Jueves, 20 de Septiembre de 2018

Ni amor, ni odiar encierra la mitad de toda sabiduría, no decir nada y no creer nada, he aquí la otra mitad. Arthur Schopenhauer.

Montar en cólera u odio en las palabras o los gestos es inútil, es peligroso, imprudente, ridículo, vulgar. No se debe testimoniar cólera u odio más que con actos. La segunda manera tendrá un éxito tanto más seguro cuanto mejor nos guardemos de la primera. Los animales de sangre fría son los únicos venenosos.  Arthur Schopenhauer.

Hablar sin acento: esta vieja regla de las gentes de mundo enseña que es necesario dejar a la inteligencia de los demás el cuidado de desentrañar lo que habéis dicho; su comprensión es lenta; y, antes que ella haya acabado, ya estaréis lejos. Por el contrario, hablar con acento, significa dirigirse al sentimiento; y entonces todo es al revés. Hay gentes a las que, con gesto comedido y tono amistoso, se puede decir barbaridades sin peligro inmediato. Arthur Schopenhauer.

Originariamente el cristianismo era la religión de personas que vivían oprimidas y en la miseria, que no eran nobles y por eso no pensaban noblemente acerca de sí. Era una religión de la escasa estima de sí. El cristianismo hundió a los hombres en el ‘barro profundo’, en el que ya se hallaban estancados. F. Nietzsche.

La división de sí mismo convierte al hombre en un ser moral y religioso a la vez… El hombre ama algo suyo, un pensamiento, una aspiración, un engendro, más que otra cosa suya, por el hecho de que, en consecuencia, divide su esencia y sacrifica una parte a la otra. F. Nietzsche.

En toda moral ascética el hombre adora una parte de sí mismo como Dios y, para ello, tiene necesidad de diabolizar la parte restante. F. Nietzsche.

En sus grandes instantes, el hombre religioso quiere lo mismo que el artista: la emoción colosal. Ambos son tan arrogantes que pretenden tocar lo ‘tremendo y monstruoso’, aunque con ello se sientan aniquilados. F. Nietzsche.

P. Y. Deshpande:

  • Dos impulsos básicos biológicos: conservación y procreación.

  • Dos tendencias básicas psicológicas: asombro y adoración. El asombro da origen a un espíritu de libre investigación que hace nacer las ciencias, las artes, la literatura y la filosofía que todas juntas tejen cierta pauta cultural.  El sentido de adoración se acompaña generalmente de un sentimiento de sumisión total a ese ‘algo misterioso’ que yace más allá de la comprensión humana.  Este ‘algo misterioso y que inspira reverencia’ se significa con la palabra ‘Dios’.

El hombre como complejo de condicionamientos evolutivos y socioculturales. Producto de cuatro factores básicos (P. Y. Deshpande):

  • Actividad nacida de las tensiones.

  • Frutos nacidos de la actividad.

  • Acumulaciones de la psique nacidas del fruto, que juntos le impiden al hombre una comprensión correcta de su identidad.

La felicidad es el estado de afirmación vital, el placer es la sensación de esa afirmación y la alegría el sentimiento de la afirmación. F. Savater.

Mi alegría es la melancolía y mi reposo son estas molestias. Miguel Ángel Buonarroti. 

TRABAJO:

  • Mediante el trabajo ha sido como la mujer ha podido franquear la distancia que la separaba del hombre. El trabajo es lo único que puede garantizarle una libertad concreta. Simone De Beauvoir.

  • Ningún día es demasiado largo para el que trabaja. Séneca.

  • No se duerme para dormir, sino para trabajar. Georg Ch. Lichtenberg.

  • Oficio que no da de comer a su dueño, no vale dos habas. Miguel de Cervantes.

  • Para trabajar basta estar convencido de una cosa: de que trabajar es menos aburrido que divertirse. Charles Baudelaire.

