Domingo, 2 de Septiembre de 2018

En las cosas grandes, los hombres se muestran como les conviene; en las pequeñas se muestran tal como son. Nicolás-Sebastien Roch Chamfort.

En media hora de juego podremos descubrir mejor a una persona que en un año de conversación. Platón.

Es un pobre hombre quien manifiesta gran anhelo de ser rico. Miguel Ángel.

Hay personas silenciosas que son mucho más interesantes que los mejores oradores. Benjamin Disraeli.

Hombre justo y honrado es aquel que mide sus derechos con la regla de sus deberes. Fray Enrique Domingo Lacordaire.

Independiente siempre, aislado nunca. Emilio Visconti.

La esencia del ser humano es buscar la perfección. George Orwell.

La gente buena, si se piensa un poco en ello, ha sido siempre gente alegre. Ernest Hemingway.

La grandeza de un hombre no se mide por el terreno que ocupan sus pies, sino por el horizonte que descubren sus ojos. José Martí.

La persona que no está en paz consigo misma, será una persona en guerra con el mundo entero. Anónimo.

La regla de oro de la conducta humana es la mutua tolerancia, puesto que nunca compartiremos todos las mismas ideas. Mohandas Karamchand Gandhi.

La verdadera nobleza se adquiere viviendo, y no naciendo. Guillaume Bouchet.

Las Personas que dejan marcas son las que tienen visión. Anónimo.

Lo que yace atrás de nosotros y lo que yace ante nosotros son cuestiones mínimas comparadas con lo que yace dentro de nosotros. Oliver Wendell Holmes.

Los hombres están prontos para alabar y prontos para criticar; por lo tanto, no prestes atención a lo que los demás digan de ti. Sri Ramakrishna .

Los hombres son lo que sus madres han hecho de ellos. Ralph Waldo Emerson.

FRANCISCO DE QUEVEDO Y VILLEGAS:

  • Todos deseamos llegar a viejos, y todos negamos que hemos llegado.

  • El amor es fe y no ciencia.

  • Lo mucho se vuelve poco con sólo desear otro poco más.

  • El exceso es el veneno de la razón.

  • Bien acierta quien sospecha que siempre yerra.

  • No es dichoso aquél a quien la fortuna no puede dar más, sino aquel a quien no puede quitar

  • Nunca mejora su estado quien muda solamente de lugar y no de vida y de costumbres.

  • Más fácil es escribir contra la soberbia que vencerla.

  • Una sola piedra puede desmoronar un edificio.

  • No se debe mostrar la verdad desnuda, sino en camisa.

  • Poderoso caballero es don dinero.

  • Donde hay poca justicia es un peligro tener razón.

  • Si quieres que te sigan las mujeres ponte delante.

  • Menos mal hacen los delincuentes que un mal juez.

  • Vive sólo para ti si pudieres, pues sólo para ti si mueres, mueres.

  • Siempre se ha de conservar el temor, más jamás se debe mostrar.

  • Si haces bien para que te lo agradezcan, mercader eres, no bienhechor, codicioso, no caritativo.

  • Muchos son los buenos si se da crédito a los testigos, pocos si se toma declaración a su conciencia.

  • No es sabio el que sabe dónde está el tesoro, sino el que trabaja y lo saca.

  • Hay libros cortos que, para entenderlos como se merecen, se necesita una vida muy larga.

ANDRÉ GIDE:

  • La edad también tiene ventajas muy saludables, se derrama mucho del alcohol que nos gustaría beber.

  • Hay que haber vivido un poco para comprender que todo lo que se persigue en ésta vida sólo se consigue arriesgando a veces lo que más se ama.

  • Muchas veces las palabras que tendríamos que haber dicho no se presentan ante nuestro espíritu hasta que ya es demasiado tarde.

  • Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado.

  • Una mujer no comienza a mostrar su edad hasta que empieza a ocultarla.

  • Todas las cosas ya fueron dichas, pero como nadie escucha es preciso comenzar de nuevo.

  • El secreto de mi felicidad está en no esforzarse por el placer, sino en encontrar el placer en el esfuerzo.

  • Ante ciertos libros uno se pregunta ¿quién los leerá? y ante ciertas personas uno se pregunta ¿qué leerán? y al fin, libros y personas, se encuentran.

HENRY FORD:

  • Cuando pensamos que el día de mañana nunca llegará, ya se ha convertido en el ayer.

  • La adulación de un amigo verdadero es una cosa monstruosa.

  • El mejor automovilista es aquel que conduce con imaginación … imagina que su familia va con él en el auto.

  • Si hay un secreto del buen éxito reside en la capacidad para apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista así como del propio.

  • El secreto de mi éxito está en pagar como si fuera pródigo y en vender como si estuviera en quiebra.

  • No encuentres la falta, encuentra el remedio.

  • El fracaso es, a veces, más fructífero que el éxito.

  • Los que renuncian son más numerosos que los que fracasan.

  • Tanto si piensas que puedes como si piensas que no puedes, estás en lo cierto.

  • La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos.

NAPOLEÓN:

  • Hay ladrones a los que no se castiga, pero que roban lo más preciado: el tiempo.

  • ¿Queréis contar a vuestros amigos? Caed en el infortunio.

  • El amor es una tontería hecha por dos.

  • La batalla más difícil la tengo todos los días conmigo

  • Lo imposible es el fantasma de los tímidos y el refugio de los cobardes.

  • Una cabeza sin memoria es como una fortaleza sin guarnición.

  • A la mayor parte de los que no quieren ser oprimidos no les disgustaría ser opresores.

  • La mejor forma de cumplir con la palabra empeñada es no darla jamás.

  • La razón se hace adulta y vieja, el corazón permanece siempre niño.

