Jueves, 4 de Octubre de 2018

El silencio y la modestia son cualidades muy estimadas en la conversación. Montaigne.

El talento de la conversación no consiste en hacer ostentación del propio, sino en hacer brillar el de los demás. Dale Carnegie.

Una sola conversación con un hombre sabio vale más que diez años de estudio en los libros. H. W. Longfellow.

Una lengua desenfrenada es la peor de las enfermedades. Eurípides.

Nada se parece tanto a Dios como el silencio. Maestro Ekhart.

La vida eterna pertenece a aquellos que viven en el presente. L. Wittgestein.

Si la única oración que dijera en toda su vida fuera: ¡Gracias! Bastaría.  Maestro Eckhart

Jamás cierro la puerta a mis espaldas sin ser consciente de estar realizando un acto de caridad conmigo mismo. Peter Hoeg

Aprender a valorar lo que no es perfecto y disfrutar de ello es un signo de salud mental y madurez del alma. Jack Kornfield.

Aristóteles en su Política, distingue entre oikonomikos (lo concerniente a la correcta administración de las propiedades hogareñas) que aprueba y considera esencial para el funcionamiento de cualquier ciudad mínimamente compleja, y chrematisike (los intercambios que buscan aumentar la ganancia): a quienes se dedican a estos últimos los tacha de ‘parásitos’. Fdo. Savater.

Elías Canetti:

  • Ser mejor sólo quiere decir: llegar a conocer mejor. Sin embargo, debe ser un conocimiento que no nos dé tregua, que nos acose siempre. Es mortal un conocimiento que nos vaya aplacando.

  • ¿Son mis ilusiones infantiles las que todavía me hacen decir si percibo una fisura en la coraza de un hombre: no todo está perdido, hace falta poco para hacer palpitar a ese corazón detenido?

  • Es difícil mantener la crueldad necesaria que nos permita ser implacables en nuestros juicios. La ternura de los recuerdos se va extendiendo por todas partes; si nos diluimos en ella será imposible mirar a alguien con los duros ojos de la realidad.

  • No existe ningún dolor imposible, lo único infinito es el dolor.

  • En el amor es donde menos existe la piedad: en el amor cuenta siempre lo más pequeño, lo insignificante: esa precisión minuciosa le otorga su ser. Nada se olvida. Si uno dice: quiero todo, hay que entenderlo así: todo. Acaso sólo un caníbal podría ser aquí consecuente. Sin embargo, el canibalismo anímico es mucho más complicado: hay que advertir que se trata de dos caníbales que se devoran al mismo tiempo.

  • No hay que sobrestimar lo inusitado. Hay que dotar de aguijones a lo común y corriente.

  • Tantos hombres en la cabeza y todo lo que han dicho. Y, sin embargo, uno mismo tiene que encontrarlo otra vez y decirlo.

Leonardo Da Vinci:

  • Nada nos engaña tanto como nuestro propio juicio.

  • Aquel que más posee, más miedo tiene de perderlo.

  • La pintura es poesía muda; la poesía pintura ciega.

  • La naturaleza benigna provee de manera que en cualquier parte halles algo que aprender.

  • Si una persona es perseverante, aunque sea dura de entendimiento, se hará inteligente; y aunque sea débil se transformará en fuerte.

  • El que no valora la vida no se la merece.

  • Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte.

  • Reprende al amigo en secreto y alábalo en público.

  • Quien de verdad sabe de qué habla, no encuentra razones para levantar la voz.

  • Los que se enamoran de la práctica sin la teoría son como los pilotos sin timón ni brújula, que nunca podrán saber a dónde van.

  • He ofendido a Dios y a la humanidad porque mi trabajo no tuvo la calidad que debía haber tenido.

  • Verdaderamente, el hombre es el rey de los animales, pues su brutalidad supera a la de éstos.

  • Así como el hierro se oxida por falta de uso, también la inactividad destruye el intelecto.

  • Mientras pensaba que estaba aprendiendo a vivir, he aprendido cómo morir.

  • La necesidad es maestra y tutora de la naturaleza. Es su tema y la fuente de sus invenciones, su freno y su regla perpetua.

  • Mal haces si alabas, y peor si reprendes una cosa que no entiendes bien.