  • Proteger el trabajo es enjugar lágrimas, consolar dolores, arrancar víctimas al vicio, al crimen y a la muerte. Concepción Arenal.

  • Quien no quita gotera, hace casa entera. Anónimo.

  • Quien no trabaja no descansa. Thomas Carlyle.

  • Quien trabaja lo hace con la esperanza de ganar con ello un día la liberación de su vida, de poder en su hora dejar de trabajar y… comenzar de verdad a vivir. José Ortega Y Gasset.

  • Recesión es cuando tu vecino se queda sin empleo; depresión es cuando lo pierdes tú. Ronald Reagan.

  • Se exige demasiada capacidad para los empleos modestos, y demasiado poca para los importantes. Madame De Genlis.

  • Si a la gente le gustara de veras trabajar, aún estaríamos labrando la tierra con arados de madera y cargándonos los bultos a la espalda para llevarlos de un lado para otro. William Feather.

  • Si amas lo que haces, nunca será un trabajo. Confucio.

  • Si eres trabajador, no te morirás de hambre; el hambre puede llegar a la puerta del hombre laborioso pero no se atreve a entrar. Benjamin Franklin.

  • Si respetas la importancia de tu trabajo, éste te devolverá, probablemente, el favor. Joseph Turner.

  • Si todo el año fuera fiesta, el deporte sería tan tedioso como el trabajo. William Shakespeare.

  • Sin trabajo no hay descanso. Aquellos que sólo quieren descansar ¡cuánto trabajan para conseguirlo! Constancio Vigil.

  • Toda civilización no es más que una lucha desesperada por no tener que trabajar. Julio Camba.

  • Trabaja como si tuvieras que vivir siempre, y come como si tuvieras que morirte mañana. Proverbio Árabe.

  • Trabaja en algo, para que el Diablo te encuentre siempre ocupado. San Jerónimo.

  • Trabaja para mantener viva en tu pecho esa pequeña chispa de fuego celeste, la conciencia. George Washington.

  • Trabajar es un deber indispensable al hombre social. Rico o pobre, fuerte o débil, un ciudadano ocioso es un bribón. Jean-Jacques Rousseau.

  • Un día mi abuelo me dijo que hay dos tipos de personas: la que trabajan, y las que buscan el mérito. Me dijo que tratara de estar en el primer grupo: hay menos competencia ahí. Indira Gandhi.

  • Un hombre es digno para todo empleo la víspera del día en que es nombrado. Maurice De Talleyrand-Périgord.

  • Un hombre no es pobre por el hecho de no tener nada, sino cuando no trabaja. Montesquieu.

VERDAD:

  • ¿Qué impide decir la verdad con humor? Horacio.

  • A cada uno su verdad. Luigi Pirandello.

  • A la verdad se llega no sólo por la razón, sino también por el corazón. Blaise Pascal.

  • Antes que el amor, que el dinero, que la gloria, dadme la verdad. Henry D. Thoreau.

  • Antes que nada sé verídico para contigo mismo. Y así, tan cierto como la noche sigue al día, hallarás que no puedes mentir a nadie. William Shakespeare.

  • Como hay hombres consagrados de por vida a la defensa de una sola verdad, hay otros votados a un solo error. Santiago Ramón Y Cajal.

  • Con el tiempo, es mejor una verdad dolorosa que una mentira útil. Thomas Mann.

  • Cree a aquellos que buscan la verdad; duda de los que la han encontrado. André Gide.

  • Cuando estés en duda, di la verdad. Mark Twain.

  • Cuando la verdad se digna venir, su hermana libertad no estará lejos. Mark Akenside.

  • Cuando la verdad sea demasiado débil para defenderse, tendrá que pasar al ataque. Bertolt Brecht.

  • Cuando se discute no existe superior, ni inferior, ni títulos, ni edad, ni nombre: sólo cuenta la verdad; delante de ella todo el mundo es igual. Romain Rolland.

  • Dad una careta al hombre y os dirá la verdad. Oscar Wilde.

