio. Pero a veces un estímulo interno o externo lo descompensa. Entonces se genera un malestar interno que activa unos mecanismos cuya misión es devolver al sistema psíquico su equilibrio inicial, eliminando el malestar y la amenaza. Este tipo de mecanismos de autorregulación se denominan mecanismos defensivos. Xavier Tarragó.

El equilibrio psíquico depende mucho del nivel de autoconocimiento que hayamos alcanzado. Y los mecanismos de defensa que utilizamos son la puerta a ese autoconocimiento. Xavier Tarragó.

Un actor siempre debe mostrar seguridad. Si no se tiene seguridad, hay que fingirla. Ed Harris.

¿En qué consiste realmente aprovechar el tiempo? En vivir una vida plena y consciente la mayor parte de él. Maríe Morales.

Nos gusta el ritmo que marca la moda porque no te permite quedarte dormido.  Nicolas Roche.

PERDÓN:

  • Los hombres instruidos se purifican por el perdón de las ofensas, por las limosnas y por la oración; la inteligencia se purifica por el saber. Leyes de manú.

  • El perdón nace del alma generosa. Maquiavelo.

  • Perjudica al justo quien perdona al malvado. Vicenzo Monti.

  • El necio aplica todas sus energías a la venganza; el perdón es la venganza de la sabiduría. Christian Wernicke.

  • Ama la verdad, mas perdona el error. Voltaire.

  • Debes perdonar al humilde, y hacer guerra al soberbio. Publio Virgilio Marón.

  • El perdón nos hace superiores a los que nos injurian. Napoleón.

  • Perdonar y olvidar quiere decir arrojar por la ventana una preciosa experiencia lograda. Schopenhauer.

  • Nunca se perdona bastante, pero se olvida demasiado. Madame de Swetchine.

  • No permanezcas ocioso; procura que la envidia no te haga nunca desgraciado; el perdón es la mejor venganza. Pítaco de Mitiline.

  • Las primeras palabras que la nodriza del hijo de un rey debe enseñarle son: yo perdono. Shakespeare.

  • Perdona siempre a los demás; pero no a ti mismo. Séneca.

  • Solamente los espíritus valerosos saben la manera de perdonar. Un ser vil no perdona nunca; no está en su naturaleza. Lawrence Sterne.

  • El sabio sabe perdonar y escucha con resignación al rencoroso haciéndolo partícipe de su magnanimidad. Samuel Aun Weor.

  • Sé como sándalo que perfuma el hacha que le hiere. Mucharrid Saad.

  • Perdonar sinceramente y de buena fe, perdonar sin reservas: he aquí la prueba más dura a que puede ser sometido el amor. Louis Bourdaloue.

  • Perdona a quien da un paso en falso; piensa en que tú también puedes tropezar. Johann Michel Friederich.

  • La tontería que nosotros hubiéramos cometido es la que menos perdonamos al prójimo. Joseph Roux.

  • Se puede ser cruel al perdonar, y misericordioso al castigar. San Agustín.

  • Es humano equivocarse; pero también es humano perdonar. Plauto.

  • Perdonar a nuestros enemigos constituye una bellísima manera de vengarse, a la vez que un rápido triunfo cesáreo conquistado sin apelar a la violencia. Thomnas Browne.

  • El que es más generoso no suele tener necesidad de perdonar, porque está siempre dispuesto a comprenderlo todo y es inaccesible a la ofensa que supone el perdón. Gregorio Marañón.

  • Perdonando demasiado al que yerra, se comete injusticia con el que no yerra. Baldassare Gastilglione.

  • Al gran corazón se le conoce en que perdona; el vencedor que perdona vence dos veces. Cayo Pretonio Arbiter.

  • El ofendido perdona, pero el ofensor jamás. Filipo Pananti.

  • El que más ama más perdona. Amado Nervo.

  • Es común que quienes se perdonan demasiado son más rigurosos con los demás. San Francisco de Sales.

  • El hombre perdona y olvida; la mujer perdona solamente. Madame Darlene.

  • Perdonamos fácilmente a nuestros amigos los defectos que en nada nos afectan. La Rochefoucauld.

  • Nos lo perdonamos todo a nosotros mismos, nada perdonamos a los demás. La Fontaine.

  • Lo que no puedes, de fijo te será perdonado; pero lo que no quieres, jamás. Henrik Ibsen.

  • Se perdona fácilmente a quien no tiene fuerza para castigar. Filipo Pananti.

CONVERSACIÓN:

  • Escucha a todos pero cree a pocos. Fenelon.

  • A todos oye mas con pocos habla. Shakespeare.

  • Cuanto más disminuyen los placeres corporales, más aumenta el deseo por el placer de la conversación. Platón.

