Domingo, 1 de Abril de 2018

Desde que me cansé de buscar he aprehendido a hallar. F. Nietzsche.

Todos los días deben ser sagrados para mí, así me dijo un día mi pureza en la hora propicia; para mí todos los seres deben ser divinos. F. Nietzsche.

En el dolor hay tanta sabiduría como en el placer; ambas son las dos grandes fuerzas conservadoras de la especie. F. Nietzsche.

El genio se hace con un 1% de talento, y un 99% de trabajo. Albert Einstein.

El ser humano es tan solo una parte del todo, llamado “Universo”, una parte limitada en tiempo y espacio. Se percibe así mismo, en pensamiento y sentimiento, como algo separado del resto -un tipo de ilusión óptica del subconsciente-. Esta ilusión es una clase de prisión para nosotros, nos restringe a decisiones personales y por tanto afecta a los que nos rodean… Nuestra tarea debería de ser liberarnos de esta prisión, ampliando nuestro circulo de compasión para incluir a todas las criaturas vivientes y a toda la belleza de la naturaleza. Albert Einstein.

La mayoría de la gente se avergüenza de la ropa raída y de los muebles destartalados, pero más debería ruborizarse de las ideas nocivas y de las filosofías gastadas. Albert Einstein.

Dormía y soñé que la vida es placer
Desperté y vi que la vida es deber.
Trabajé y observé que el deber es placer.
F. Nietzsche.

 RIQUEZA: 

Cuando la salud falta, la sabiduría no puede revelarse, el arte no se manifiesta, la fuerza no puede luchar, la riqueza resulta inútil y no es posible aplicar la inteligencia. Herófilo.

No hay riquezas que sean preferibles a la salud del cuerpo. Anónimo.

La gran diferencia entre las personas no está en ser rico o ser pobre, ser bueno o ser malo. La mayor de todas las diferencias es más honda: haber sabido amar de verdad o no. Película Dulce pájaro de juventud.

Soy rey de mi voluntad, no me la ocupan negocios, y ser muy rico de ocios es suma felicidad. Félix Lope De Vega.

Querer saber solamente por saber, es curiosidad; querer saber por ser conocido, es vanidad; querer saber por adquirir honras y riquezas, es torpe ganancia; querer saber por mejor servir a Dios y edificar al prójimo, es virtud. Fray Diego de Estella.

La virtud es imposible con la riqueza excesiva y con la excesiva pobreza. El vicio nos atormenta aún en medio de nuestros placeres; la virtud, empero, nos conforta aún en medio de nuestras aflicciones. Cherles C. Colton.

Una colección de anécdotas y máximas es el mayor tesoro para el hombre del mundo que acierta a intercalar las primeras en su lugar debido, y a recordar las segundas en el caso oportuno. Johann W. Goethe.

La primera riqueza es la salud. Ralph Waldo Emerson.

Un tonto pobre siempre será un tonto. Un tonto rico será siempre un rico. Paul Lafitte.

Quien compra lo superfluo no tardará en verse obligado a vender lo necesario. Benjamin Franklin.

Hay dos caminos que conducen a la fortuna: la laboriosidad y la constancia. Louis Reybrand.

No robes: de esta manera no tendrás nunca suerte en los negocios. Haz trampas. Ambrose Bierce.

Acomodarse con la pobreza es ser rico. Se es pobre, no por tener poco, sino por desear mucho. L. A. Séneca.

Nada proporciona dignidad tan respetable ni independencia tan importante como el no gastar más de lo que ganamos. Calvin Coolidge.

Pasar de la pobreza a la opulencia no es más que cambiar de miseria. Johann G. Oxenstierna.

Los felices son ricos, pero no los ricos son felices. Friedrich Halm.

La riqueza superflua sólo puede comprar cosas superfluas. Henry D. Thoureau.

La mayor riqueza del hombre consiste en tener un ánimo suficientemente grande para no desear la riqueza. Johann W. Goethe.

Lo que te quita el sueño no es lo que tienes sino lo que echas de menos, te lo asegura un viejo. Película Duelo en el barro.

Película Duelo en el barro:

-Habrá medios de hacerse rico sin robar.

-Eso es lo que dicen los pobres del asilo.

El oro, a la par que es el metal más puro de los metales, es el mayor de los corruptores. Joseph Sanial-Dubay.

Quien vive con más desahogo no es el que tiene más, sino el que administra bien lo mucho o poco que tiene. Ángel Ganivet.

No hay dinero en la poesía, tampoco hay poesía en el dinero. Robert Graves.

Sin sobriedad nadie puede hacerse rico, y con ella muy pocos serán pobres. Samuel Johnson.

SALUD: 

  • Si muriesen quienes no obtienen lo que desean, ¿quién viviría entonces en la Tierra? Armand-Marie-Jacques de Chastenet, Marqués de Puységur.

  • El miedo es para el espíritu tan saludable como el baño para el cuerpo. M. Gorki.

  • No me siento viejo porque tenga tantos años tras de mí, sino por los pocos que tengo por delante. Ephrain Kishon.

  • El egoísmo no es vivir como uno desea vivir, es pedir a los demás que viven como uno quiere vivir. Oscar Wilde.

