Jueves, 17 de Mayo de 2018

Todo lo que exalta la vida aumenta, al mismo tiempo, su absurdidad. Albert Camus.

Un gran vicio mantiene alejados a muchos otros. Bret Francis Harte.

Los hombres odian en otros incluso sus propios vicios. Giovanni Della Casa.

El ego es ese feo duendecillo que vive bajo el puente que va de la mente al corazón.  Dennis Miller.

El recato es prueba de que la moralidad ejerce un atractivo sexual.  Wendy Shalit.

Todos vivimos a diario en ambientes virtuales definidos por nuestras ideas.  Michael Crichton.

El perfeccionismo acaba con la creatividad, de igual forma que la preocupación excesiva por uno mismo acaba con el bienestar.  John Updike.

En la pista de baile, como en la vida, uno es tan bueno como su pareja.  Robin Marantz Hening.

Lo que distingue a un verdadero profesional es que da más de lo que recibe.  Robert Kirby.

La humildad se alcanza cuando aceptamos que los obstáculos que tenemos enfrente no van a desaparecer.  Sarah Ferguson.

El logro es, ante todo, el producto de la constante elevación de nuestras aspiraciones y expectativas. Jack Nicklaus.

Muchas personas confunden la mala administración con el destino.  Kin Hubbard.

Las buenas maneras nos abren puertas que no puede abrir la mejor de las instrucciones.  Clarence Thomas.

En la mejor música, el silencio que hay entre las notas es tan importante como las mismas notas. Sting.

Si persigues un toro, asegúrate de tenerlo siempre delante.  K. Veldhuis.

Quiero compartir con ustedes el secreto que me ha llevado a alcanzar mis metas: mi fuerza reside únicamente en mi tenacidad.  Louis Pasteur.

La ira es un síntoma, una manera de disimular y expresar sentimientos tan terribles que no pueden experimentarse en forma directa: dolor, amargura, pena y, sobre todo, miedo.  Joan Rivers.

Cualesquiera que hayan sido nuestros logros, alguien nos ayudó siempre a alcanzarlos.  Althea Gibson.

Trato de ser sabia cuando no puedo estar alegre, de ser dócil cuando no puedo estar contenta, de conformarme con lo que no tiene remedio y de ser paciente cuando no hay posibilidad de resarcimiento.  Elisabeth Montagu.

Cuando el temor de hacer el ridículo se apodera de un individuo, está perdido para toda acción heroica.  Miguel de Unamuno.

La letra impresa es el último reducto de la inteligencia.  Rafael Borrás.

Los obstáculos no son más que un condimento del triunfo. Mark Twain.

Todo lo que se desea con fuerza, termina por llegar. K. J. Weber.

El intelecto busca; pero el corazón es quien halla. George Sand.

No hay mejor mérito que saber aprovechar todas las oportunidades. Píndaro.

Constituye un destino más noble ser envidiado que compadecido. Píndaro.

El amor es fecundísimo en miel y hiel. Plauto.

Mientras vamos en pos de lo incierto, perdemos lo seguro. Plauto.

El gran secreto del poder se encuentra en la voluntad. Giuseppe Mazzini.

El hombre no está hecho para la derrota… Un hombre puede ser destruido, pero no derrotado. Ernest Hemingway.

Realiza cada una de tus acciones como si fuera la última de tu vida. Marco Aurelio.

El verdadero modo de vengarse de un enemigo, es no asemejársele. Marco Aurelio.

No obres como si fueras a vivir mil años; obra como si el fin estuviera muy cerca. Marco Aurelio.

La vida es como un viaje por la mar: hay días de calma y días de borrasca; lo importante es ser un buen capitán de nuestro barco. J. Benavente.

El enemigo comienza a ser peligroso cuando comienza a tener razón. Jacinto Benavente.

Si te vieres rodeado de mucha gente ignorante, no te envanezcas por lo que sabes, más bien mira a los que te superan en conocimientos y verás que aún no eres lo que te imaginas ser; y estas por debajo de muchos. Mahoma.

La felicidad reúne, pero el dolor une. Paul Bourget.

Envejecer es pasar de la pasión a la compasión. Albert Camus.

No esperes al juicio final, tiene lugar todos los días. Albert Camus.

La verdadera generosidad, en relación con el futuro, consiste en dárselo todo al presente. Albert Camus.

Estamos dispuestos a creer aquello que anhelamos. Demóstenes.

Toda la tierra está al alcance del sabio, ya que la patria de un alma elevada es el universo. Demócrito.