  • La justicia requiere poder, inteligencia y voluntad, y se asemeja al águila.

  • Las palabras que no satisfagan al oyente, le causan fastidio y disgusto; ello se manifiesta generalmente por copiosos bostezos. Cuando hables, pues, a hombres cuya benevolencia quieres captarte, si observas en ella tales muestras de aburrimiento, abrevia tu discurso o cambia de terna; si no lo haces, recogerás en vez de la benevolencia que deseas, odio y enemistad.

  • Y si quieres saber lo que a uno deleita, sin necesidad de que te lo diga, háblale de diversos asuntos, y cuando lo observes escuchando atento, sin bostezos ni fruncimiento de cejas, ni otros signos semejantes, puedes estar seguro de que la cosa de que hablas es la que le deleita.

  • Es imposible amar algo ni odiar algo, sin empezar por conocerlo.

  • El renombre del rico termina con su vida; se recuerda el tesoro, pero no al atesorador.

  • He aquí una cosa que rechazamos cuanto más la necesitamos: el consejo. De mala gana lo escucha quien más lo necesitaría, a saber: el ignorante.

  • ¡Oh, miseria humana, a cuántas cosas te sometes por el dinero!

  • No siempre es bueno lo que es bello… Ejemplo de este error dan los que hablan con elegancia, pero sin doctrina.

  • Pide consejo al que sabe corregirse a sí mismo.

  • El mal que no me perjudica es como el bien que no me aprovecha.

  • Si es posible, se debe hacer reír hasta a los muertos.

  • Todo lo que hay de bello en el hombre pasa y no dura.

  • La verdad es de tal excelencia que, cuando elogia pequeñas cosas, las ennoblece.

  • Si encontráis a un hombre virtuoso y bueno, no lo apartéis de vosotros; honradlo para que no tenga que huir de vosotros y refugiarse en desiertos o cavernas u otros lugares solitarios, lejos de vuestras insidias; miradlos como a dioses terrestres, merecedores de estatuas y simulacros [imágenes].

  • El hombre posee gran razonamiento, pero en su mayor parte vano y falso; los animales lo tienen menor, pero útil y verídico, y más vale una pequeña certeza que un gran engaño.

  • Los ambiciosos que no se contentan con el beneficio de la vida y la belleza del mundo, tienen por castigo el no comprender la vida y el quedar insensibles a la utilidad y belleza del universo.

  • La rebeldía es hija de la experiencia.

  • La desigualdad es el origen de todos los movimientos locales.

  • Muchas personas, después de haber encontrado el bien, buscan todavía, y encuentran el mal.

  • No se puede poseer mayor gobierno, ni menor, que el de uno mismo.

  • Nuestras mayores tonterías pueden ser muy sabias.

MAYORES:

  • Con la edad he aprendido a escuchar en vez de acusar.  P. Bronson.

  • En realidad nunca crecemos. Sólo aprendemos a comportarnos en público. Bryan White.

  • La multitud no envejece ni adquiere sabiduría: siempre permanece en la infancia. Johann Wolfgang von Goethe.

  • Los jóvenes van por grupos, los adultos por parejas y los viejos van solos. Proverbio sueco.

  • Llorar es una virtud que desgraciadamente se pierde con la edad. Víctor-Wan Kenobi.

  • La madurez del hombre es haber recobrado la serenidad con la que jugábamos cuando éramos niños. F. Nietzsche.

  • Sólo una cosa es más dolorosa que aprender de la experiencia, y ella es no aprender de la experiencia. Lawrence Peter.

  • Cuando me dicen que soy demasiado viejo para hacer una cosa, procuro hacerlo enseguida. Pablo Picasso.

  • Una vejez tranquila es la recompensa de una juventud juiciosa. Palmer.

  • La gente achaca sus males a la generación anterior, porque sólo le queda otra opción. Anónimo.

  • La juventud no es más que un estado de ánimo.Frank Lloyd Wright.

  • El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad. Gabriel García Márquez.

  • A los veinte años, reina la voluntad; a los treinta, el ingenio, y a los cuarenta, el juicio. Benjamín Franklin.

  • Sólo un loco celebra que cumple años. George Bernard Shaw.