  • Quien vive más de una vida, ha de morir también más de una muerte. F. Nietzsche.

  • Cuando la virtud ha dormido se levanta más fresca. F. Nietzsche.

  • El deporte consiste en delegar en el cuerpo algunas de las virtudes más fuertes del espíritu: la energía, la audacia, la paciencia. J. Giraudoux.

  • Hablar mucho de sí mismo es también un medio de ocultarse. F. Nietzsche.

  • Diferentes en la vida, los hombres son semejantes en la muerte. Lao Tsé.

  • Los placeres sencillos son el último refugio de los seres complejos. Oscar Wilde.

  • Soy hombre, y nada humano me es indiferente. Terencio.

  • Goza de este día, los años pasan fugaces, vive intensamente. Quinto Horacio Flaco.

  • Quien se sienta en el fondo de un pozo para contemplar el cielo lo encontrará pequeño. Yu Han.

  • Los hombres que creen realmente en sí mismos están todos en manicomios. G. K. Chesterton.

  • El arte de hacer reír se basa en exponer al público, cara a cara, los propios defectos. E. Jardiel Poncela.

  • Toda palabra dicha despierta una idea contraria. Göthe.

  • Lo que a unos alimenta, es veneno para otros. Tito Lucrecio Caro.

  • Comer es una necesidad del estómago; beber del alma. Claude Tillier.

  • Los moribundos que hablan de su testamento pueden confiar en ser escuchados como si fueran oráculos. J. De la Bruyére.

  • Nada es más fácil que censurar a los muertos. Julio César.

  • Mientras están vivos, nuestros padres son la frontera entre nosotros y la muerte. Cuando mueren, pasamos al primer puesto de la fila. Jane Fonda.

  • La muerte es el remedio de todos los males; pero no debemos echar mano de éste hasta última hora. Molière.

  • Desde que los generales ya no mueren a caballo, los pintores no están obligados a morir en el caballete. Marcel Duchamp.

  • Con veinte años todos tienen el rostro que Dios les ha dado; con cuarenta el rostro que les ha dado la vida y con sesenta el que se merecen. Albert Schweitzer.

  • Muchas veces nace la enfermedad del mismo remedio. Baltasar Gracián.

  • Las virtudes que se ostentan son vanas y falsas virtudes. J. B. Bossuet.

  • La buena vida viene de la cabeza. L. A. Séneca.

  • Vive para ti sólo si pudieres, pues sólo para ti, si mueres, mueres. Francisco de Quevedo.

  • Hay personas que viven únicamente por un bonito epitafio. Henry de Montherland.

  • Suicidarse es subirse a un coche fúnebre en marcha. E. Jardiel Poncela.

  • La muerte es el puerto de todos los dolores. Juan Ruiz de Alarcón.

  • De lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso. Napoleón.

  • ¡Qué cerca sentimos a algunos, que están muertos; y qué muertos nos parecen otros que aún viven! Wolf Biermann.

  • El hombre es mortal por sus temores e inmortal por sus deseos. Pitágoras.

  • La investigación de las enfermedades ha avanzado tanto que cada vez es más difícil encontrar a alguien que esté completamente sano. A. Huxley.

  • La vida no es para vivir sino para vivir con salud. Marcial.

  • El hombre es lo que come. Ludwing A. Feuerbach.

 BIEN-MAL:

  • Con demasiada frecuencia las personas malas suelen ser destructivas porque están intentando destruir el mal. El problema es que ellos se equivocan en su ubicación del locus del mal. En lugar de destruir a los demás deberían ocuparse en destruir la enfermedad que albergan en su propio interior. M. Scott Peck.

  • Nuestra vida es un tejido entrelazado con el bien y el mal: nuestras virtudes serían admirables si no estuvieran contaminadas por nuestros defectos y nuestras flaquezas serían desesperantes sino se hallaran atemperadas por nuestras virtudes. W. Shakespeare.

  • No cabe la menor duda de que la noción filosófica de salud mental es una doctrina inapropiada porque la maldad que tan positivamente rechaza constituye un aspecto genuino de la realidad que puede abrirnos los ojos a los niveles más profundos de la existencia y, en este mismo sentido, esconder la clave principal que nos permita descubrir el sentido de la vida. William James.

  • La angustiosa realidad es que la vida cotidiana del ser humano se halla atrapada en un complejo inexorable de opuestos –día y noche, nacimiento y muerte, felicidad y desdicha, bien y mal.  Ni siquiera estamos seguros de que uno de ellos pueda subsistir sin el otro, de que el bien pueda superar al mal o la alegría derrotar al sufrimiento. La vida es un continuo campo de batalla. Siempre lo ha sido y siempre lo será. Si no fuera así nuestra existencia llegaría a su fin. C. G. Jung.

  • Debemos reconocer y aceptar que la maldad y la vileza están en cada uno de nosotros por el hecho de ser humanos y haber desarrollado un ego. Debemos reconocer la objetividad arquetípica del mal como el espantoso semblante de una fuerza sagrada que no sólo contiene el crecimiento y la maduración sino que también encierra destructividad y podredumbre. Sólo entonces podremos relacionarnos con nuestros semejantes considerándolos como víctimas en lugar de hacerlo como chivos expiatorios. Edward C. Whitmont.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.