Domingo, 12 de Noviembre de 2017

El desprecio de las riquezas era en los filósofos un deseo oculto de vengar el propio mérito de las injusticias de la suerte, despreciando esos mismos bienes de las que le privaba; era un secreto para garantizarse del desaliento de la pobreza; era un camino indirecto para llegar a esa consideración que no podían obtener a través de las riquezas. François de La Rochefoucauld.

Se conoce un hombre por la forma en la que sonríe. Fiodor Mijailovich Dostoievski.

Cuanto más grande es el artista, mayor es la duda. La confianza absoluta se concede a los de menor talento como premio de consolación.  Robert Hughes.

No hay peor cosa que la imagen nítida de un concepto confuso.  Ansel Adams.

Nuestro trabajo más importante estará siempre en casa.  Harold Lee.

Conocerse a sí mismo implica ser capaz de observarse en acción con otro.  Bruce Lee.

El que quiera dirigir la orquesta tendrá que volver la espalda a la multitud.  Max Lucado.

A cada uno de nosotros se nos da una porción de tiempo para que lo usemos como queramos. Lo aprovechamos o lo desperdiciamos a nuestro gusto, pero no podemos recuperar un sólo día.  Roger Wilcox.

La valentía no es sólo una virtud, sino la forma que adoptan todas las virtudes en los momentos de prueba.  C. S. Lewis.

El éxito nunca es definitivo, pero el fracaso puede serlo.  Bill Parcells.

El inconveniente de mirar constantemente hacia el pasado es que, al volver la vista adelante, quizá nos demos cuenta de que el futuro nos ha dejado atrás.  Michael Cibenko.

Nada es tan frustrante como discutir con alguien que sabe de lo está hablando.   Sam Ewing.

Todos los hombres que han demostrado valer algo han sido los principales artífices de su educación.  Sir Walter Scott.

El ingenio consiste en reconocer la semejanza entre cosas diferentes y la diferencia entre cosas semejantes.  Madame de Staël.

En política es necesario curar los males, no vengarlos. Napoleón III.

La mayor virtud política es no perder el sentido de conjunto. Emmanuel Mounier.

Cuando se quiere placer en el mundo, es necesario dejarse enseñar muchas cosas que se saben de personas que las ignoran. Sébastien-Roch-Nicolas Chamfort.

Cuando los ricos se pelean entre ellos son los pobres los que mueren. Jean-Paul Sartre.

La pobreza es una compañera ardiente y temible; es la más antigua nobleza del mundo. Muy pocos son dignos de ella. André Suarès, Péguy.

Si no sabes llevar tu pecado no es culpa de tu pecado; si reniegas de tu pecado, tu pecado no es indigno de ti, sino tú de él. Marcel Jouhandeau.

Los jóvenes quieren ser fieles y no lo son; los viejos quieren ser infieles y no pueden; es todo cuanto puedo decir del amor.  Oscar Wilde.

 VIRTUD:

… En la inefable seducción de la virtud que sucumbe. Gustave Flaubert.

Dios ha puesto el trabajo como centinela de la virtud. Confucio.

El pecado es más fecundo que la virtud. La virtud es punto de llegada y no camino a recorrer, y llegar es parar. Teixeira de Pascoâes.

Las virtudes que se ostentan son vanas y falsas virtudes.  J. B. Bossuet.

Abate Prevost:

  • Soy de un talante dulce y apacible por naturaleza, me aplicaba al estudio por propia inclinación y me contaban por virtudes ciertos signos de aversión natural por el vicio.

  • Se reflexiona en torno a que tanto el secular como el místico tienen penas….que la virtud no está exenta de penas….

  • Cuantos desertores se encuentran de la severa virtud y qué pocos del amor.

SABIDURÍA:

Hay tantos libros aquí que aún quedan por estudiar, se quejó el muchacho.  ¿Cómo es posible abandonarlos sin haberlos leído antes? El Maestro sonrió: ¿y qué pasa cuando uno los ha leído todos?  Entonces se ha encontrado la sabiduría, opinó el discípulo.  No confundas la sabiduría con el conocimiento, el advirtió el Maestro.  Es posible encontrar el conocimiento en los libros, la sabiduría, sin embargo, sólo la encuentras en tu corazón.  El conocimiento sin sabiduría es como la lámpara que se tiene en la mano pero que uno no es capaz de encender. Por otra parte, la sabiduría sin conocimiento es una llama que se consume pronto pues carece de aceite necesario. Sólo cuando se tiene ambas cosas, sabiduría y conocimiento, es cuando la lámpara es capaz de iluminar incluso la noche más oscura.  Chao-Hsiu-Chen.

La experiencia es un sabio hecho a trompicones. Ramón María de Campoamor.

Una de las misiones del sabio, además de la investigación seria, es también la divulgación iluminada.  U. Eco.

Ser humano es amar a los hombres.  Ser sabio es conocerles. Confucio. 

