12 de Enero de 2016

Número 12

 ¡Cómo te pareces al agua, alma del hombre! ¡Cómo te pareces al viento, destino del hombre! La mayor riqueza del hombre consiste en tener un ánimo suficientemente grande para no desear la riqueza. Johann W. Goethe.

Para ver entera una cosa es preciso que la persona tenga dos ojos, uno de amor y otro de odio. F. Nietzsche.

Sólo existen dos días en el año en los que no se puede hacer nada, uno se llama ayer y otro mañana. Dalai Lama.

Quién tarde aprende sabe inútilmente. Marcelino Palingenio Stellato.

Solo es útil el conocimiento que nos hace mejores. Sócrates.

Se necesitan años para tener éxito de la noche a la mañana. Anónimo.

La duda ve los obstáculos, la fe ve el camino. Anónimo.

Y al Final, el amor que recibes es igual al amor que has dado… Ultima letra de la última canción, del último álbum de Los Beatles.

Yo declaro que la justicia no es otra cosa que la conveniencia del más fuerte. Platón.

Sólo hay un Dios, y es el conocimiento, y una maldad, que es la ignorancia. Platón.

Debemos abarcar mucho por eso tenemos que ser breves. J. Krishnamurti.

No durarían mucho las disputas si el error estuviera de un solo lado. François De La Rochefoucauld.

La actitud inadecuada empeora la situación, mientras que la adecuada…, es un camino de aprendizaje. Consuelo Martín.

No basta con adquirir sabiduría, es preciso además saber usarla. Cicerón.

No hay yo sino… una corriente de percepción continua. Alan Watts.

La desgracia descubre al alma luces que la prosperidad no llega a percibir. Blaise Pascal.

Por lo común, nos persuaden mejor las razones que uno ha encontrado por sí mismo que las encontradas por los demás. Blaise Pascal.

Estamos hechos de la misma materia que los sueños y nuestra pequeña vida termina durmiendo. William Shakespeare.

He sido un hombre afortunado en la vida: nada me fue fácil. S. Freud.

Si el conocimiento es incompleto el pensamiento es incompleto puesto que el pensamiento nace del conocimiento. Sin memoria no hay pensamiento. J. Krishnamurti.

Hay que escuchar a la cabeza y dejar hablar al corazón. Marguerite Yourcenar.

 

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.