Seamos sabios como el silencio, fuertes como el viento y útiles como la luz… Abdul Baha.

El simple deseo de progresar ya representa en sí mismo un gran progreso. Charles Rollin.

Cuando un hombre encuentra a su pareja, comienza la sociedad. Ralph W. Emerson.

Amigo es aquel cuya compañía no nos impide pensar en voz alta. Ralph W. Emerson.

Las opiniones son como los clavos: mientras más se golpea contra ellas, más penetran. Alejandro Dumas, padre.

Cuando alguien que de verdad necesita algo, lo encuentra, no es la casualidad quien lo procura, sino él mismo. Su propio deseo y su propia necesidad le conducen a ello. Hermann Hesse.

Los grandes son como el fuego, al que conviene no acercarse mucho ni alejarse de él. Diógenes.

La esclavitud es hija de las tinieblas, un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción. William Shakespeare.

Prudente padre es el que conoce a su hijo. William Shakespeare.

Aunque seas tan casto como el hielo y tan puro como la nieve no escaparás de la calumnia. William Shakespeare.

Veo al final de mi rudo camino que yo fui el arquitecto de mi propio destino; que si extraje las hieles o la miel de las cosas, fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas: cuando planté rosales, coseché siempre rosas. Amado Nervo.

El ojo sano debe ver todo lo visible y no debe decir: ‘quiero lo verde’, porque eso es propio de un ojo hinchado [enfermo]. El oído y el olfato sanos deben estar dispuestos para todo lo que puede oírse y olerse. El estómago sano debe tener la misma disposición para todos los alimentos como el molino para todo lo que está constituido para molerse. Así pues, también, la reflexión sana debe estar dispuesta para todos los sucesos. La que diga: ‘que se salven mis hijitos’ y ‘que todos alaben lo que hago’, es como el ojo que busca lo verde o los dientes que buscan lo mollar [tierno, blando]. Marco Aurelio.

 

De entre las hojas, unas las vierte por tierra el viento,

Otras las hace nacer el bosque floreciente y sobreviene la estación de la primavera;

Así es el linaje de los hombres, uno nace, otro deja de ser.

Homero.

 

JOHANN WOLFGANG VON GOETHE:

Toda palabra dicha despierta una idea contraria.

Todo aquel que aspire al poder, ya ha vendido su alma al diablo.

Todo comienzo tiene su encanto.

Todo el mundo puede conocer cuándo me equivoco, pero no cuándo miento.

Todo es soportable en esta vida, excepto la sucesión prolongada de días prósperos.

Todo lo que sucede es sólo una parábola [encontrar el sentido].

Todo nace y pasa según la ley; más sobre la vida del hombre, este precioso tesoro, impera una suerte inestable.

Todo nos falta cuando nos faltamos a nosotros mismos.

Todos los días deberíamos oír un poco de música, leer una buena poesía, contemplar un cuadro hermoso y si es posible, decir algunas palabras sensatas.

Todos vivimos del pasado y nos vamos a pique con él.

Tu tendencia constante es la de dar forma poética a la realidad; los otros pretenden dar realidad a lo que se supone poético, a lo imaginativo, y así no resulta más que materias inexpresivas.

Un gran sacrificio resulta fácil; los que resultan difíciles son los continuos pequeños sacrificios.

Un hombre de noble corazón irá muy lejos, guiado por la palabra gentil de una mujer.

Un hombre y una mujer verdaderamente enamorados es el único espectáculo de este mundo digno de ofrecer a los dioses.

Un loco enamorado sería capaz de hacer fuegos artificiales con el sol, la luna y las estrellas, para recuperar a su amada.

Un partido nunca tiene razón absoluta precisamente por ser un partido.

Un recuerdo de amor se parece al amor, es también una dicha.

Un talento se forma en la calma; un carácter, en el torrente del mundo [en la tempestad].

Una colección de anécdotas y máximas es el mayor tesoro para el hombre de mundo que acierte a intercalar las primeras en su lugar debido, y a recordar las segundas en el caso oportuno.

Una pasión verdadera transforma de pronto al adolescente en hombre.

Una vida ociosa es una muerte anticipada.

Uno tiene que ser algo para poder hacer algo.

Yo amo a aquel que desea lo imposible.

Si pinto a mi perro exactamente igual, evidentemente tendré dos perros pero no una obra de arte.

¡Artista!, ¡Plasma!, ¡No hables!

El Arte es el medio más seguro de aislarse del mundo así como de penetrar en él.

En el arte lo mejor es suficientemente bueno.

¡Sea un puro soplo de tu poema!

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.