Domingo, 24 de Marzo de 2019

El estado llama ley a su propia violencia y crimen a la del individuo. Max Stirner.

El gobernante de un pueblo no hallará medio más fácil para conquistar su simpatía que una vida austera y morigerada [prudente]. Cicerón.

El gobierno más difícil es el de uno mismo. Séneca.

El mejor gobierno es aquel que se hace superfluo. Karl W. Von Humboldt.

El prudente puede dirigir un estado, pero es el entusiasta el que lo regenera o lo arruina. George Bulwer-Lytton.

El que quiere gobernar debe oír y no oír, ver y no ver. Johannes S. Agricola.

Gobernar significa rectificar. Confucio.

Interesarse por los intereses de todos es propio de un gobierno ordinario; preverlos es digno de un gran gobierno. Napoleón.

Los gobiernos tienen muy poca influencia sobre la felicidad privada del hombre. Samuel Johnson.

Los hombres gobiernan el mundo, y las mujeres a sus hombres, ¿qué más quieren? Bogumill Goltz.

Los hombres intentan gobernar a los demás, pero evitan gobernarse a sí mismos. John Osborne.

Los que no saben gobernar, que obedezcan. William Shakespeare.

Nadie puede imaginar para quien gobierna cosa más decorosa que la clemencia. Séneca.

Para gobernar locos es menester gran seso y para regir necios, gran saber. Baltasar Gracián.

Quien disimular no puede, que no gobierne. Plutarco.

Todo no puede funcionar a la perfección en el mundo, pues a los hombres hay que gobernarlos con engaños. Georg Ch. Lichtenberg.

Un hombre de estado debe tener el corazón en la cabeza. Napoleón.

Sólo el equilibrio aniquila la fuerza. Simone Weil.

Los hombres más fastidiosos del mundo son los que tienen más energía que capacidades. Georg Ch. Lichtenberg.

Cada fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender. Charles Dickens.

Aquellos que ven en cada desilusión un estímulo para mayores conquistas, ésos poseen el recto punto de vista para con la vida. Johann W. Goethe.

Si hay alguna cosa más potente que la suerte, es el valor que inconmovible la soporta. Emanuel Geibel.

Sobre la gran balanza de la fortuna, raramente se detiene el fiel; debes subir o bajar; debes dominar y ganar o servir y perder, sufrir o triunfar; ser yunque o martillo. Johann W. Goethe.

Soporta lo que la suerte te depara; el que resiste acaba por ser premiado, porque la suerte sabe premiar con largueza, así como compensar con magnificencia el espíritu tranquilo. Johann G. Herder.

Un experto es una persona que ha cometido todos los errores que se pueden cometer en un determinado campo. Niels Bohr.

Sólo la propia y personal experiencia hace al hombre sabio. Sigmund Freud.

Las personas más indecisas, las que postergan más las decisiones y las actuaciones, son las que fantasean [ensoñaciones diurnas] en mayor medida.  J. S. Harriot,

Los hombres que soportan duras tareas y afrontan el peligro son los que alcanzan la gloria. Nada hay más hermoso que vivir con valor y dejar tras de sí fama imperecedera. Película Alejandro Magno.

Nunca has procedido sin antes medir el peso de tus acciones en la balanza de tu ambición.  Si algo das, no es por el gusto de dar. Película Alejandro Magno.

Los únicos acontecimientos importantes de una vida son las rupturas. Ellas son también lo último que se borra de nuestra memoria. E. M. Cioran.

El crepúsculo de la desaparición lo baña todo con la magia de la nostalgia. Milan Kundera.

Nada hay tan dulce como la patria y los padres propios, aunque uno tenga en tierra extraña y lejana la mansión más opulenta. Homero.

Deberíamos utilizar el pasado como trampolín y no como sofá. Harold McMillan.

Él [Renoir] decía que no le interesaban las películas perfectas, sino aquellas que sirven para tender puentes con el conocimiento humano. Montxo Armendáriz.

La esperanza es el sueño del hombre despierto. Aristóteles.

La experiencia es un billete de lotería comprado después del sorteo. Gabriela Mistral.

El adorno y la autocomplacencia adormecen el alma. José María Doria.

Siempre me ha parecido que a un ser humano sólo le puede salvar otro ser humano. Heinz G. Konsalik.

El buen humor es una de las mejores prendas de vestir con las que puede cubrirse nuestra sociedad. William Makepeace Thackeray.

Para abrir nuevos caminos, hay que inventar, experimentar, crecer, correr riesgos, romper las reglas, equivocarse… y divertirse. Mary Lou Cook.

Hay dos tipos de personas: las que hacen las cosas y las que hablan como los loros. Procura quedarte en el primer grupo: hay menos competición ahí. Indira Gandhi.

Así como la lluvia penetra en una casa mal techada, de la misma manera las pasiones dominan a aquel cuya mente es indolente [perezoso]. Proverbio budista.

En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche viene una aurora sonriente. Khalil Gibran.

El mayor descubrimiento de nuestra generación es que los seres humanos pueden alterar sus vidas alterando sus actitudes mentales. Como pienses, así serás. William James.