  • La juventud es una religión de la cual uno siempre acaba por apartarse. André Malraux.

  • Se dan buenos consejos cuando la edad impide dar malos ejemplos. Excelsior.

CAMBIO:

  • Cambia tú. Cambia radicalmente. Deja de hacer las cosas que has estado haciendo siempre. Empieza a hacer cosas que no hayas hecho nunca. Cambia radicalmente, vuélvete una persona nueva y te sorprenderás (…) nunca estés esperando que el otro cambie.

  • Llegar juntos es el principio; mantenerse juntos es el progreso; trabajar juntos es el éxito. Henry Ford

  • Gran alegría, sobre todo después de un repentino cambio de las circunstancias, tiende a ser en silencio, y habita en el corazón y no en la lengua. Henry Fielding.

  • El cambio es la metafísica de nuestra era. Warren Bennis.

  • Cuando uno se da cuenta de que algo no marcha, tiene que estar dispuesto a rebelarse y arreglar las cosas. En cambio, lo que vemos es una queja eterna, una crítica eterna de lo que no marcha bien, cuando lo cierto es que no todo anda mal, hay cosas que van mal y muchas otras que van bien; y el principal motivo de que algunas cosas no funcionen es la propia incapacidad de los hombres para adaptarse a la vida que ellos mismos han creado, esa es la verdad. Roberto Rossellini.

  • El carácter mercantil está dispuesto a dar, pero sólo a cambio de recibir; para él, dar sin recibir significa una estafa. Erich Fromm.

  • El arte de los avances es el de preservar el orden en medio del cambio. Alfred North Whitehead.

  • Nosotros mismos debemos ser el cambio que deseamos ver en el mundo. Gandhi.

  • Aprenda cada cual a marchar por el camino que más le convenga. Propercio.

  • ¿Por que se ha de temer a los cambios? Toda la vida es un cambio. G. Wells.

  • Las cosas no cambian cambiamos nosotros. Henry David Thoreau.

  • No hay placer tan agradable como el renovarse. Publio Siro.

  • El cambio es la única cosa inmutable. Arthur Schopenhauer.

  • Cualquier movimiento, cualquiera que sea su causa, es creador. Edgar Allan Poe.

  • Un cambio prepara otro. Maquiavelo.

  • El futuro dejado a sí mismo, solamente repite el pasado. El cambio sólo puede ocurrir ahora. Nisargadatta.

  • Hemos aprendido a utilizar el pensamiento para trascender el cuerpo, pero todavía no sabemos servirnos de la conciencia para trascender el pensamiento. Ken Wilber.

  • Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos. Victor Frank.

  • Quien pretenda una felicidad y sabiduría constantes, deberá acomodarse a frecuentes cambios. Confucio.

  • ¡A buscar aventura, que la halla el que se muda! Miguel de Cervantes.

  • Lo mismo que un río: el hombre es cambio y permanencia. Alexis Carrel.

Película Los insaciables:

  • -¿Porqué no la ayudaste? Tú podías hacerlo.

  • -Estaba condenada desde un principio. Hay muchas personas de esa clase. Están más allá de cualquier ayuda.

  • Estimula el cerebro, destroza el estómago y ayuda a trabajar (refiriéndose al alcohol).

  • Ahora cabalgaré hacia el crepúsculo si encuentro gafas ahumadas para mi caballo.

  • Para entrar en el negocio de la vida es necesario buena presencia.

Película Cimarrón:

  • Si Dios me da larga vida, puedes creerme, a nadie más que a ti la dedicaré.

  • Marido -Ese pollo está duro. Mujer –Hasta la mantequilla encontrarás dura con esa dentadura postiza que te han colocado.

  • Si tuviera el corazón de oro lo hubiera vendido hace años por el doble de lo que vale.

  • La mujer perfecta se compone de tres partes: a) Una parte madre, b) Una parte compañera, c) Una parte amante.

  • ¿Podrías mostrar una pequeña sonrisa? Sé que no la merezco en este momento pero ¿podría ser una especie de avance de la sonrisa que decidas darme la semana que viene?

  • Cuando pienso en todas las cosas que tú me has dado y lo poco que yo te he dado ¿cómo dice un hombre a la mujer que quiere te pido perdón por haberte amado?

 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.