  • Decir la verdad es imposible; o es nefanda [abominable] o es inefable [indecible]. María Zambrano.

  • Destino acostumbrado de las nuevas verdades es aparecer como herejías y terminar como supersticiones. Thomas H. Huxley.

  • Di de vez en cuando la verdad para que te crean cuando mientes. Jules Renard.

  • El camino de la verdad es ancho y fácil de hallar. El único inconveniente estriba en que los hombres no lo buscan. Confucio.

  • El hombre prefiere que se digan cien mentiras acerca de él, a que se divulgue una sola verdad que desee tener oculta. Samuel Johnson.

  • El lenguaje de la verdad debe ser simple y sin artificios. Séneca.

  • El mayor amigo de la verdad es el tiempo; su más encarnizado enemigo, el prejuicio; y su constante compañera, la humildad. Charles C. Colton.

  • El que algo sea cierto no significa que sea convincente, ni en la vida ni en el arte. Truman Capote.

  • El que conoce la verdad no es igual al que la ama. Confucio.

  • El que persigue un sistema le tiene horror a la verdad. Ralph W. Emerson.

  • El que por la mañana ha conseguido conocer la verdad, ya puede morir por la tarde. Confucio.

  • El que pregunta con mala intención no merece conocer la verdad. San Ambrosio.

  • El río de la verdad va por cauces de mentiras. Rabindranath Tagore.

  • El tiempo es el padre de la verdad. François Rabelais.

  • Es casi imposible llevar la antorcha de la verdad a través de una multitud sin chamuscarle la barba a alguien. Georg C. Lichtenberg.

  • Es el hombre el que hace grande a la verdad, y no la verdad la que hace grande al hombre. Confucio.

  • Es extraño, pero es verdad, porque la verdad es siempre extraña, más extraña que una ficción. Lord Byron.

  • Es fácil hablar claro cuando no va a decirse toda la verdad. Rabindranath Tagore.

  • Es la verdad una doncella tan vergonzosa cuanto hermosa, y por esto anda siempre tapada. Baltasar Gracián.

  • Es tan difícil decir la verdad como ocultarla. Baltasar Gracián.

  • Estad siempre dispuestos a hablar con franqueza y evitaréis la compañía de los hombres ruines. William Blake.

  • Hay algunas situaciones en la vida en que la verdad y la sencillez forman la mejor pareja. Jean De La Bruyère.

  • Hay millones de facetas de la verdad, pero una sola verdad. Hermann Hesse.

  • Hay un arma más terrible que la calumnia: la verdad. Maurice De Talleyrand-Périgord.

  • La astucia puede tener vestidos, pero a la verdad le gusta ir desnuda. Thomas Fuller.

  • La característica de la verdad es que no necesita otra prueba que la verdad. Jeremy Bentham.

  • La condescendencia crea amigos, y la verdad, odios. Terencio.

  • La exactitud no es la verdad. Henri Matisse.

  • La falsedad está tan cercana a la verdad, que el hombre prudente no debe situarse en un terreno resbaladizo. Cicerón.

  • La franqueza tiene sus límites, allende los cuales pasa a ser necedad. Jaime Balmes.

  • La mayor parte de los hombres, falseando la verdad, quieren aparentar ser mejores. Esquilo.

  • La mentira gana bazas, pero la verdad gana el juego. Sócrates.

  • La mentira se desvanece; la verdad triunfa al fin y permanece. Helmuth Von Moltke.

  • La naturaleza ha puesto en nuestras mentes un insaciable deseo de ver la verdad. Cicerón.

  • La razón se compone de verdades que hay que decir y de verdades que hay que callar. Rivarol.

  • La sinceridad cuesta mucho. Creemos muchas veces que somos sinceros y no lo somos. Azorín.

  • La verdad de ninguna cosa tiene vergüenza sino de estar escondida. Félix Lope De Vega.

  • La verdad de un tiempo es error en otro. Montesquieu.