La libertad de los demás, lejos de ser un freno para la mía, la prolonga hasta el infinito. Mijail A. Bakunin.

La vida se encoge o expande en la misma proporción que la valentía de uno. Anais Nin.

Sin emoción es imposible convertir la oscuridad en luz y la apatía en movimiento. Carl Jung.

Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero le presente es tuyo. Proverbio árabe.

En cuanto sientas la aproximación de un pensamiento negativo, debes frenarlo de inmediato. Sé constructivo. Si no ves ningún aspecto positivo, búscalo. Kurt Tepperwein.

Estimular a la gente que tienes a tu alrededor para que lleven a cabo sus propósitos, te dará impulso para alcanzar los tuyos. Daniel y Patricia Day.

Nadie es tan perfecto como para no necesitar mejorar, ni tan imperfecto como para no poder conseguirlo. Antonio Bolinches.

Aun en el día más borrascoso, las horas pasan. W. Shakespeare

Corregir en exceso o en defecto no es falta de respeto sino de caridad. Se añade la falta de respeto si se corrige con malos modos. Anónimo.

Tolerancia: es definida por la fórmula dejad de combatir lo que no se puede cambiar. John Locke.

No estoy de acuerdo con lo que me dices, pero lucharé hasta el final para que puedas decirlo. Voltaire.

Película A golpes:

  • Sigue tu corazón y encontrarás el amor. Sigue a tu alma [cabeza] y encontrarás tu destino.

  • Eso que te destruye te da fuerza.

  • En la vida dos cosas: a) Esquivar golpes y b) Saber esperar.

Película Invicto:

  • Ser grande no es suficiente, hay que ser hábil.

  • No queremos que ese pavo te coja frío. Cuando uno se confía. comete errores.

Matthieu Ricard:

  • Vivimos bajo una cadena de pensamientos que selecciona y aísla un único aspecto de la realidad.

  • Somos interdependientes, así que si no cooperamos todos seremos perdedores.

 

Los labios de la sabiduría permanecerán cerrados

excepto para el oído capaz de comprender.

El kybalión.

CHALES CHAPLIN: 

  • No esperes a que te toque el turno de hablar: escucha de veras y serás diferente.

  • El tiempo es el mejor autor: siempre encuentra un final perfecto.

  • El verdadero significado de las cosas se encuentra al decir las mismas cosas con otras palabras.

  • La vida no es significado; la vida es deseo.

  • Sin haber conocido la miseria es imposible valorar el lujo.

  • No hay día más perdido que aquel en que no hemos reído.

  • El día en que el hombre se dé cuenta de sus profundas equivocaciones, se habrá acabado el progreso de la ciencia.

Consuelo Martín:

  • La comprensión nos unifica con la verdad viviente, es como una gracia.

  • Siempre podemos tener una actitud adecuada o inadecuada. La inadecuada empeora la situación, mientras que la adecuada la correcta, es un camino de aprendizaje.

  • El pensamiento no es la causa de la verdad. Es la intuición, la visión verdadera, la que me hace pensar correctamente.

  • Sucede muy a menudo, que después de haber visto una gran verdad directamente, en la práctica nos parece imposible de realizar. Hemos dado mucha realidad a aspectos y situaciones que han encaminado las energías, de una cierta manera repetitivamente hasta hacer de ello hábitos. La rigidez de los hábitos parece inamovible, pero la claridad de la luz que se ha encendido en el interior de nuestra conciencia avanza a su vez. Y esa luz disuelve, desintegra las creaciones rígidas de lo falso.

Película El árbol de la vida:

  • Los americanos medimos la grandeza con una medida: la medida del dinero. Siempre andamos a la caza del árbol de la vida cuyos frutos son de oro puro… existe otro árbol que no es de oro sino de aspiraciones cuya flor es el logro de ellas y su fruto el amor. Los caminos para llegar a él son deliciosos y sus senderos conducen a la paz. Hallad ese árbol y hallaréis la grandeza. En todas las tierras y en todos los idiomas los poetas han cantado a ese árbol…

  • ¿Qué le ocurre al que busca el árbol de la vida y no lo encuentra? (alumna). Que ve ante sí a un hombre que no lo supo encontrar y que al no continuar la empresa quedó convertido en la mísera e incolora criatura que uno tiene ante sus ojos (profesor).

  • John, toda mi vida he deseado tener alguien a quien querer y que me quisiera. Una voz amiga, que al llegar la noche, desvaneciera el espanto de mis pesadillas, alguien que me hubiera pertenecido por entero, como yo a él. Pero hay una barrera infranqueable.

  • La guerra es la peste. La guerra es la más monstruosa de las ilusiones del hombre. Cualquier idea por mucho que valga no vale para luchar por ella.

  • … tienes que hacerte cargo Sam, de que John es un poeta… por consiguiente le encanta el sur… es que además es un moralista y no le sacarás una respuesta espontánea, se reserva sus opiniones para otro día. Es también un soñador, un buscador del significado de la vida con letras mayúsculas.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.