  • La conversación es la imagen del espíritu. Según es el hombre, así es su charla. Publio Siro.

  • Si se pudiera poner al descubierto la mente de los hombres, encontraríamos muy poca diferencia entre el sabio y el necio. La diferencia principal consiste en que el primero sabe seleccionar sus pensamientos para la conversación, suprimiendo unos y comunicando otros, mientras que el segundo deja correr las palabras irreflexivamente. Joseph Addison.

  • No hay para mí distracción más agradable que la conversación libre de un amigo. David Hume.

  • Si te propones ser estimado en sociedad, practica el arte de eludir la conversación mientras no se presente un tema que hayas estudiado y que domines. Thomas Fuller.

  • Cuando hables a un hombre, mírale a los ojos; cuando él te hable a ti, mírale a la boca. Benjamin Franklin.

  • No hables como no sea para beneficiar a otros o a ti mismo: evita la conversación trivial. Benjamín Franklin.

  • Una sola conversación con un hombre sabio vale más que diez años de estudio en los libros. Longfellow.

  • La discusión es masculina; la conversación es femenina. Alcott.

  • La conversación debe tocar todas las cosas, pero no debe concentrarse en ninguna. Oscar Wilde.

  • Al hablar, sé breve como si estuvieras haciendo tu testamento; cuantas menos palabras, menos litigios. Baltasar Gracián.

  • Las mujeres curan todos sus pesares hablando. Juan Pablo Richter.

  • Cuando un hombre sabio elige un tema adecuado, siempre habla bien. Eurípides.

  • No puede hablar bien aquel que no es capaz de frenar su lengua. Thomas Fuller.

  • Una lengua desenfrenada es la peor de las enfermedades. Eurípides.

  • A los pájaros se les atrapa por las patas y a los hombres por la lengua. Thomas Fuller.

  • Una lengua aguzada es el único instrumento cortante que se afila con el uso continuado. Washington Irving.

  • La magia de la lengua es el más peligroso de todos los hechizos. Bulwer Lytton.

  • No es necesario comprender las cosas para discutir sobre ellas. Beaumarchais.

  • Por regla general nos persuadimos más fácilmente por las razones que nosotros mismos descubrimos que por las que nos dan los demás. Blaise Pascal.

  • Conversando, huyen las horas. Publio Ovidio Nasón.

  • El silencio y la modestia son cualidades muy estimadas en la conversación. Montaigne.

  • El papel más honroso en una conversación corresponde al que da la ocasión a ella, y luego al que la dirige y hace que se pase de un asunto a otro, pues así uno dirige la danza. Francis Bacon.

  • La conversación es una lucha por ver quién interrumpe a quién. Pitigrilli.

  • El talento de la conversación no consiste en hacer ostentación del propio, sino en hacer brillar el de los demás. Dale Carnegie.

  • Uno busca un partero para sus pensamientos; otro a alguien a quien pueda ayudar a parirlos. Así nace un diálogo fructuoso. Nietzsche.

  • El silencio es un gran arte para la conversación. William Hazlitt.

  • La convicción profunda de un hombre le sustrae a los ataques del ridículo. John Stuart.

QUILÓN DE ESPARTA:

  • Contén la ira.

  • El amor y el odio no son perpetuos; amad siempre como si hubiera de llegar día en que odiaseis y odiad siempre como si hubiera de llegar un día en que amaseis.

  • El hombre valeroso debe ser siempre cortés y debe hacerse respetar antes que temer.

  • El oro se prueba por medio del fuego, la mujer por el oro, y el hombre por la mujer.

  • El que prefiera ser amado que temido, ejerza el poder con mansedumbre.

  • Honra a los hombres ancianos.

  • No desees lo que es imposible.

  • No hables mal de los muertos.

  • No hay nada tan inseguro como la grandeza de los reyes.

  • No permitas que tu lengua corra más que tu inteligencia.

  • No te rías de una persona en su desgracia.

  • Obedece las leyes.

  • Prefiere un castigo a un triunfo deshonroso; lo primero es doloroso pero por una vez, pero lo segundo es para toda la vida.

  • Si eres fuerte, sé también misericordioso, de forma que tus vecinos puedan respetarte y no sólo temerte.

PITACO DE MITILENE:

  • Abstente de hablar mal no solamente de tus amigos, sino también de tus enemigos.

  • Debes saber escoger la oportunidad.

  • Es difícil realmente ser un buen hombre.

  • Incluso los dioses no pueden luchar contra la necesidad.

  • La energía evidencia al hombre.

  • No digas de antemano lo que vas a hacer; porque si fallas, se burlarán de ti.

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.