  • La verdad es a menudo un arma de agresión. Es posible morir, e incluso asesinar, con la verdad. Alfred Adler.

  • La verdad es a veces demasiado sencilla para encontrar crédito. Fanny Lewald.

  • La verdad es lo más valioso que tenemos; ahorrémosla. Mark Twain.

  • La verdad es mejor callarla que traicionarla. Jean Paul Richter.

  • La verdad es una antorcha que luce en medio de la niebla sin disiparla. Claude A. Helvetius.

  • La verdad es útil a quien la escucha, pero desventajosa a quien la dice, porque lo hace odioso. Blaise Pascal.

  • La verdad espera. Sólo la mentira tiene prisa. Alexandru Vlahuta.

  • La verdad levanta tormentas contra sí que desparraman su semilla a los cuatro vientos. Rabindranath Tagore.

  • La verdad no necesita el oropel [adorno] de la retórica. Thomas Middleton.

  • La verdad que daña es mejor que la mentira que alegra. Máxima Árabe.

  • La verdad rara vez es pura, y nunca simple. Oscar Wilde.

  • La verdad se asienta en un limitado ámbito; el error, empero, es inmenso. Vizconde Bolinebroke.

  • La verdad se difunde a paso de tortuga, el rumor se esparce con la velocidad de una liebre. Anónimo.

  • La verdad si no es entera, se convierte en aliada de lo falso. Javier Sádaba.

  • La verdad triunfa por sí misma; la mentira necesita siempre complicidad. Epicteto.

  • La verdad, tarde o temprano, te pone a salvo. Juan De Torres.

  • La voz de la verdad que resuena en los corazones corrompidos se parece a los sones que retumban en los sepulcros sin despertar a los muertos. Georges J. Danton.

  • Las verdades emergen más fácilmente del error que de la confusión. Francis Bacon.

  • Las verdades irracionalmente sostenidas pueden ser más perjudiciales que los errores ignorados. Thomas H. Huxley.

  • Las verdades más excelsas y puras se alcanzan no ya con la reflexión y la inteligencia, sino más bien con el sentimiento. Anatole France.

  • Las verdades más sencillas son aquellas a las que el hombre llega más tarde. Ludwig Feuerbach.

  • Las verdades que más nos importan vienen siempre a medio decir. Baltasar Gracián.

  • Las verdades, como las rosas, tienen espinas; recíbelas por la parte de la flor y no te pincharás. Salvador Jacinto Polo De Medina.

  • Lo falso, por mucho que crezca en poderío, nunca puede elevarse a la verdad. Rabindranath Tagore.

  • Lo que gobierna a los hombres es el miedo a la verdad. Henri Frédéric Amiel.

  • Lo verdadero es demasiado sencillo, pero siempre se llega a ello por lo más complicado. George Sand.

  • Lo verdadero puede no ser a veces inverosímil. Nicolas Boileau.

  • Los que no se retractan nunca se aman más a sí mismos que a la verdad. Joseph Joubert.

  • Mejor es ser engañado hasta el fin, que perder la bendita esperanza de la verdad. Fanny Kemble.

  • Mentid para encontrar la verdad. Francis Bacon.

  • Mi forma de bromear es decir la verdad. Es la broma más divertida del mundo. George Bernard Shaw.

  • Nada parece tan verdadero que no pueda parecer falso. Michel E. De Montaigne.

  • Ni la contradicción es indicio de falsedad, ni la falta de contradicción es indicio de verdad. Blaise Pascal.

  • No basta decir solamente la verdad, más conviene mostrar la causa de la falsedad. Aristóteles.

  • No hay cosa más hermosa que la verdad y sólo ella es amable. Nicolas Boileau.

  • No hay verdad que no haya sido perseguida al nacer. Voltaire.

  • No lo hagas, si no conviene; no lo digas, si no es verdad. Marco Aurelio.

  • Para decir la verdad, poca elocuencia basta. Sócrates.

  • Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones. Séneca.

  • Quien quiera enseñarnos una verdad que no nos la diga: que nos sitúe de tal modo que la podamos descubrir nosotros mismos. José Ortega Y Gasset.

  • Quien siempre dice la verdad, puede permitirse tener mala memoria. Theodor Heuss.

  • Respetad la opinión ajena, y creed que en este mundo nadie posee el tesoro de la verdad. Joseph E. Renan.

  • Si no dices la verdad por buen corazón, dila al menos por cordura. Emanuel Geibel.

  • Si tuviese mi mano cerrada llena de verdades, me guardaría muy bien de abrirla. Bernard B. De Fontenelle.

  • Si uno dice la verdad, tarde o temprano será descubierto. Oscar Wilde.

  • Siempre dicen la verdad los que están de acuerdo con lo que nosotros creemos. Georges Clemenceau.

  • Sólo hay una verdad absoluta: que la verdad es relativa. André Maurois.

  • Sólo la verdad es ofensiva. Napoleón.

  • Soy amigo de la verdad hasta el martirio; no soy apóstol hasta la intolerancia. Pitágoras.

  • Tu verdad aumentará en la medida que sepas escuchar la verdad de los otros. Martin Luther King.

  • Un vaso medio vacío de vino es también uno medio lleno, pero una mentira a medias de ningún modo es una media verdad. Jean Cocteau.

  • Una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad. Arthur Conan Doyle.

  • Verdad, bien y belleza son lo mismo. Isidro Gomá.

TIEMPO:

  • No perdáis el tiempo ni en llorar el pasado ni en llorar el porvenir. Vivid vuestras horas, vuestros minutos. Las alegrías son como las flores que la lluvia mancha y el viento deshoja. Remy De Gourmont.

  • No perdamos nada del pasado. Sólo con el pasado se forma el porvenir. Anatole France.

  • No podemos luchar contra el futuro. El tiempo constituye nuestro límite. William E. Gladstone.

  • No podemos matar el tiempo sin herir la eternidad. Henry D. Thoreau.

  • No recordamos los días: recordamos los instantes. Cesare Pavese.

  • No saber lo que ha ocurrido antes de nosotros es como seguir siendo niños. Cicerón.

  • No se puede, a la vez, ser y haber sido. Chamfort.

  • Nosotros matamos al tiempo, pero él nos entierra. Joaquim M. Machado De Assis.

  • Nuestras horas son minutos, cuando esperamos saber, y siglos cuando sabemos, lo que se puede aprender. Antonio Machado.

  • Nunca debe cometerse la imprudencia de demandar al presente lo que el porvenir nos aportará con menos esfuerzo. Maurice De Talleyrand-Périgord.

  • Nunca debe el hombre lamentarse de los tiempos en que vive, pues esto no le servirá de nada. En cambio, en su poder está siempre mejorarlos. Thomas Carlyle.

  • Nunca he comprendido que los hombres ni los pueblos quieran volver a vivir una sola hora de su vida pasada. Bien pasado está todo lo pasado. Jacinto Benavente.

  • Olvidemos el pasado: aquellos no éramos nosotros. Eugene O’Neill.

  • Oscuro es el abismo del tiempo, pero se nos ha dado luz suficiente para guiar nuestros pasos. Robert Southey.

  • Permitamos que el tiempo venga a buscarnos en vez de luchar contra él. Miguel Delibes.

  • Podéis pedírmelo todo, excepción hecha de mi tiempo. Napoleón.

  • Por mucho que disparemos contra el gallo, no por eso dejará de amanecer. Proverbio Oriental.

  • Pues no hay más remedio que matar el tiempo, y aun esto, si uno lo piensa, es el único empleo de la vida. Anatole France.

  • Puesto que nada hay más precioso que el tiempo, no hay mayor generosidad que perderlo sin contar. Marcel H. Jouhandeau.

