Jueves, 26 de Julio de 2018

El arte necesita o soledad, o miseria, o pasión. Es una flor de roca, que requiere el viento áspero y el terreno duro. Alejandro Dumas, hijo.

El lenguaje es el gran instrumento de la ambición humana. Adam Smisth.

Lo sucedido en el pasado se puede dividir en aquello que probablemente nunca ocurrió y aquello que no importa. William Ralph Inge.

Dios le castigó, poniéndole en manos de una mujer. Libro de Judit 16, Cap VII.

Aconseja al ignorante y te tomará por su enemigo. Anónimo.

Uno no puede amar a otro si no se ama a sí mismo. Ni amarse si no se conoce. Quevedo.

Si quieres ser respetado, empieza por ser respetable. M. Somerset Maugham.

El verdadero medio de ganar mucho es no querer nunca ganar demasiado y saber perder convenientemente. Felipe II.

Despertar es el silencio y la observación de lo que es sin elección. J. Krishnamurti.

Nunca se tiene la libertad de amar o de dejar de amar. La Rochefoucauld.

Cuando hay demasiada libertad nunca hay bastante. Oscar Wilde.

La Historia es el progreso de la conciencia de libertad. Hegel.

El niño se ríe de la tragedia, el viejo llora en la comedia. Unamuno.

El conocimiento mata la acción, es preciso para ésta el espejismo de la ilusión. F. Nietzsche.

Sufrimos demasiado por lo poco que nos falta y gozamos poco por lo mucho que tenemos. W. Shakespeare.

El hombre muere tantas veces como pierde a cada uno de los suyos. Publio Siro.

La felicidad no es un ideal de la razón, sino de la imaginación. Immanuel Kant.

CAMINO:

Estoy muy cansada. A este paso se tarda mucho en llegar a ninguna parte. Película Las modelos.

No encontrarás los confines del alma ni aún recorriendo todos los caminos; tal es su profundidad. Heráclito.

No hay camino que no se acabe si no se le opone la pereza. Miguel de Cervantes Saavedra.

Si al principio no tienes éxito, redefine el éxito. Robert Herich.

Imperfecto como soy, comencé con hombres y mujeres imperfectos, por un océano sin rutas. Mahatma Gandhi.

El horizonte está en los ojos y no en la realidad. Angel Ganivet.

En el camino no te apresures a avanzar. Quilón de Lacedemonia.

Cuando se huye es cuando más riesgo hay de tropezar. Casey Robinson.

Bienaventurado aquel, que por sendas escondidas, en los campos se entretiene, y en los montes se retira. Guillen de Castro.

El camino de la juventud lleva toda una vida. Pablo Picasso.

Quien pretende llegar a un sitio determinado, emprenda un sólo camino y déjese de tantear muchos a un tiempo, pues esto último no es caminar, sino andar vagabundo. Lucio Anneo Séneca.

En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido acerca de la vida: Sigue adelante. Robert Frost.

Hay peregrinos de la eternidad, cuya nave va errante de acá para allá, y que nunca echarán el ancla. Lord Byron.

El individualismo no es tanto un fin como un camino, no el mejor, sino el único. Ch. Friedrich Hebbel.

A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo. Jean de La Fontaine.

Muchas veces abandonar es más difícil que empezar.  Película Mi nombre es ninguno.

La vida de cada hombre es un camino hacia sí mismo, el ensayo de un camino, el boceto de un sendero. Hermann Hesse.

La esperanza no es ni realidad ni quimera. Es como los caminos de la Tierra: sobre la Tierra no había caminos; han sido hechos por el gran número de transeúntes. Lu Xun.

Llegará un momento en que creas que todo ha terminado. Ese será el principio. Louis LAmour.

No hay cuesta, por peligrosa que sea, que no puedan subirla dos juntos. Henrik Johan Ibsen.

No hay orden o religión tan santa ni lugar tan secreto donde no haya tentaciones y adversidades. Tomás de Kempis.

CAMBIO:

Se puede confiar en las malas personas, no cambian jamás. William Faulkner.

Para destruir las malas prácticas, la ley es mucho menos útil que los esfuerzos individuales. Ángel Ganivet.

Nada perece en el Universo; cuanto acontece en él no pasa de meras transformaciones. Pitágoras.

Las cosas no cambian; cambiamos nosotros. Henry David Thoureau.

El cambio no sólo se produce tratando de obligarse a cambiar, sino tomando conciencia de lo que no funciona. Shakti Gawain.

El progreso consiste en el cambio. Miguel de Unamuno.

Zaratustra: El hombre debe ser superado… ¿que has hecho para sobreponerte al hombre?… qué es el simio para el hombre. Un motivo de vergüenza. Lo mismo que será el hombre para el superhombre. Película El día que Nietzsche lloró. 

Son las cosas que no conocéis las que cambiarán vuestra vida. Wolf Vostell.

Continuamos siendo imperfectos, peligrosos y terribles, y también maravillosos y fantásticos. Pero estamos aprendiendo a cambiar. Ray Bradbury.

Cabalgar, viajar y cambiar de lugar recrean el ánimo. Séneca.

La gente es infeliz porque se niega a cambiar, desean que todo siga igual. El cambio lo ven, instintivamente, como algo malo. Eduard Punset.

Tú eres el que tiene que hacer el esfuerzo. Los maestros sólo te señalan el camino. Buda.

Los tiempos cambian y es imprescindible responder a las nuevas exigencias, adaptarse, siempre con vocación de servicio y con la ilusión de quien se enfrenta a un nuevo reto lleno de oportunidad. Revista Instalaciones deportivas XXI.

Si todo cambio genera dudas, si toda mudanza encierra un poso de nostalgia pese a la ilusión que supone pensar en el nuevo destino, ésta [nostalgia] se multiplica cuando en el camino quedan las personas.  Revista Instalaciones deportivas XXI.

Es el cambio, no el amor, lo que hace avanzar el mundo.  El amor sólo lo mantiene habitado. Anónimo.

La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón? Proverbio chino.

No olvidemos que las pequeñas acciones de cada día hacen o deshacen el carácter. Oscar Wilde.

No creo en más revolución que en la interior, en la personal, en el culto a la verdad. Miguel de Unamuno.

No elimines, transforma. Gurdjieff.

El odio no cesa con el odio. El odio cesa con el amor. Buda.

Basta una chispa para producir fuego en toda la llanura. Mao Tse Tung.

No importa nacer en un gallinero, si luego se tiene la posibilidad de convertirse en cisne. C. Andersen.

 

Debo

cumplir mi obligación

de luz: ir y venir por las calles,

las casas y los hombres

destruyendo

la oscuridad. Hasta que todo sea día,

hasta que todo sea claridad

y alegría en la tierra.

Pablo Neruda.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.