  • Hace falta más valor para sufrir que para morir.

  • La envidia es una declaración de inferioridad.

  • En la guerra como en el amor, para acabar es necesario verse cerca.

  • Las batallas contra las mujeres son las únicas que se ganan huyendo.

  • Interpretar la ley es corromperla. Los abogados la matan.

  • Hay tantas leyes que nadie está seguro de no ser colgado.

  • Bien analizada la libertad política es una fábula imaginada por los Gobiernos para adormecer a sus gobernados.

  • Se puede aplastar una nación religiosa, pero no dividirla.

  • Cuando no se teme a la muerte se la hace penetrar en las filas enemigas.

  • La muerte es un ensueño sin ensueños.

  • Si la obediencia es el resultado del instinto de las muchedumbres, el motín es el de su reflexión.

  • Tan tranquilas son las personas honradas y tan activas las pícaras que a menudo es necesario servirse de las segundas.

  • De lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso.

  • El método más seguro de permanecer pobre es, sin duda, ser una persona franca.

  • Para triunfar es necesario, más que nada, tener sentido común.

  • Los sabios son los que buscan la sabiduría, los necios piensan ya haberla encontrado.

  • La victoria pertenece al más perseverante.

MIGUEL DE UNAMUNO:

  • La verdadera ciencia enseña, por encima de todo, a dudar y a ser ignorante.

  • La filosofía responde a la necesidad de hacernos una concepción unitaria y total del mundo y de la vida.

  • Los satisfechos, los felices, no aman, se duermen en la costumbre.

  • La opinión de toda una multitud es siempre más creíble que la de una minoría.

  • El progreso consiste en renovarse.

  • Pedimos milagros, como si no fuese el milagro más evidente el que los pidamos.

  • Hay que sentir el pensamiento y pensar el sentimiento.

  • Todo acto de bondad es una demostración de poderío.

  • Quiero vivir y morir en el ejército de los humildes, uniendo mis oraciones a las suyas, con la santa libertad del obediente.

  • El modo de dar una vez en el clavo es dar cien veces en la herradura.

LEY:

  • La jurisprudencia es una rama especial de la ciencia del desatino trascendental. Félix S. Cohen.

  • Las leyes son el producto del egoísmo, del engaño y de los prejuicios de partido. En ellas no se encuentra ni puede encontrarse la verdadera justicia. Leon Tolstoi.

  • La ley condena y castiga solamente los actos que caen dentro de ciertos límites estrechos y definidos; por tanto, justifica en cierto modo todos los actos similares que caen fuera de dichos límites. León Tolstoi.

  • La ley es una mezcla hábil de costumbres que son beneficiosas a la sociedad y que serían observadas aun cuando no existiera ninguna ley, y de otras que resultan ventajosas para una minoría gobernante, pero nocivas para la masa, y que sólo pueden ser impuestas por el terror. Piotr Kropotkin.

  • Las leyes no se mejorarían nunca si no existieran numerosas personas cuyos sentimientos morales son mejores que las leyes existentes. Stuart Mill.

  • La ley no engendra la justicia. La ley no es otra cosa que la declaración y la aplicación de lo que ya se considera justo. P-J. Proudhon.

  • ¿Qué son las leyes sino la expresión de la opinión de alguna clase que ejerce el poder sobre el resto de la comunidad? ¿De qué otra manera se ha gobernado siempre el mundo sino por la opinión de una persona o de algunas personas? ¿De qué otro modo puede gobernarse? Thomas Macaulay.

  • Las leyes se heredan como las enfermedades. Goethe.

  • Las leyes deben ser claras, uniformes y precisas: la interpretación de las leyes casi siempre conduce a su alteración. Voltaire.

  • Las leyes demasiado suaves rara vez son obedecidas; las que son demasiado severas rara vez son ejecutadas. B. Franklin.

  • Las leyes son siempre útiles para las personas que tienen bienes y dañinas para los desposeídos. J. J. Rousseau.

  • Las leyes de un país deben tener en cuenta el carácter físico de éste, el clima, la cualidad de suelo, su situación, Su tamaño y el género de vida que llevan sus habitantes. Montesquieu.

  • No hay hombre tan exquisitamente recto y honrado que, a pesar de mantener sus actos y sus pensamientos dentro de los límites y el temor de las leyes, no hubiera podido ser ahorcado legalmente diez veces en su vida. Montaigne.

  • Sería mejor no tener ley alguna que tener tantas como tenemos. Montaigne.

  • Las leyes conservan su crédito, no porque sean esencialmente justas, sino porque son leyes. Este es el fundamento místico de su autoridad: no tienen ningún otro. Montaigne.

  • No hay nada más difícil de emprender, más dudoso de lograr y más peligroso de administrar que la elaboración de nuevas leyes, porque el que innova en esta materia tiene por enemigos a los que obtienen alguna ventaja de las antiguas leyes, y los que esperan beneficiarse de las nuevas no las defenderán sino con tibieza. Maquiavelo.

  • La ley es una regulación que está de acuerdo con la razón y es dictada por un superior lícito para el bien común. Santo Tomás de Aquino.

  • El tiempo es el mejor intérprete de toda ley dudosa. Dionisio de Halicarnaso.

  • El objeto de la leyes es impedir que los fuertes se salgan siempre con la suya. Ovidio.

  • El fundamento de la ley no es la opinión, sino la naturaleza. Cicerón.

  • Las acciones ordenadas por la ley sólo son justas accidentalmente. Aristóteles.

  • Las leyes buenas significan buen orden. Aristóteles.

  • Conviene que las leyes se elaboren de forma que queden lo menos posible a expensas de la decisión de los que juzgan. Aristóteles.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.