  • Que el hastío de tu anochecer no reclame más que lo que pudo ganar el deseo de tu mañana. Rabindranath Tagore.

  • Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente controla el pasado. George Orwell.

  • Quien no madruga con el sol no disfruta de la jornada. Miguel De Cervantes.

  • Saber escoger el tiempo es ahorrar tiempo. Francis Bacon.

  • Sería bueno comprar libros, si se pudiera comprar a la vez el tiempo para leerlos; pero casi siempre se confunde la compra de los libros con la apropiación de su contenido. Arthur Schopenhauer.

  • Si buscas una buena solución y no la encuentras, consulta al tiempo, puesto que el tiempo es la máxima sabiduría. Tales.

  • Si el tiempo es lo más caro, la pérdida de tiempo es el mayor de los derroches. Benjamin Franklin.

  • Si nunca pensamos en el futuro, nunca lo tendremos. John Galsworthy.

  • Si quieres vivir alegremente, no te preocupes por el pasado. Johann W. Goethe.

  • Sin el espejo del futuro, la realidad sería torpe, mísera, insignificante. Giovanni Papini.

  • Sólo las figuras cargadas de pasado están ricas de porvenir. Alfonso Reyes.

  • Supone igual tontería llorar porque de aquí a cien años ya no viviremos, que llorar porque no vivíamos hace cien años. Michel E. De Montaigne.

  • Tan a destiempo llega el que va demasiado deprisa como el que se retrasa demasiado. William Shakespeare.

  • Tan corta como es la vida, aún la acortamos más por el insensato desperdicio del tiempo. Victor Hugo.

  • Tener tiempo es la posesión del bien más preciado por quien aspira a grandes cosas. Plutarco.

  • Tiempo: lo que los hombres siempre tratan de matar, pero que acaba por matarlos. Herbert Spencer.

  • Todas las cosas nos son ajenas: sólo el tiempo es nuestro. Séneca.

  • Todas las cosas pasan y tú también con ellas. Guárdate de pegarte a ellas porque no seas preso y perezcas. Tomás De Kempis.

  • Todas las tragedias que se puedan imaginar confluyen en una sola y única tragedia: el paso del tiempo. Simone Weil.

  • Todo lo mortal el tiempo corta. Francesco Petrarca.

  • Todo secreto para alargar la vida consiste en no acortarla. Ernest Von Feuchstersleben.

  • Todos nos consolamos pensando que este presente no es más que un prefacio de la bella novela del porvenir. Giovanni Papini.

  • Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más. Charlie Chaplin.

  • Un día empuja al otro y las lunas nuevas corren hacia la muerte. Horacio.

  • Un hoy vale por dos mañanas. Benjamin Franklin.

  • Un minuto que pasa es irrecuperable. Conociendo esto, ¿cómo podemos malgastar tantas horas? La verdad nunca daña una causa que es justa. Mahatma Gandhi.

  • Un momento puede hacernos desgraciados para siempre. John Gay.

  • Una hora ganada al amanecer es un tesoro por la tarde. San Juan Bosco.

  • Utilicemos el tiempo como herramienta, no como vehículo. John F. Kennedy.

  • Vivimos en una época en la que no nos podemos dar el lujo de hacer una sola cosa a la vez. Arturo León López.

  • Volver la vista atrás es una cosa y marchar atrás, otra. Charles C. Colton.

  • Vosotros tenéis los relojes, nosotros tenemos el tiempo. Proverbio haitiano.

  • Yo he pensado que cuando era chico, un día duraba una semana y ahora una semana dura un día. A medida que uno envejece pasa con más rapidez el tiempo. Jorge Luis Borges.

  • Yo no sé quién fue mi abuelo; me importa mucho más saber qué será su nieto. Abraham Lincoln.

  • Yo nunca pienso en el futuro; llega demasiado aprisa. Albert Einstein.

  • Yo sé que las nubes duran sólo un momento y que el Sol es para todos los días. Rabindranath Tagore.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.