Por la humildad se alcanza la sabiduría de los sencillos, que es saber vivir en paz consigo mismos y con el mundo. Miguel de Unamuno.

Aquel que se llama hombre espiritual es un santo que nadie puede conocer su santidad. Mencio.

La cualidad más maravillosa de la santidad es que no puede percibirse; se trata de una verdad en la que los hombres ordinarios no pueden penetrar. Ch´eng-tzû.

LEMAS Y CLAVES:

Sócrates: su lema: sólo sé que no sé nada. Su clave: aprender a escuchar.

Séneca y la frustración: su lema: más vale reírse de la vida que lamentarse de ella. Su clave: no enfadarse sin motivo.

Nietzsche: su lema: no se puede apreciar la verdadera alegría sin haber sufrido. Su clave: aprende a soportar lo que no puedas evitar.

JOHN BLOFELD:

  • Los taoístas, no podían imaginar que un hombre de auténtica sabiduría y santidad se comprometiera en los asuntos mundanos que corresponden a los políticos y a los funcionarios

  • Lao-tzé: pequeño y sutil es el misterio que alcanza el sabio, demasiado profundo para que lo reconozcan.

Aforismos seleccionados por Blanca Rosita Oldfield:

  • Sabe el sabio que es fácil imponer la ley por la fuerza. Y que es difícil propagarla con el ejemplo.

  • La meditación profunda, la plegaria espontánea, el reposo solitario, la alimentación sencilla y el movimiento mesurado, mantienen el espíritu, el alma y el cuerpo del sabio.

  • Aquel que reconoce su ignorancia, su impotencia y sus faltas, está empezando a caminar por el sendero de la sabiduría.

  • El sabio ilumina y vivifica todo lo que se le acerca.

  • El sabio muere a sí mismo y nace en el creador. Muy pocos conocen esto.

  • Sabe el sabio que uno puede entenderse con los demás sin hablar. Y que podemos perder a nuestro mejor amigo pronunciando una sola palabra.

  • Sabe el sabio que lo que es muy complicado -como muchas doctrinas o filosofías- esconde casi siempre la mentira. Lo que parece muy sencillo, encierra a menudo una verdad sublime.

  • Sólo aquel que ha recorrido la senda de la sabiduría puede indicar el camino, pero son pocos los que le escuchan y le creen.

  • La humildad y el amor son el adorno de la sabiduría.

  • Ninguna religión -esto lo sabe muy bien el sabio- tiene el monopolio del Creador, ya que él es Único y ellas son diversas. Sabe el sabio que la esencia de todas es la misma, cuando ellas enseñan el Amor y viven el Amor, pues de lo contrario no son sino cuentos.

EMOCIÓN: 

Un esquema [MENTAL] puede ser visto como un miniyo, una constelación de sentimientos, pensamientos, recuerdos y propensiones a actuar que definen nuestra realidad en ese momento… Tara Bennett-Goleman.

Aunque en el dominio de la emoción la mayoría de los esquemas son útiles, algunos pueden ser notoriamente contraproducentes e, incluso, destructivos.  En tales instancias, nos descubrimos a nosotros mismos repitiendo una y otra vez un patrón que quizá luego descubramos no conduce a ningún lado pero que en el momento nos parece que no podemos cambiar. Por alguna razón, no consideramos las alternativas.  Tara Bennett-Goleman.

Lo que llamamos nuestra intimidad no es sino nuestro imaginario mundo, el mundo de nuestras ideas. José Ortega y Gasset.

Sé emocional. Rodéate de cosas que te inspiren. Pregunta, habla, viaja, aprende… Andrea Katrin Christenson.

El corazón de un hombre es una rueda de molino que trabaja sin cesar; si nada echáis a moler corréis el riesgo de que se triture a sí misma. Martin Lutero.

El corazón es un niño: espera lo que desea. Proverbio turco.

Dos personas pueden compartir dinero, comida y lecho, y, sin embargo, ser mutuamente extrañas sino comparten sus sentimientos. Almudena Alameda.

Hay que escuchar a la cabeza, pero dejar hablar al corazón. Marguerite Yourcenar.

La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón? Proverbio chino.

Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos. Elizabeth Taylor.

El pensar divide, el sentir une. Ezra Pound.

Raro y celestial don, el que sepa sentir y razonar al mismo tiempo. Vittorio Alfieri.

No trates de despertar en los otros emociones hacia ti como piedad, simpatía, complicidad. Gurdjieff.

La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco. Platón.

El sentimiento llena las lagunas de la ignorancia. Vanessa Redgrave.

No digas de ningún sentimiento que es pequeño o indigno. No vivimos de otra cosa que de nuestros pobres, hermosos y magníficos sentimientos, y cada uno de ellos contra el que cometemos una injusticia es una estrella que apagamos. Herman Hesse.

Todo lo que necesitamos es un oído que escuche, un ojo que vea y, sobre todo, un corazón que sienta. Anónimo.

Lo que se sabe sentir, se sabe decir. Miguel de Cervantes. 

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.